Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
pietro2Por Sandra De Marco
Ha sido escrito sobre el “final de los tiempos”: “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a los mitos” (Timoteo 4, 3). En pleno Apocalipsis miles de sectas y religiones también se disputarán con la espada el monopolio de la verdad, a tal punto que algunas se afanarán por convencer al hombre de que por fuera de ellas no habrá salvación.
Entonces Jesús dijo: “Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán grandes señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos” (Mateo 24,24). Y advirtiendo repetidamente a Sus discípulos dijo también: “Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos; pero el árbol malo da frutos malos.” (Mateo 7,15)

Después de todo no era tan difícil discernir entre el bien y el mal: la clave para discernir ofrecida por el buen Dios era por decir poco algo simple, casi elemental. Y mucho más fácil era reconocer a los lobos de las ovejas, si además de las pruebas aplastantes de los crímenes realizados y perpetrados eran seguidas por los desoladores efectos de su accionar. A pesar de ello, multitudes oceánicas se arrodillarán a los pies de los altares para escuchar la voz de hombres que, revestidos de hábitos preciosos y portadores de una enorme cruz en el cuello, violarán todas y cada una de las sagradas enseñanzas. Así, desde la imponente columnata de Plaza San Pedro, Babilonia la Grande recoge en un cerco a los fieles de ayer, de hoy y de mañana, quienes en su invocación y devoción se postran frente al nuevo becerro de oro. Procedentes de todas las naciones agitan orgullosos sus banderas, luciendo ese servil y milenario vasallaje a cambio de treinta pobres monedas: un abrazo de recíproco silencio por parte de una institución anacrónica y fósil que ha vendido el alma y la fe de los hombres a caro precio. Una macabra connivencia entre sagrado y profano, en la que la locura de esta humanidad parece encontrar una de sus máximas expresiones.

Hoy, entre viejos y nuevos escándalos vaticanos el Papa Benedicto XVI se atreve incluso a pronunciar un descarado “Dios de toda consolación, que nos consuela en todas nuestras tribulaciones” y confiando en la “certeza de que el Señor ayudará siempre a toda la Iglesia sosteniéndola en su camino” la “tristeza en su corazón” renovará la confianza y el aliento de los seguidores. Con calurosos aplausos y manifestaciones de cariño, la muchedumbre reunida se unirá así a la frase “camino cristiano que está marcado a menudo por dificultades, incomprensiones, sufrimientos” indicado por Su Santidad. Inmersos en sus oasis feliz de materialismo y bienestar, las mentes de los buenistas y bienpensantes católicos se dejarán mecer por una idolatría que no conoce arrepentimiento y no teme a la justicia. Espectadores pasivos, demasiado preocupados por  sus propios intereses y por nutrir afanes de dinero, éxito y poder, asistirán indiferentes a cualquier forma de iniquidad y abuso; sobre el fondo de una presunta fe que contempla el sacramento del perdón, donde toda blasfemia es lícita y todo pecado saneado. Poco importa perseverar en el error. Poco importa ser complacientes ante los “servidores” de Dios autores de atroces violencias, celebradores de rituales y ceremonias entre excesos de lujo y derroches indecibles... Poco importa si las enseñanzas de Cristo llegan a ser traicionadas o, en la mejor de las hipótesis ignoradas: la cultura del silencio y la censura, enterradas bajo una impenetrable capa de silencio, favorecerá la rebosante hipocresía; mientras el sacramento de la confesión beneficiará a todos y les ayudará a mantenerse inmaculados.
Sujetos a un calendario de funciones religiosas y reglas arbitrarias y caprichosas, se sentarán con gran compostura en los bancos de la iglesia para escuchar prosélitos y largos discursos sobre la ética y la moral. Recitarán infinitos rosarios y entonarán himnos al Señor para expiar las culpas y frente a sus propios hijos se exhibirán en vivaces tratados sobre valores y virtudes que jamás vivirán. Para luego volver a ser los mismos de siempre, o quizás peores: cómplices de una iglesia indecente, perversa, criminal. Por millones acudirán con sus banderas para proclamar santos y beatos a los promotores de persecuciones, asesinatos, y a pedofilos en hábito talar. Más de trecientos mil  festejarán con una euforia de aplausos y el ondear de pañuelos en la ceremonia de beatificación del fundador del Opus Dei, amigo y consejero del dictador fascista Franco, conocido por sus implicancias en el escándalo del IOR y el Banco Ambrosiano y por las turbias maniobras financieras con entes, logias, bancos y mafias: José María Escrivá de Balaguer.
Igualmente una horda invadirá la capital por Karol Wojtila, cuyo pontificado no estuvo manchado, sino bañado de sangre. Él también amigo de uno de los más feroces dictadores del Siglo XX: el católico general chileno Pinochet. Con la imposición del secreto pontificio contribuyó a la difusión epidémica de la pedofilia, empantanó casos como el de Marcial Maciel Degollado, del obispo polaco Juliusz Paetz y del irlandés John Magee, su secretario personal. Con una cínica frialdad ignoró la valiente denuncia del obispo Romero sobre los desaparecidos y las torturas infligidas al pueblo salvadoreño, a diferencia de la vaticana, opaca y formal, cómplice del régimen. Su propia iglesia le abandonó frente a sus verdugos, luego durante la celebración de la santa misa fue brutalmente asesinado por un sicario sobre el altar.
Por no hablar además de la valiente defensa de Monseñor Marcinkus, en un tenebroso enredo entre Vaticano, masonería, mafia y servicios secretos. A pesar de todo ello los souvenirs del Papa polaco seguirán llenando millones de stands improvisados, y su rostro habrá tapizado en tiempo récord las casas de esa gente que quiere que sea “Santificado inmediatamente”. Jesús dijo: “Deja que los muertos entierren a sus muertos” (Lucas 9,60) y así millones de euros serán asignados para el último adiós a los restos del beato, y seguirán siendo miles quienes visiten en silencio y auténtico clima de concentración su tumba en las sagradas grutas vaticanas; a la que le siguen las de Bonifacio VIII, Nicolás III, Inocencio IX cuya influencia y poder superaron ampliamente los límites de la supremacía espiritual de su mandato.

Jesús dijo: “Deja todo y sígueme”. Con desconcertante espontaneidad vagarán entre los monumentos, las obras de arte y los infinitos patrimonios de la iglesia; admirarán el lujo, el oro y las piedras preciosas y con donaciones y limosnas contribuirán al mantenimiento de una Iglesia Católica Apostólica Romana que posee la reserva áurea más rica del mundo. La divina providencia también ayudará a los poderosos y mafiosos que tendrán la oportunidad de dar su humilde aporte lavando dinero, a través del Instituto de las Obras de Religión, ingentes sumas de dinero procedente de tráficos ilícitos, especulaciones financieras y las más variadas actividades criminales.
Un río de amor transformado en un río de dinero, en cuyas aguas putrefactas se reflejan las almas de papas, prelados y purpurados y, nutriéndose recíprocamente, se convierten en una sola cosa con las de sus súbditos. Aguas que día a día arrastrarán hacia un mar de horror los cuerpos atormentados de millones de criaturas abandonadas a su trágico destino, en ese maravilloso planeta Tierra que ya se ha convertido en una fábrica de muerte. Víctimas de un mundo en el que no es justo lo que es justo, sino sólo lo que conviene… donde impera el hedonismo y el egoísmo más absoluto y donde el dios especulación ha convertido en lícitas todas las cosas.

Martin Luther King dijo: “Nuestra vida comienza a terminar el día que nos quedamos callados sobre las cosas que importan.”. Pero Jesús a los miles de millones de cristianos indolentes y viles, que con su infructuosa, endeble e inerme fe sigan callando frente a las injusticias y al perpetuo holocausto de almas, predijo destino mucho peor: “Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca” (Apocalipsis 3, 16) . “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7, 21).
La Justicia divina ya está en acto y el tiempo glorioso de Su Regreso está en las puertas. Sobre los asesinos de la vida, sobre los tibios y sobre los jefes del nuevo Sanedrín se abatirá la espada de fuego del Hijo de Dios. Hasta el Nuevo Reino, y hasta el triunfo de la verdadera iglesia de Cristo, de sus verdaderos ministros y de todos los hombres, ateos y creyentes, que con sus obras han encarnado la mayor de las enseñanzas: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Porque amar nunca fue una prerrogativa de un credo, de una religión, sino de todos los seres de Su infinita, inmensa y maravillosa Creación.

5 DE MAYO 2012

Hoy Giorgio empieza la reunión con la lectura de los mensajes “La Ira de Dios (parte IV) http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4287--la-ira-de-dios-parte-4.html y “Uno de vuestros reyes en la tierra” http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4268-uno-de-vuestros-reyes-de-la-tierra.html, subrayando una vez más ante la trágica situación planetaria actual es importante dentro de nuestra misión la unión física de todos los hermanos además de la espiritual.

LA UNIÓN FÍSICA
Nuestra unión espiritual nunca será fuerte como una roca, como dice Jesús, si no hay un contacto humano físico. Podemos decir hipócritamente que estamos unidos espiritualmente aunque no nos veamos, pero nosotros no somos como los grandes discípulos espirituales orientales, o incluso cristianos, a los que les basta pensar el uno en el otro con el corazón, para estar en sintonía y por lo tanto se deleitan solo con el pensamiento. Está claro que estamos contentos si pensamos los unos en los otros, pero estamos lejos de esta unión, porque vivimos en un momento de supervivencia donde la vida cotidiana nos agrede con sus problemas y nos lleva a alejarnos los unos de los otros.

LA INTEGRIDAD
Cómo dije la semana pasada y como he recordado también a los hermanos de Sudamérica, nosotros somos pescadores de almas. Y hoy añado que además de pescadores debemos ser íntegros, porque de lo contrario la frustración se apoderará de nosotros y en vez de pescar, nos quedaremos en casa a pensar en nuestros problemas y en nuestras situaciones materiales. Íntegros significa limpios dentro, no significa perfectos o santos como Padre Pio, porque nadie en la Tierra está sin pecado. Todos tenemos nuestros problemas, pecados, vicios, debilidades, y nuestras miserias interiores, pero no es esto lo que el padre Adonay nos pide para ahorrarnos el diluvio de fuego. Él nos pide la integridad, es decir la fé en Él, y la honestidad intelectual y humana. De lo contrario, no solo no podremos ir a pescar a nadie, sino que Su Santa ira recaerá sobre nosotros  como sucedió con los habitantes de Sodoma y Gomorra y los habitantes de la Tierra en los tiempos del diluvio universal y no tendremos escapatoria. No nos olvidemos de que ser íntegros implica sobretodo ser altruistas, porque Jesús salva a todos menos a los que no lo son. De hecho salvó al ladrón en la cruz aunque había asesinado, robado y quizás fuera hasta corrupto y connivente con la mafia, porque se demostró disponible a dar incluso la vida por defender la verdad y la justicia.

LA DISPONIBILIDAD COMPLETA PURIFICA NUESTROS PECADOS
Si no purificamos nuestros pecados con la disponibilidad, Cristo nos dejará marchitar en la Tierra o en el infierno, si existe el infierno. Nosotros, y me refiero a los hermanos espirituales presentes y a los que están escuchando, no tenemos pecados graves que tengamos que descontar con la muerte segunda y ésto lo se porque me lo dice el Cielo. Pero corremos un grave riesgo. No tenemos muchos pecados y entonces tenemos derecho eventualmente a entrar en el Nuevo Reino, pero podríamos caer arrastrados por el diluvio de fuego si no damos nuestra completa disponibilidad hacia el prójimo. Lo cual no es solo un pecado grave, sino gravísimo. De hecho en el Evangelio Jesús hace discípulos suyos a los delincuentes y a las prostitutas, porque ve en el corazón de dichas personas la disponibilidad en servir y dar la vida, y borra sus pecados. A Él no le importa si nunca hemos matado ni siquiera a una mosca. Jesús dijo: “Como en los tiempos de Noé, así será la venida del Hijo del hombre. Porque como en los días que precedieron al diluvio comían, bebían y se casaban ellos y ellas, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los barrió a todos, así sucederá cuando venga el Hijo del hombre”. (Mateo 24, 37-39). No dijo “!Como en los tiempos antes del diluvio universal la gente robaba, atracaba, mataba...! sino “la gente comía, bebía, se casaba”. Es seguro que Jesús regresará porque en este mundo hay podredumbre. Pero regresará también porque hay mucha gente normal que no mata, no comete delitos, pero que es egoista y sigue pensando solo en si misma, en trabajar, tener hijos... gente que no está predispuesta en ayudar a los demás. O sea que el peligro más grave que corremos y que nos impedirá entrar en el Nuevo Reino, es la falta de predisposición para prodigarnos con todo nuestro ser a los demás, a nuestra verdad, que es la Verdad por la cual estamos aquí presentes. Éste es el significado de la palabra ‘integridad’.

EL DILUVIO DE FUEGO
El Sol, es decir el Padre Adonay, lanzará una llamarada solar que será como dos veces la Tierra de grande. Las llamaradas solares son tormentas magnéticas de fuego, matemáticamente, físicamente y químicamente calibradas para evitar que los mares se evaporen y que, según la velocidad, puedan llegar a la Tierra en pocos días y quemar todo lo que existe en nuestro planeta. Con el diluvio de fuego todo aquello que vive en el planeta será destruido y la temperatura de la atmosfera oscilará, entre el dia y la noche, en varios centenares de grados por un periodo determinado. Todo ello hasta que la Tierra sea de nuevo apta a regenerarse y a ser fecundada de nuevo por el Padre. Debido a la contaminación física, psíquica y espiritual, hay seres, que no son de este mundo, encargados de transportar las semillas más bonitas de la Tierra a lugares seguros, para que un día puedan ser sembradas de nuevo. Pero al igual que el diluvio universal, el diluvio de fuego ocurrirá cuando nadie se lo espera, porque a pesar de que la Nasa tenga todos los medios necesarios para preveerlo y captar las tormentas excepcionales que lo precederán, mantendrá el silencio porque no podremos hacer nada para evitarlo. Considero absolutamente ridícula la idea de algunos hombres de construirse bunkers atómicos para salvar su vida porque las partículas solares atraviesan la materia y no tendrían escapatoria ni siquiera a una profundidad de cincuenta quilómetros. Los elegidos y todos los niños serán llevados en naves y los que creen en la vida espiritual no tendrán nada que temer: donde hay amor el Padre no desencadenará Su Santa ira. Todo esto sucederá porque el hombre ha desobedecido. La verdad es que el hombre tenía el cometido de coordinar todas las especies vivientes en la Tierra: minerales, vegetales, animales y también las aguas. En cambio hoy, el planeta más bonito de este sistema solar, y uno de los más bellos de nuestra galaxia está irremediablemente contaminado y necesita purificarse mediante las llamaradas o flares solares, que no son otra cosa que lavados gástricos del cosmos. Al Padre Adonay le interesa muchisimo Su proyecto: hacer que la Tierra sea el nuevo Eden de este sistema solar para hospedar la nueva supercivilización.
Y ahora hacedme preguntas.

P: Yo he encontrado seres que aman de manera extraordinaria y que consiguen pasar por encima de sus sufrimientos y a amar a quienes les causan dolor.
R: Todas las personas que aman están en las gracias de Dios, pero desgraciadamente son pocas. Ésta es la amarga y cruda realidad, por esto comprendo perfectamente el porque los maestros divinos hablan con tanta severidad. No lo hacen por los seres que aman y que están bajo sus alas, sino por una masa de almas de verdad desconcertante que no aman. Si se limitasen en no amar más, que ya es algo gravísimo, los Maestros divinos sentirían pena, pero no tendrían motivos para intervenir con la fuerza. Esperarían, y mientras los hombres se reencarnan, les darían señales enviando mensajes y mensajeros (Krishna, Yogananda, Buddha, Jesús, etc.) para cambiar su corazón. Pero si el hombres, cuando odia, hace daño disfrutando de ello y sintiendo un orgasmo, significa que hay una anomalía, que en el lenguage divino extraterrestre se define “malformación genética espiritual”. Todo se tolera en la creación, menos que los seres puedan hacer daño y disfrutar de ello: ésto desencadena la ira de Dios y requiere una operación quirúrgica, es decir una modificación en los seres que Él mismo ha creado. Dios no tiene sentimientos de odio, ni de gozo en hacer el mal, por lo tanto sus criaturas no pueden tener sentimientos que sean incompatibles con Su mente. El hecho de que el odio exista significa que existe en la mente de Dios, pero no se puede sentir la misma satisfacción que cuando creas la vida. Y visto que la raza humana padece de esta anomalía y tiene orgamos matando, torturando y violando, Dios intervendrá en la Tierra con autoridad y con fuerza y la exterminará. Yo puedo solo traer la palabra de Dios, y si Cristo me pide que anuncie Su retorno con las cadenas de fuego, yo lo hago. Pero todos los días pido que no se desencadene Su ira.Y todos los días pido para que el hombre pueda cambiar. Lo espero de verdad, si no fuera así no daría vida por ello. En este caso la situación en vez de cambiar está empeorando, y entonces el brazo violento de la justicia divina debe intervenir, de lo contrario también nosotros los “buenos”, sin que nos demos cuenta, seremos contaminados por este sistema. No nos escandalicemos ante el bombardeo de noticias aberrantes que nos dan los medios de comunicación, aun así la mayor parte de la gente, aunque oiga estas cosas, sigue comiendo y hablando de sus negocios con una actitud de completa indiferencia. Si una niña es violada y encuentran su pequeño cuerpecito martirizado en un bosque, deberíamos salir a la calle y no ir más a trabajar. Toda Italia se tendría que parar. Sin embargo no solo no sucede nada, sino que dedicamos decenas de transmisiones al evento y disfrutamos de ello semanas enteras consultando expertos, hablando de como y de donde se ha encontrado el cadáver. También el programa “Porta a porta” dedica capítulos enteros a un solo homicidio, no para descubrir la verdad sino porque la gente disfruta de ello. Ésto se llama diabolicidad.

P: ¿Nos puedes explicar como se vive la integridad en la cotidianidad?
R: Vivir la integridad en la cotidianidad para nosotros significa que debemos hacer bien nuestro trabajo y no dejarnos tentar por eventuales alicientes que pudieran venir del maligno. Para vosotros que tenéis la fortuna de trabajar juntos en la verdad, incluso profesionalmente, ser íntegros significa no dejarse condicionar por los problemas de todos los días y de la materia, y trabajar cada vez con más entusiasmo no obstante las dificultades. Aunque tengamos que trabajar para ganarnos con que vivir. Dios nos ha elegido para obrar juntos en la verdad y ninguna tentación puede justificar nuestra división ante un don tan grande.

P: ¿Cómo se puede considerar la homosexualidad, lo mismo masculina que femenina, desde el punto de vista espiritual?
R: La homosexualidad, desde el punto de vista teológico, es un error. Está escrito en la Biblia: “La mujer no se vestirá con ropa de hombre, ni el hombre se pondrá vestido de mujer; porque cualquiera que hace esto es una abominación al Señor tu Dios” (Deut. 22:5). Pero la Biblia no dice que condenemos, torturemos o persigamos a la persona que tiene este instinto. Hay que controlar dicho sentimiento y según la ley del perdón que Jesús Cristo nos ha enseñado, no hay que marginarlo y ni siguiera condenarlo. Porque Jesús Cristo nos ha enseñado que si nosostros obramos por el bien todos nuestros pecados son perdonados. La homosexualidad es un error, pero nosotros hacemos muchos errores en nuestra vida, incluso peores que este. Es decir que un homosexual que pone en práctica los valores de Cristo entrará en el reino de los cielos, mientras nosotros cristianos que no somos homosexuales iremos al infierno si no los ponemos en práctica. A este respecto considero que sea importante ser reservados. Respeto la idea de declarar públicamente la propia homosexualidad si se hace de forma educada y con discreción. Pero no tolero el exhibicionismo de los homosexuales y tampoco de los heterosexuales. No tolero la homofobía o del feminismo: estos exhibicionismos me irritan y los condeno.

P: La belleza de un planeta va a la par con la evolución del mismo?
R: Si, va a la par con la evolución, pero la belleza depende de un factor emocional. Este concepto os lo puedo explicar a nivel humano, porque a nivel astronómico no podríais comprender. Normalmente los planetas más bonitos son las almas gemelas de los padres creadores y el alma gemela de este sistema solar es la Tierra. En la astronomía y en los sistemas cósmicos, a diferencia del nuestro en el que está prohibida, existe la poligamía y el Padre Sol, siendo un patriarca, puede tener varias “mujeres”: los planetas son todos Sus esposas y solo Él los puede fecundar. Los sistemas solares son sistemas complejos donde hay uno o dos soles y varios planetas. Pero el Padre es uno solo. La Tierra es Su esposa y Su alma gemela. El espíritu cósmico de la Tierra forma parte de la séptima dimensión a la que pertenece el Padre Adonay. La Madre Santísima es la parte femenina del padre Adonay de la séptima dimensión (su alma gemela), y yo La adoro porque en Ella veo al Padre. Por lo tanto la Virgen es a la PAR de Cristo como espíritu, mientras María, la madre de Jesús, es inferior a Cristo porque es el instrumento que se predispone a ser compenetrada por la Madre Cósmica. Jesús efectivamente durante Su misión en la Tierra no reconoce a María como Su madre, sino como hermana, y en el Evangelio se dirige a Ella llamándola ‘mujer’: “Al tercer día se celebró una boda en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también Jesús con sus discípulos a la boda. Y como faltó el vino, la madre de Jesús le dijo: -No tienen vino-. Jesús le dijo: -¿Qué tiene que ver eso conmigo y contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora.” (Juan 2,1). En cambio en la cruz Jesús se dirige a María llamandola madre: “Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María esposa de Cleofas y María Magdalena. Cuando Jesús vio a su madre y al discípulo a quien amaba, de pie junto a ella, dijo a su madre: -Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: -He ahí tu madre” (Juan 19, 25), porque en ese momento Cristo ve que María está compenetrada por Su padre Adonay. Y es feliz porque Adonay a través de la Madre Le está consolando.

P: ¿Qué espíritu se comunica con nosotros en las apariciones de la Virgen?
R: En las apariciones nosotros vemos a Myriam, el instrumento de la Madre cósmica. Si es la Madre cósmica la que habla, Su lenguage es universal, y siendo Madre de todos habla a todos Sus hijos de la Tierra y a los hermanos del Cielo, indicando a Jesús como a “Su hijo”. Otras veces en cambio María habla en cualidad de Madre de la iglesia de Cristo. La Virgen, el instrumento que tiene su espíritu de la cuarta dimensión,  se predispone para ser instrumento de la figura andrógena femenina del padre Adonay del mismo modo en el que Cristo, que es de la sexta dimensión, se predispone  para personificar al Padre. En efecto cuando Cristo toma a latigazos o apunta el dedo, no es solo Cristo, sino también el padre Adonay que está gritando.

P: ¿Qué nos puedes decir del mundo artificial filmado en el sol?
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4230-un-gigantesco-mundo-artificial-filmado-en-el-sol.html
R: Ese tipo de nave tiene dos funciones: descargar  informaciones genéticas en el Sol o, como en este caso, tomar energía del Sol. Es un planeta cósmico artificial que los seres de luz han construido con plasma solar, capaz de viajar a una velocidad cien mil veces superior a la velocidad de la luz y de llegar a constelaciones y galaxias lejanas miles y miles de años luz. Si no fuese construida con energía solar, la velocidad, que es casi igual a la del pensamiento, provocaría desintegración en el espacio. La nave tomada en esa imagen es siete veces el planeta Tierra, pero su dimensión puede llegar a cientos, incluso miles de km y puede acoger hasta treinta mil millones de personas. Es una de las bases generales de la confederación interestelar, donde, además de los ejércitos, residen todos los comandantes, es decir los genios cósmicos.

P: En el Evangelio de Juan está escrito: “Éste es el testimonio de Juan, cuando los Judeos le enviaron sacerdotes y levitas desde Jerusalén para interrogarle: -¿Tù quien eres?- Él confesó y no negó. Confesó: -Yo no soy Cristo-. Entonces le preguntaron: -¿Quien eres entonces? ¿Eres tu Elías?-. -No lo soy-, dijo. -¿Eres tú el profeta?-. –No-, contestó. Entonces le dijeron : -¿Quien eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado. ¿Qué dices en cuanto a ti mismo?-. Contestó: -Yo soy la voz de uno que proclama en el desierto: enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías-. Los que habían sido enviados eran de los fariseos. Le preguntaron y le dijeron: -¿Entonces, por qué bautizas, si Tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?
Juan les respondió diciendo: -Yo bautizo en agua, pero en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis. El es el que viene después de mí, de quien yo no soy digno de desatar la correa del calzado”. (Juan 1, 19-34).
¿Por que Juan niega no solo que es Cristo sino también que es Eías? ¿Quien es el profeta al que se refieren?
R: No es cometido de Juan hablar de si mismo, de quien es. Si acaso debe aceptar lo que eventualmente su Maestro dice de él, porque no puede renegar lo que dice Jesús. De hecho, cuando Juan es arrestado, Cristo, que en ese periodo acababa de empezar  su misión, habla de él como que es Elías. Mientras Juan, interrogado por los sacerdotes, dice que es la voz de aquel que grita en el desierto. Hoy la historia se repite. Si hoy me preguntais quien soy, yo contestaría de la misma manera. Pero si el Maestro se pone entre vosotros y yo diciendo: “Él es Elías”, yo no podría decir que Jesús miente. Podría decir solo: “Si lo dice Él, yo soy Elías”. Lo mismo sucedió hace dos mil años con Jesús físicamente presente. Juan Bautista no hablaba nunca de si mismo. También el arcángel Gabriel habló de Él anunciando Su nacimiento: “-¡No temas, Zacarías! Porque tu oración ha sido atendida. Tu esposa Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan. Tendrás gozo y alegría, y muchos se gozarán de su nacimiento, porque él será grande delante del Señor. Nunca beberá vino ni licor, y será lleno del Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre. Y hará que muchos de los hijos de Israel vuelvan al Señor su Dios. El mismo irá delante del Señor con el Espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos y los desobedientes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo apercibido”. (Lucas 1, 12).

P: ¿Quien es el profeta al que se refieren?
R: El profeta al que se refieren es Moisés, porque Moisés es el profeta por excelencia. En aquellos tiempos era lo que Cristo es para nosotros hoy, y muchas ramas del judaísmo, con su ortodoxia creían que Dios les habría hecho volver a la Tierra. De hecho, Moisés, en la tradición antigua, es Enoch, uno de los dos testigos. Yo creo que en esos tiempos, de manera oculta, a través del proceso de la reencarnación, Moisés estuviese presente junto a Jesús. Lamentablemente cuando Jesús dijo que Juan Bautista era Elías le escupieron a la cara. Imáginemos si hubiera dicho también que Moisés estaba presente: le habrían lapidado antes del tiempo.
P: Si el Padre es infinita misericordia ¿puede arrepentirse de lo que ha creado?
R: Claro, porque el Padre es también infinita justicia. Así como lo puede todo con infinita misericordia, puede también perdonar a un ladrón, lo puede todo con infinita justicia, incluso arrepentirse de lo que ha creado. De lo contrario ponemos límites al Padre y, visto que damos asco, pensamos que es infinito en los aspectos que nos convienen a nosotros, es decir en el perdón. Pero Su arrepentimiento es diferente del nuestro, no da lugar a odio, ira o dolor hacia el prójimo. Si acaso Él se arrepiente de haber creado al hombre y de haber excedido con el libre albedrío; pero no odia, al contrario sigue amandole transformandole, no eliminandole. Lo contrario de los hombres que cuando se arrepienten de haber amado a un ser o de haber sido amigos, somos tan hipócritas que empezamos a odiar a esa persona y a no quererla frecuentar más, privándola de la posibilidad de redimirse. En la mejor de las hipótesis la eliminamos cancelandola de nuestra vida, en la peor de las hipótesis le hacemos daño. Mientras que el Padre se arrepiente, nos amonesta y nos castiga con autoridad. Si es necesario nos condena a la muerte segunda, pero después nos recupera y nos permite evolucionar. Tenemos que acercarnos al ejemplo del Padre: no dar más nada a esa persona si no se lo merece, pero abrirle la puerta si pide perdón y desea cambiar. Porque si la borramos de nuestra vida a priori, somos peores de aquellos que nos han hecho daño.

P: En el mensaje de Pascua el Maestro del Amor dice: “LLEGA EL ALBA DE UN NUEVO DIA EN EL QUE MI CUERPO RESUCITADO MANIFESTARA A TODO EL MUNDO LA POTENCIA DEL ALMA DEL HIJO DEL HOMBRE Y LA GLORIA DEL ESPIRITU DE CRISTO. LA VOLUNTAD DEL ALTISIMO ADONAY SERA HECHA Y EL ESPIRITU DE LOS BEATOS SERA LIBERADO DE LA ESCLAVITUD Y DEL SUFRIMIENTO (...). ¿Por que debe manifestarse al mundo por el cual no ha rogado, siendo que lo hizo solo por aquellos que Dios le había encomendado?
R: Un juez honrado y verdadero no puede juzgar a un imputado quedandose invisible, porque todos tienen derecho a la defensa, incluso se si trata de Cristo. Aunque la defensa sea una formalidad, porque El lee el corazón de todos y sabe la verdad. Es también verdad que Él ha rogado por muchos, no por el mundo. Pero con Su Segunda Venida tendría lugar el juicio universal y teniendo que  juzgar al mundo, se deberá manifestar a todos. Además Jesús quiere ver si el hombre, sometido a juicio, se arrepiente. En ese caso no será perdonado, porque tendría que haberse arrepentido antes, pero tendrá atenuantes.

P: En referencia al mismo mensaje ¿qué se entiende por potencia del alma y gloria del espíritu?
R: En el mensaje habla de potencia del alma y gloria del espíritu porque Jesús es Hijo del Hombre y como hombre pondrá en práctica la justicia en la naturaleza humana. Mientras Cristo, siendo Hijo de Dios, pondrá en práctica la justicia en Su gloria. Porque Cristo, a diferencia de Jesús, es espíritu puro, no tiene astral. La potencia de la materia es hija del hombre y Cristo siendo espíritu puro no puede manifestarla. De hecho Jesús, hablando de si mismo, no dice: “Cuando regresará Cristo”. Él dice: “Veréis al Hijo del Hombre”. Es decir que la gloria es de Cristo y la potencia es de Jesús, pero todo pertenece a Dios.

P: ¿Por que en el mismo mensaje se hace referencia solo al espíritu de los beatos?
R: Porque solo los beatos se salvarán.

P: ¿Todos pueden ser beatos en cuanto a disponibilidad y ser pescadores?
R: Después del juicio de Cristo aquellos que se salvarán serán todos elegidos. Son los 144.000 más su progenie. Todos podemos ser beatos, e incluso elegidos. Jesús es nuestro liberador y los beatos serán liberados de la esclavitud de una sociedad injusta, de una materia corrupta y del sufrimiento que se genera. En efecto Satanás a partir de este momento nos tentará en la fe con el miedo, sobretodo a nosotros que servimos la Verdad, intentará hacernos caer en la depresión. El maligno quiere que muramos dentro y hará de todo para convencernos de que Jesús no volverá. Lo ha logrado con muchos hermanos en el mundo, convenciéndoles de que no retornará para nada o que lo hará dentro de mil años. Pero será muy, pero que muy pronto. No dentro de cien años y tampoco cincuenta. Dentro de unos años...

P: Durante la cena de Pascua Jesús lavaba los pies a los Apóstoles: “Así que, después de haberles lavado los pies, tomó su manto, se volvió a sentar a la mesa y les dijo: -¿Entendéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis Maestro y Señor; y decís bien, porque lo soy. Pues bien, si yo, el Señor y el Maestro, lavé vuestros pies, también vosotros debéis lavaros los pies los unos a los otros.  Porque ejemplo os he dado, para que así como yo os hice, vosotros también hagáis. De cierto, de cierto os digo que el siervo no es mayor que su señor, ni tampoco el apóstol es mayor que el que le envió. Si sabéis estas cosas, bienaventurados sois si las hacéis”. (Juan 13, 12).
¿Puedes explicarnos esta acción?
R: Jesucristo encarnado ha dado ejemplo de extrema humildad y servicio: si quereis ser el primero entre vosotros, debeis servir a los hermanos. Si en cambio mandais sobre ellos con poder, no sois dignos de entrar en el reino de Dios. Lavarse los pies todas las noches, con agua posiblemente fresca, es también una enseñanza científico-espiritual, porque ayuda a liberarse de todas las larvas, es decir de las energías negativas que hay en la Tierra que se pegan a nuestros pies mientras caminamos. Si quereis una terapía perfecta para descargar todas las negatividades, cuando os haceis la ducha dejad correr el agua fría los primeros treinta segundos para dar al agua la posibilidad de penetrar en todas las células, en los átomos y en el astral y después pasad al agua caliente.

P: ¿De que manera el agua puede remover algo invisible, además de lo visible?
R: Con los ojos puedes ver todo lo que existe en la materia, porque el ojo está calibrado para ver con ciertas frecuencias. Con el uso de rayos infrarojos, por ejemplo, puedes ver cosas que no se ven normalmente pero que existen. El agua no es solo materia sino también un conductor de energías: tansmite mensajes extraordinarios, el código genético y otras cosas. Entre las infinitas funciones que tiene está también la de descargar energéticamente el astral, y por este motivo bañarse durante mucho tiempo en el agua del mar no es aconsejable a nivel operativo, psíquico y funcional. Eugenio Siragusa lo recomendaba a los hermanos, sobretodo a aquellos que llevaban la estrella porque descargando el astral aumentaba el riesgo de depresión. De la misma manera en que se descarga el astral, se descargan las vibraciones negativas.

P: ¿Cuales son los síntomas que nos hacen intuir la interferencia de las larvas?
R: Las molestias se manifiestan a nivel energético, no físico: en los sueños o con dolores de cabeza, hay pensamientos muy negativos y la linfa vital está descargada.

P: ¿Es una terapia importante?
R: No es una regla impuesta, sino un consejo para mejorar el sistema psicofísico. O sea que no es fundamental, porque hay cosas más importantes. Yo no creo que todos los justos que conozco y que están dando la vida en el mundo por una causa justa, se laven los pies todas las noches. Puede ser que no se los laven nunca y nosotros que nos los lavamos todas las noches, damos asco porque no ponemos en práctica las obras. No os ganareis el Reino de Dios lavándoos los pies. Es un detalle que nos ayuda en la misión, asi como es importante una dieta equilibrada o preferir un cierto tipo de música y no aquella ensordecedora que escuchan la mayor parte de los jóvenes hoy.
P: ¿Qué piensas de la nueva oleada de suicidios que está afectando no solo Italia sino también Grecia?
R: El motivo es espiritual, y por desgracia habrá cada vez más suicidios. En los países del tercer mundo, como Sudamérica y Africa, este fenómeno ya se ha difundido desde hace mucho tiempo, mientras que en el mundo occidental está tomando pie con el avance de la crisis económica, porque ante el sufrimiento, el vacío interior te quita la razón de existir. Por desgracia el dinero siempre ha sido su dios, su punto de referencia.  Y para los que han vivido siempre en el materialismo, cuando empieza a faltar el dinero, desvanecen todos los sueños de la vida, como construirse una casa, poseer una propriedad y garantizar el bienestar a la familia. El mismo efecto recaería sobre nosotros si nos dijeran que Cristo no vuelve, o incluso que no existe. Y yo no siento rabia hacia ellos, si no solo pena. Esta sociedad está privada de valores y nunca ha habido una educación en este sentido. Ni por parte de la iglesia, ni por parte del Estado, que dentro de su laicismo debería hablar todos los días del verdadero futuro, de distribución equilibrada de los recursos y de las riquezas, educando al respeto por la naturaleza, al respeto recíproco, a la legalidad, ecc. Y sin embargo nuestros oídos oyen hablar solo de bolsas que bajan, crecimiento, spread, ahorro, política, bancos, préstamos, inversiones... ¡siempre dinero, dinero y más dinero! ¿Son estos los valores de la vida? Yo uso el dinero porque en este momento sirve para vivir, pero vengo de un planeta completamente distinto, miles de millones de km. lejos de estos discursos, y me alegro de no poseer nada. ¿Qué futuro ofreces a los jóvenes si hablas solo de desarrollo, de encontrar un trabajo y de ganar mucho dinero? Términos como el mercado, el crecimiento, el desarrollo son todas mentiras, porque, como dice Giulietto Chiesa, hoy existe solo el decrecimiento, no existe ya más ni siquiera el mercado.
Por no hablar de la crónica negra y de los cotilleos... Y dado que las personas ya no tienen futuro, muy pronto se presentarán a las sedes de Equitalia con tanques y les dispararán con las bazookas. ¿En el fondo, que les queda por hacer? O se disparan, como está pasando, o disparan a otros. Por el contrario, el suicidio de las personas que comiten un atentado está causado por el harbar, la peste de las neuronas del cerebro http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4132-harbar-la-peste-de-las-neuronas-del-cerebro.html

P: ¿Qué consecuencias trae el suicidio a nivel espiritual?
R: A nivel espiritual quitarse la vida es un pecado y se paga con la segunda muerte, pero de todos modos puede haber atenuantes. Yo no puedo juzgar, porque no soy Jesús Cristo, pero seguramente la persona que se suicida porque tiene deudas por culpa de un estado ladrón y corrupto, tendrá atenuantes. Claro que tendrá que sufrir, y en vez de setecientos millones de años de muerte segunda, pagará muchos, muchos menos. Pero no se le quita la pena, porque la vida, por cuanto tú puedas odiarla porque te está traicionando o haciendo sufrir, hay que respetarla siempre y nunca privarnos de ella. Yo, ante estas crisis depresivas, ofrezco medicinas alternativas: luchar hasta el último respiro, y cuando no tienes nada que perder te juegas todas las cartas, incluso las no legales, en vez de quitarte la vida. Yo pienso así, pero no soy el único. En la historia todos los Estados del mundo han nacido contra la ley, porque el hombre cuando ha sido privado de su libertad o de su futuro lo reconquista con las armas, siempre. El fascismo era un estado regular, elegido por el pueblo, por lo tanto también los partisanos (la resistencia) fueron contra la ley. No tenían otra elección: o se mataban o iban contra la ley. Durante la guerra de independencia americana las colonias constituyeron un ejército regular bajo la guía del general George Washington para contrarestar la represión militar inglesa. También en la revolución francesa la abolición de la monarquía absoluta y la supresión de privilegios feudales como el servilismo fue obtenida recurriendo a las armas. Así es que para reconquistar la libertad todos fueron contra la ley. Esto demuestra que a los jóvenes no les estoy enseñando nada de ilegal. Si a mi me quitan la libertad de vivir o el derecho de comer; yo no me disparo, si acaso tomo las armas y me defiendo. Si un día me persiguen o me meten en la cárcel, yo que sigo a Cristo, no tomaré las armas para defenderme a mi mismo. Pero si persiguen o torturan a mis hermanos, yo no me disparo, les defiendo. En la peor de las hipótesis me pueden matar, pero de seguro es más digno que quitarse la vida.

P: Hace dos días tuve un sueño a colores. Me dirigía a Gubbio y de repente los motores de todos los coches, incluso del mio, se apagaron. Bajé a la calle, me encontré en medio de una multitud enloquecida, gente que lloraba y tuve la impresión de que todos habían perdido la fe completamente. Caminando me encontré con mi abuelo que estaba delgadísimo, estaba mal, los ojos ennegrecidos y salientes. Enseguida después me acerqué a mi madre que estaba manifestando contra la policía y, gritando, me decía que la estaban torturando. Viendo esta situación me asusté muchísimo, no podía entender quien se estaba equivocando y quien tenía razón. Pero dentro sentí Su voz que me decía: “¿Ves lo que sucede cuando se pierde la llama crística?”. Me desperté llorando, con un fuerte dolor en el tercer chakra y me quedé inmóvil  por media hora. Vi la gente sin Dios y la sensación fue la de querer morir.
R: A propósito de este sueño os quiero recordar un mensaje bíblico. Dios dijo: “Yo separaré a mis hijos de los hijos y las hijas de los hombres de este mundo”. Con mucha probabilidad en este sueño había ocurrido una catástrofe y tu sufrimiento se debía a la separación entre ti y tu familia humana. Cuando los padres nos acompañan en la obra, son instrumentos conscientes y en consecuencia verdaderos mensajeros; si por el contrario se separan de nosotros, es porque nosotros no somos sus hijos. Nuestros padres son instrumentos: nacemos a través de ellos, pero no somos de este mundo. Por lo tanto las personas que ves en el sueño no son sin Dios, pero son personas que no pertenecen a tu familia espiritual. Ellos necesitan evolucionar en la materia, mientras tú provienes de otra evolución.

P: Yo creo que el valor de la integridad es la base de un discípulo fiel. También Judas era discípulo de Cristo, pero animado por sus propios intereses, quería llevar a Cristo al poder. Lo cual demuestra que para quien vive una vida dedicada a Cristo no es para nada fácil ser íntegros.
R: Cristo es nuestro punto de referencia, la integridad tiene que ser referida a Él. Podemos tener todas las ideas que queramos, pero después la voluntad que debe compenetrar nuestros espíritus debe ser la Suya. Ésta es la integridad. Judas tenía un ideal muy bonito, pero no era la voluntad de Cristo. Cristo quería liberar el espíritu del pueblo de Israel que era esclavo de los romanos, pero los romanos eran un instrumento de Dios y Satanás se estaba sirviendo de ellos para castigar a Israel que desobedecía en el espíritu: Cristo quería liberar el espíritu, mientras Judas quería liberar la materia. Tenemos que ser íntegros en el hacer Su voluntad, no la nuestra. Lamentablemente nosotros a menudo, aunque digamos que amamos a Cristo, hacemos nuestra voluntad y no la Suya porque queremos servir a nosotros mismos. Y así nos equivocamos. Yo podría por ejemplo pedirte que te mudes de Le Marche a Sicilia y que sigas cumpliendo con tu misión en Palermo. Pero si tú me contestaras diciendo que quieres amar a Cristo donde estás, porque estás bien y no quieres dejar amigos y conocidos, tú estás sirviendo a ti mismo, no a Cristo.

P: Yo espero estar todavía vivo cuando Jesús retorne...
R: La muerte no existe, así que cuando Jesús retornará le verán los vivos y los muertos. Se desgarrará el muro del imponderable. Aquellos que viven en el mundo del espíritu verán el de la materia y viceversa y los que no se han reencarnado serán juzgados en el mundo espiritual. Dado que el planeta necesita urgentemente una reorganización planetaria y un re-equilibrio de la vida física, psíquica y espiritual Jesús se manifestará antes a nosotros los encarnados y después a los desencarnados, porque ellos viven sometidos a las reglas espirituales y nadie las puede transgredir.
El juicio será más grave para los encarnados, porque en la Tierra estarán encarnados los dos extremos: los del bien extremo y los del mal extremo. También los grandes criminales que se han muerto son menos extremos de aquellos que están vivos actualmente. Hitler está muerto, está en el más allá, y está haciendo su deber: descontar la pena viviendo en las tinieblas. Pero Totó Riina que está en la Tierra es más extremo que Hitler porque aquí goza aún del libre albedrío y mata a la gente aunque esté en la cárcel. Es decir que Jesús debe juzgar primero a Riina y detenerle, y después ocuparse de Hitler que está en el más allá, pero que es inocuo.

P: ¿Puedo entonces deducir que las almas espirituales de los fallecidos se quedan contenidos en esta atmosfera?
R: Si. Cuando se instaurará el Reino de Dios en la Tierra les hará emigrar a otros mundos, mientras que los beatos se quedarán aquí.

P: Si los atentados del 92-93 son la clave para dar una respuesta a la justicia a nivel casi mundial ¿podemos considerar a Borsellino como a un mensajero de Jesús? ¿O era Jesucristo encarnado y su misión tenía el objetivo de hacernos tomar conciencia de algo que no sabíamos? ¿O, más simplemente, era un medio que ha preparado el camino para la llegada de otro mensajero?
R: Paolo Borsellino no es Jesucristo encarnado. Según mi opinión Paolo es un beato, un mensajero de Cristo universal, y lo mismo Falcone, Dalla Chiesa y todos los mártires de la mafia como el comisario Montana, Cassará o los hombres de las escoltas, que con su aporte en esta sociedad y con su mensaje han involucrado a todos a nivel universal (el mensajero universal, así como indica su denominación, es un mensajero del Dios universal que es Uno, en nuestro caso el Padre Adonay y Su hijo Jesucristo: puede serlo el cristiano, el marxista, el que no cree, el laico, el budista, el profesor de ciencias de filosofía oriental, el evangelista o el testigo de Jehová). En el caso específico de Paolo Borsellino, su posición es completamente diferente si se ve desde mi óptica personal. Con el pasar de los años su figura ha entrado en mi vida, pero también en la de los jóvenes que colaboran conmigo en la revista antimafia. Por el momento el Cielo no me ha revelado todo, y no tengo todavía respuestas satisfactorias sobre los motivos que unen a Paolo Borsellino a mi misión, pero siempre tuve indicios. Desde joven he emprendido la lucha contra la mafia, aunque sin hacer publicidad de ello. Y antes de fundar la revista AntimafiaDuemila, he tenido sueños inexplicables lo mismo con Falcone que con Paolo Borsellino. La vida, o mejor dicho Dios, me ha proyectado hacia toda la familia de Paolo con la que ha nacido una amistad que se hace cada vez más profunda. Una amistad desinteresada, y además inesperada. Desinteresada porque ellos no siguen mi misión espiritual, pero recordando su ser querido, en la búsqueda de la verdad, siguen el trabajo que desarrollamos con la redacción antimafia. Paolo Borsellino ha transmitido a toda su familia, sin distinciones, los valores crísticos que tenía. Algunos de ellos, por razones de trabajo mantienen con nosotros un contacto continuo: su hermano Salvatore en estos últimos años se ha convertido en el portabandera de la antimafia de la sociedad civil, así como su hermana Rita y el hijo Manfredi que es mi amigo.
En el curso de los años he descubierto que detrás de este atentado hay poderes anticrísticos y que mientras el atentado de Falcone lo quiso la mafia junto a otros poderes también del Estado, el atentado del juez Borsellino fue un atentado contra la mafia. O mejor dicho, fue efectuado para destruir la mafia de los corleoneses y hacer que emergiera una mucho más poderosa, mucho menos visible, mucho más feroz a nivel económico y que tiene mucho más poder del que tenían Riina y Provenzano. Tan poderoso como para engañar a Riina y Provenzano, haciéndoles creer que matando a Borsellino habrían obtenido todas las garantías que nunca tuvieron. De hecho se están marchitando en la cárcel... De dichas garantías está beneficiada la nueva mafia, la que nadie conoce. Ni siquiera los magistrados saben quienes son los jefes. Pero quien mueve los hilos según mi parecer no son los jefes de mafia, sino los ambientes grises, es decir, la masonería, el Vaticano, etc. y muchos otros. Son ellos los que organizaron el atentado de Via D’Amelio. No me ha sido explicado el porque, pero dado que yo creo en la Virgen, este hecho me apega aun más a mi trabajo antimafia. Yo se quien puso las bombas, pero debo descubrir quien ha tramado por detrás. Yo creo que Falcone es el representante de todos en la tarea antimafia, es el número uno. Pero espiritualmente el número uno es Borsellino: su figura se arrastra detrás a todas las otras víctimas de la mafia en la gloria, porque ha cumplido algo crístico que todavía no se, pero lo sabré pronto.

P: El domingo por la mañana hacen un programa de radio “La belleza contra las mafias”, donde cuentan historias relacionadas con organizaciones criminales, por ejemplo de denuncia, aniversarios, informan sobre las actividades que se desarrollan en los terrenos incautados a la mafia o aquellas adoptadas en las escuelas para divulgar la educación a la legalidad. Y a propósito de este ejemplo, me preguntaba si más allá de tomar conciencia de lo que son los eventos negativos, haya llegado el momento también de destacar todos los días también eventos que dan positividad. Eventos que nos dan a conocer que hay gente en el mundo que verdaderamente logra realizar proyectos positivos, aunque sean cosas pequeñas a nivel familiar. Pero según mi opinión deberíamos darnos que hacer también en este aspecto, de lo contrario, si seguimos diciendo que todo va mal, que todo es feo, todo horrendo, no tenemos nada que eleve nuestro espíritu y nos de un momento de respiro.
R: Yo te digo lo que siento y lo que hago: mi misión es denunciar. Y tengo que hacerlo bien, lo más agresiva e violentamente posible porque, dado que Dios es todo, yo soy parte de ese aspecto de Dios que es la justicia. Yo quiero la justicia y hasta que no la obtenga, haré el soldado. Hay almas que muestran las cosas bonitas, pero a mi me se me ha dado la misión de hacer ver las cosas malas que son la mayoría en este mundo. Hay cosas bonitas, tienes razón, pero soy una flor en medio de toda la podredumbre que nadie ve. ¡Y que nadie quiere ver! Olor de podredumbre ante el cual nadie se tapa la nariz porque se obstina en decir que es un perfume, en vez de admitir que no lo es. Y en vez de admitir lo que está delante de los ojos, me dicen que hay muchas flores. No estoy de acuerdo. Yo debo decir que hay un montón de podredumbre en el mundo. Tú justamente dices que también hay una flor, pero ésto lo dejo a quien lo tiene que decir. ¡Ya las personas piensan que vivimos entre rosas y flores, no hace falta que se lo diga también yo! De las cosas bonitas hablan todos, incluso Mario Monti. Y hoy, si te fijas en el campo espiritual, buscando en internet, verás que el único mensajero o guía espiritual que hace denuncia soy yo. Todas las demás guías espirituales hablan de cosas bonitas, bastan y sobran.
En mi revista antimafia no encuentras ni siquiera una palabra bonita, es todo un ataque feroz a los corruptos y una defensa de los justos. Por lo tanto comparto plenamente tu consideración, pero no soy yo el que tiene que hacerlo. Mi misión es hacer solo esto: gritar justicia en un mondo donde hay un 95% de injusticias y un 5% de amor. A pesar de todo yo soy de aquellos que sostienen que el mundo se está elevando a nivel espiritual con respecto al pasado, se debe también al hecho de que estamos en el fin de los tiempos y algunos espíritus se están despertando, mientras que antes la obscuridad era completa. Pero queda el hecho de que la sociedad del mundo es una sociedad llena de criminales y de asesinos materialistas que yo tengo la misión de denunciar.

P: Esas pocas flores son de todas formas instrumentos para purificar esta desolación...
R: No hay instrumentos para mejorarlo. Está demostrado matemáticamente que ni siquiera Sai Baba ha purificado el mundo. Después de que se fuera ha quedado todavía el asco de siempre. Sin embargo decían que era un avatar... ¿Ha cambiado algo quizás? Yo siento un gran respecto hacia este maestro, pero el mundo ha empeorado desde que se fue, no está mejorando. Entonces tiene que intervenir Krishna en persona, el Dios de la Justicia. Él se debe encarnar, tomar la espada como hace cinco mil años y cortar cabezas, de lo contrario, con el amor este mundo no cambiará, ni siquiera si baja Dios en persona. Para cambiarlo se necesita la otra cara de Dios, la terrible. Esa quiero yo, porque quiero que todos los niños en la Tierra sean felices, y mientras quede incluso uno solo que tiene hambre para mi no hay justicia en la Tierra.

P: Él es todo, el uno y el otro. Entonces, si hablamos solo de cosas negativas, tengo casi la impresión de disminuir su infinita grandeza ante la cual nosotros somos solo un granito de arena. Quizás deberíamos exaltar más lo que es positivo.
R: Dios es también como has dicho tú: es Todo. Y si es todo, no es todo solo desde tu punto de vista, donde “todo es amor y nosotros somos solo un granito de arena... y si el mal existe es también porque El lo permite...”. Dios es también aquel que da ordenes, de lo contrario no es todo. Y te lo demuestro con un razonamiento filosófico. Dios no puede ser todo solo según lo que ves tú. Todo significa también todo lo que uno expresa. También el mal forma parte de Dios, y por lo tanto también lo que expreso yo, es decir la justicia, forma parte de Él. El Dios que habla a través mio lo hace de esta manera, sino no hablaría. No existiría y no sería parte del Todo. ¿Te has preguntado alguna vez porque en la Biblia dice: “Yo te castigo”? Si lo dice es porque ese “Yo te castigo” forma parte del todo, o no lo hubiera dicho nunca. Si Dios en la Biblia o en otros textos sagrados hubiese dicho: “Os amo, os amo, os amo, os dejo libres y esperaré a que evolucioneis”, entonces “Yo te doy la orden” no estaría contemplado en el todo. Yo deseo que esta parte del todo intervenga y me haga el favor de arreglar las cosas.
Lamentablemente, hay un particular muy grave que tú dejas de lado y que os quiero recordar a todos. Vosotros y yo estamos en la senda justa. Estamos en la verdad, amamos el bien, al prójimo, y formamos parte de ese prado de flores del que hablabas antes. Pero ese prado no nos lo dejarán cultivar, es más, por el simple hecho de que lo deseamos, nos aplastarán la cabeza. Entonces, si Dios existe, y yo quiero amar, ¿por que no debería permitirlo? Si todo el mundo fuera como dices tú, donde todo es amor y nosotros tenemos que ver las cosas bonitas, Dios no tendría motivos para intervenir. ¿Crees quizás que nuestro Libertador deba limitarse a presenciar el espectáculo? Cuando uno no defiende a los inocentes es cómplice de los culpables. Y si Dios no defendiese a los inocentes sería cómplice de los culpables, o sea un asesino. Es decir que Dios debe intervenir y defender a mis hermanos que desean amar. Ésto es lo que pienso.

P: Pero ésto sucederá a prescindir de todo.
R: Si yo no lo digo no sucederá nunca, porque Dios quiere saber si deseo de verdad la justicia. Si yo que deseo el bien me callo ante las injusticias, hago pensar a Dios que en fondo es lo que deseo. ¿Entonces porque debería intervenir? Dios es así. Quiere que tú sientas las cosas. También Yogananda, gran Maestro crístico oriental, enseña a rezar con fervor, con rabia si es necesario, cuando quiere pedir algo a Dios. Si no no la obtendrás. Considerando que la lucha entre el bien y el mal no es a la par, es indispensable que Él intervenga. Si este “todo” es también “orden”, entonces Dios interviene. ¡Pero yo debo decirlo a la gente que Dios intervendrá! De lo contrario la gente hará como en Sodoma y Gomorra, que es lo que está haciendo. Cuando Dios dijo que se destruyera Sodoma envió a dos ángeles con semblantes humanos para que advirtieran a Lot. Y cuando los sodomitas enfurecidos se presentaron a su puerta los ángeles les dispararon bolas de fuego y les hicieron a pedazos. Este es el Dios que me gusta a mí. Yo amo a este Dios y le espero todos los días.
Claro que no somos perfectos, pero en este planeta yo he visto cosas tan anti universales que superan por mucho todas las infamias que he visto en los mundos visitados durante mis experiencias milenarias. Por eso estoy sediento de justicia y no veo la hora de que Jesús Cristo retorne. Es más, yo diría que está con retraso. Yo pido insistentemente justicia, como en la parábola de la viuda y del juez (Lc 18,1). ¡Grito todos los días que Él intervenga!

P: Puedo deducir que si no hubiese uno que gritase en el desierto Dios no se habría decidido a traer justicia?
R: No, Dios hace todo lo que quiere incluso sin Giorgio Bongiovanni. Si no hubiese estado Giorgio Bongiovanni, hubiera habido otro en su lugar. Dios necesitaba un mensajero, porque el envío de mensajeros forma parte de la metodología divina y de sus leyes. Dado que ha creado a los hombres, Dios se sirve de los hombres. Si hiciese todo por si solo, hubiera resultado inútil el habernos creado. Jesús eligió doce apóstoles no porque lo necesitaba, sino porque respeta la ley: es necesario conquistar el bien a través de los hombres. Yo estoy de acuerdo sobre esto, Dios por si solo no puede conquistar el bien, nos lo tenemos que conquistar nosotros. Él nos ayuda, interviene directamente con Sus órdenes o a través de la naturaleza. Si no estuviese Giorgio Bongiovanni, en su lugar estará Antonio, y si no estuviese Antonio, en mi lugar estaría una piedra que sangra y habla. Dios hace hablar también a las piedras y es lo que está sucediendo en el mundo. Jesús lo dijo entrando en Jerusalén: “Al acercarse a la bajada del monte de los Olivos, todos los que iban con él, llenos de alegría, comenzaron a alabar a Dios a grandes voces por todos los milagros que habían visto, diciendo: ¡Bendito el que viene, el rey, en nombre del Señor! ¡Paz en el cielo! ¡Viva Dios altísimo! Algunos fariseos de entre la gente le dijeron: "Maestro, reprende a tus discípulos”. Él les dijo: "Os digo que si éstos se callaran gritarían las piedras". (Lucas 19, 37).

P: A menudo la gente desgrana el rosario y también cuando reza piensa en otras cosas.
R: El que desgrana el rosario  y piensa en otras cosas no ha entendido nada, porque si se reza de esta manera la oración no sirve de nada. El rosario sirve a las almas materialistas que están en búsqueda del espíritu y ayuda a estar en sintonía con Dios. Sirve sobretodo a aquellos que no nombran jamás la palabra de Dios. Pero a mi no me sirve el Rosario, porque yo vivo todos los días con la Virgen y lo pongo en práctica todos los días. El rosario lo puedo recitar incluso una vez al año porque me gusta adorar a la Virgen, pero a mi no me sirve. Aunque hay a quien sirve. La Virgen, cuando se aparece a los videntes y a la multitud recomienda rezar el rosario. Pero tened presente que en el momento en el que aparece, si hay dos millones de individuos, un millón novecientos mil de ellos son materialistas. Todas estas personas necesitan el rosario para ponerse en contacto con Dios.

10 DE JUNIO 2012

Giorgio: ¿Habéis leído el mensaje sepulcros blanqueados?
http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2012/4342-sepulcros-blanqueados.html
Las profecías apocalípticas sobre la batalla de Armaghedon se están cumpliendo y la publicación en todo el mundo de noticias que hablan de los escándalos en el Vaticano es una señal. Dentro del Vaticano está en acto una guerra gravísima, poderosísima y violentísima. Esta guerra es muy importante incluso desde el punto de vista periodístico y de antimafia, pero no es el caso de afrontar ahora este tema, porque estamos reunidos para hablar de espiritualidad.
En el mensaje los seres de luz nos dicen que la indignación del Cielo no se debe solo a los escándalos y a la traición de Cristo que se perpetra en la iglesia. Se debe también y sobretodo al pueblo creyente que no se rebela. Ésto no significa que el pueblo deba tomar las armas en mano, pero por lo menos tendría que reaccionar, protestar y bajar a la calle. Por dicha razón en el mensaje de ayer el pueblo es paragonado al pueblo de Israel que se hizo el becerro de oro.
Mientras Moisés hacía ya cuarenta días que estaba en el Sinaí para recibir la ley, el pueblo impaciente por su ausencia, decidió de construirse una imagen de Dios para poder adorarla. Aaron, portavoz de Moisés y sumo sacerdote del pueblo hebreo, con el consentimiento y el apoyo de los jefes de la tribu (las cabezas de la iglesia y los políticos de ese tiempo) recogió todo el oro necesario que ofreció el pueblo y lo hizo fundir para construir un becerro de oro; después realizó un altar y ordenó una fiesta. Cuando Moisés bajó del Monte Sinaí vio al pueblo que bailaba alrededor del becerro de oro y lo adoraba, se airó, agarró las dos tablas de la ley y las arrojó a los pies de la montaña, rompiendolas. A ese punto se oyó un estruendo, se abrió un abismo en el terreno que se tragó al pueblo y murieron miles de personas. Moisés entonces volvió al monte Sinaí, intercedió ante Dios en defensa del pueblo, imploró Su misericordia y pidió perdón. Y como respuesta a sus ruegos, Dios quiso perdonar al pueblo, a las nuevas generaciones. Así el Señor le ordenó separar a los buenos de los malos: los fieles a Moisés a la derecha, los traidores a la izquierda. Además anunció que les haría emigrar a todos al desierto. Pero la generación que había construido el becerro de oro moriría de hambre y de privaciones, signos del castigo de Dios, y no alcanzaría la Tierra Prometida. Mientras los hijos de los hijos a la cabeza de los cuales estaba Moisés entrarían en ella.
La historia se repite. Esto es exactamente lo que sucedió hace dos mil años cuando crucificaron a Jesucristo y lo que está sucediendo hoy.
En el mensaje he escrito: (...) NUESTRA TRISTEZA Y NUESTRA INDIGNACIÓN NO SON SOLO POR LA TRAICIÓN COMETIDA POR LOS MÁS PODEROSOS CARGOS DE LA IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA ROMANA, POR LA LEY DEL SILENCIO, LA DEBILIDAD Y EL SILENCIO DE SU SANTIDAD BENEDICTO XVI, SINO QUE SE DEBE TAMBIÉN Y SOBRETODO A LA FALTA ABSOLUTA DE DISCERNIMIENTO DE LOS MILLONES DE FIELES DE LA IGLESIA CATÓLICA: HOMBRES, MUJERES, JÓVENES Y ANCIANOS QUE NO REACCIONAN Y NO PIDEN JUSTICIA CONTRA LOS TRAIDORES DE CRISTO (...).
Porque también en ese entonces, además de los que bailaban y fornicaban, había un pueblo entero que no tomaba una posición, no protestaba, se quedaba simplemente mirando. Y a causa de su silencio, Dios les hizo vagar por cuarenta años en el desierto, solo a las generaciones futuras les fue dada la posibilidad de entrar en la Tierra Prometida (...)  UN PUEBLO QUE, EXCEPTO POCOS FIELES A CRISTO, NO QUIERE ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS, SINO QUE QUIERE SER CÓMPLICE DE LOS ESCRIBAS Y FARISEOS DEL VATICANO. ÉSTOS SON SEMEJANTES, ES MÁS, PEORES QUE AQUELOS CONTRA LOS CUALES CRISTO APUNTÓ EL DEDO (...). En el mensaje ese pueblo es paragonado al pueblo católico de hoy.

P: ¿Por que Dios eligió la Palestina como Tierra Prometida?
R: Israel era un pueblo que venía de Atlántida y espiritualmente era el más evolucionado porque provenía de las Pléyades. Por dicho motivo fue elegido como guía junto al pueblo indio (cuna espiritual del mundo oriental), de toda la humanidad. Ambos hubieran tenido que guiar al pueblo hacia la espiritualidad, pero desgraciadamente lo guiaron hacia la catástrofe. Demasiado pocos son los que se han despertado y en Occidente mucho menos que en Oriente.

P: ¿La falta de paridad de  almas despertadas en ambos frentes se debe al nivel de bienestar?
R: Ciertamente, porque el sufrimiento de los pueblos acentúa la espiritualidad. En Occidente hemos desarrollado el materialismo y la materia nos ha destruido. Israel no ha comprendido todavía que ha sido destruída muchas veces por su desobediencia y sigue perseverando. Y Dios seguirá castigándola hasta que no asuma sus responsabilidades. También en Israel hay personas justas como en todo el mundo, pero no tienen que creer que son el pueblo elegido y que Jesús es el falso profeta, si no la vida estará siempre en contra de ellos.

SILENCIO CATÓLICO
Nosotros los católicos somos creyentes en Cristo y formamos parte de la iglesia de Cristo.
Ahora todos conocen los escándalos del Vaticano y la podredumbre que ha acumulado por siglos: pedofilia, cuentas que celan nominativos intocables, cuentas cifradas, sobornos, lavado del dinero de la mafia, etc. Las últimas vicisitudes de Gotti Tedeschi han dado la vuelta al mundo. No ha hablado de ello solo Giorgio Bongiovanni, sino todas las televisiones y los periódicos nacionales e internacionales. Una estela de venenos incesante que está saliendo a la luz pero que es solo la punta del iceberg. Porque en las cuentas del Ior, además del dinero de la mafia, está el dinero de las revoluciones de los criminales, dinero para contrastar las dictaduras comunistas, para contrastar a la China, el dinero de los hebreos...
O sea que todos nosotros los católicos sabemos. Pero si en Italia casi un 90% de la población se declara católica, ¿porque se está rebelando solo el 1%, yo inclusive? Significa que todos los demás son como ellos. Todos lo saben, sin embargo en la plaza de San Pedro yo veo todavía banderitas que ondean a favor del Papa y de los ocho mil millones de euros depositados en el Vaticano, la proveniencia de los cuales no se da a conocer a nadie. Ahora, ante una iglesia delincuente, criminal y asesina para mí es nauseabundo y causa disgusto el hecho de que nosotros los católicos continuemos aceptando y alimentando esta situación. Porque además de los habituales comunistas y anticlericales, no protesta nadie. Entonces, si yo fuese Dios, haría que se hundieran todos en la miseria, entre hambre, guerras y pobreza. Y aun más, dado que además de Sus mensajes, yo percibo Su sentimiento, os aseguro que Italia será devastada por las catástrofes porque somos materialistas y, en el fondo, nos gusta este sistema. Fingimos que nos rebelamos y que protestamos, pero en el momento en el que nos tocan nuestros intereses ponemos las manos por delante. A nosotros los católicos nos gusta esta iglesia y este Cristo criminal. A nosotros los católicos no nos gusta el Cristo que nos pide que repartamos nuestras riquezas con el hermano, y tampoco el que rechaza las guerras. Porque a pesar de todo, seguimos yendo a escuchar y a tomar la comunión de manos de papas, obispos y curas que hablan de Cristo y esconden tesoros inmensos de los criminales. ¿De que sirve ir a protestar contra un Estado ladrón si después aceptáis una iglesia que da asco? Si no nos rebelamos contra esta iglesia de curas delincuentes, asesinos y pedófilos, significa que después de todo aceptamos este sistema. Yo quiero que vuelva Jesús, pero la verdad es que si volviese hoy no se salvaría nadie. Yo lo deseo con el corazón, pero hoy nadie está preparado para Su retorno. Porque Jesús es uno que dice en el Evangelio: “Deja todo y sígueme”, “Si no das la vida por tus hermanos, no eres digno de mi”. Hoy el Cielo está muy enfadado con el pueblo, más que con los poderosos. Porque aceptamos este asco pasivamente sin rebelarnos, completamente indiferentes. Somos tontos y decimos que si a todo: al Papa, a Berlusconi, a Monti... Por lo menos yo grito como un loco, apoyo a los magistrados, para que algún joven pueda encontrar todavía alguien que le indique el camino a seguir. Hoy en cambio nadie protesta, nadie hace huelga. Nadie. Hoy hay nada. Nada de nada. Yo estoy muy enojado por este motivo, pero tengo fe y se que habrá también muchos signos. Cristo hará que nos arrepintamos.

NO LLEGARÀ NINGUNA JUSTICIA SI NO LA PEDIMOS
No llegará ninguna justicia si no la pedimos. Jesús no regresará nunca y el Padre Adonay se ocupará de sus cosas y se ocupará de otros planetas. Hay que pedir justicia con determinación, con fuerza y coherencia, luchar por obtenerla. Debemos pedirla en nuestras oraciones, desde la mañana hasta la noche. Dios quiere ver si la deseamos de verdad, no solo con palabras, y si estamos dispuestos a darnos con todo nuestro ser. Porque si no mejoramos nuestros pensamientos, este Dios no intervendrá nunca. Debemos ser coherentes y ser coherentes significa imitar a Jesús. E imitar a Jesús significa amar al prójimo como a si mismos, dar la vida por nuestros amigos, no pensar a si mismos o a nuestro futuro. Lo decía Jesús en el Evangelio: - En ese tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: "Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá al uno y amará al otro, o se dedicará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. "Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas? ¿Quién de vosotros podrá, por más que se afane, añadir a su estatura un codo? ¿Por qué os afanáis por el vestido? Mirad los lirios del campo, cómo crecen. Ellos no trabajan ni hilan; pero os digo que ni aun Salomón, con toda su gloria, fue vestido como uno de ellos. Si Dios viste así la hierba del campo, que hoy está y mañana es echada en el horno, ¿no hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe? "Por tanto, no os afanéis diciendo: '¿Qué comeremos?' o '¿Qué beberemos?' o '¿Con qué nos cubriremos?' Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero vuestro Padre que está en los cielos sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán. Basta a cada día su propio mal” (Mateo 6, 24-34).
Solo si renegamos de nostros mismos Dios nos hará justicia: si nos privamos de todo, si luchamos por una causa justa, si defendemos a los hombres justos, si renunciamos a las vacaciones para ir a defender al juez perseguido por el estado-mafia o al hermano que sufre en Senegal. Y mientras ayudamos a quien lo necesita, debemos reclamar justicia y pedir con insistencia que Su hijo retorne pronto. Debemos ser como la viuda de la parábola del juez inicuo: "En cierta ciudad había un juez que ni temía a Dios ni respetaba al hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él diciendo: 'Hazme justicia contra mi adversario.' El no quiso por algún tiempo, pero después se dijo a sí mismo: 'Aunque ni temo a Dios ni respeto al hombre, le haré justicia a esta viuda, porque no me deja de molestar; para que no venga continuamente a cansarme.' "Entonces dijo el Señor: "Oíd lo que dice el juez injusto. ¿Y Dios no hará justicia a sus escogidos que claman a él de día y de noche? ¿Les hará esperar?  Os digo que los defenderá pronto. Sin embargo, cuando venga el Hijo del Hombre, ¿Hallará fe en la tierra?" (Lucas 18, 1). Con la misma perseverancia e insistencia debemos pedirle a Dios que intervenga pronto. Y si lo dice Su Hijo, significa que debemos hacerlo porque de lo contrario no se salvará nadie en elmundo. Ni siquiera los santos, porque incluso los santos perderán la paciencia. Si en cambio nosotros (¿católicos?) hipócritas luchamos contra este sistema pero en lo profundo de nuestro corazón este sistema nos es cómodo, Dios, en vez de castigar a los cardenales, nos castigará a nosotros. Si cuando es el momento de luchar por la justicia nos tiramos atrás porque estamos cansados, o pensamos en nuestra casa y en nuestra familia, todo lo que hemos pedido al Padre Adonay se volverá en contra nuestro y Dios no la hará pagar. Para demostrar que deseo de verdad que Dios regrese y haga justicia, debemos dar la vida, de lo contrario no Le convencemos de que regrese. Puede pensar que nuestra forma de hablar sea solo como una campaña electoral. Falcone y Borsellino han demostrado y como ellos muchísimos otros. Demostrémoslo también nosotros, por lo menos con el corazón. No está dicho que después Él nos pida que demos la vida. Lo importante es estar disponibles a hacerlo.

Sandra De Marco
San Giovanni di Polcenigo
19 luglio 2012

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139