Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

elsurexisteEL SUR TAMBIEN EXISTE
Por Erika Pais
El Sur también existe, es una frase que hemos escuchado muchas veces. Una frase que nos ha caracterizado desde siempre, desde que el norte del planeta se transformó en nuestro opresor, desde donde nos han apuntado siempre con el dedo, llamándonos bárbaros, pobres, mendigos. Primero porque éramos indios, luego por nuestras dictaduras militares sangrientas, más tarde por nuestras “deudas”. Todo lo que sobra viene al Sur y del Sur sale todo lo malo.
Pero el Hombre vestido de “saco” es allí hacia donde dirigió sus pasos hace muchos años, sembrando en esas tierras verdaderos conceptos cósmicos, preparándonos para estos momentos, enseñándonos que nada hacemos con el rencor. “Ustedes no son bienvenidos en Europa, los acusan, los maltratan, pero pronto será al revés, pronto muy pronto serán los europeos quienes vendrán aquí, no cometan ustedes el mismo error, ustedes deben recibirlos con el Amor que el Cristo enseñó; somos todos ciudadanos del planeta”, decía Giorgio en una conferencia hace más de 5 años, cuando vivía en estas tierras. Imposible olvidar la alegría con la que mostraba su cédula de identidad uruguaya. El, siempre contra la corriente, siempre con los desposeídos, trasmitiendo su amor, su misión, entregando su sangre por todos y cada uno de nosotros.
Luego de una ausencia de más de un año, nos reencontramos en el aeropuerto fundiéndonos en un abrazo largo, muy largo intentando trasmitir todos los sentimientos vividos en este período. Cuantas cosas han sucedido en el mundo en este año, muchísimas, todas las que Giorgio anunciaba que sucederían. Demasiadas.
“Ustedes están viviendo ahora lo que nosotros vivimos desde hace muchos años”, decía Domingo Silva, nuestro hermano del Arca en la pequeña reunión espontánea que surgió en la casa al otro día de la llegada de Giorgio, ¿por qué lo dijo? Porque aquel que guía nuestros pasos aprovechó la oportunidad para ponernos al día de todo lo acontecido en Italia con la mudanza de la redacción de antimafia a Sicilia, de los movimientos económicos mundiales, de la crisis que azota, principalmente a Europa y Estados Unidos. Es que es normal para nosotros no cambiar el auto, es más, es muy normal para nosotros no tener auto. Estamos acostumbrados a no poder pagar las cuentas de la casa, es más muchas veces nos cortan la luz, el teléfono, el agua por no poder pagarlo, siendo que debería de ser el sustento base que nuestros Estados nos deberían de dar. Es continuo para nosotros el cambiar la alimentación, es más siendo un país ganadero nuestra carne sale hacia el exterior hacia quienes más pagan (o pagaban por ella) quedando aquí solo de la calidad más baja. Es moneda corriente para nosotros que nuestros gobernantes nos mientan, es más ya no votamos al más honesto sino que pensamos votar al que menos miente. Ahora comprenderán porque cuando venían de vacaciones a nuestros países, a nuestras costas y playas envidiables, a beber nuestra agua limpia, se encontraban con un paro de funcionarios en el aeropuerto que producía demoras en sus paseos. Ahora comprenderán porque se cortaban las rutas en forma de protesta, ahora comprenderán porque la policía reprimía nuestros reclamos económicos. Antes se veían como reclamos de indios ignorantes, ahora Europa comprende que nos estaban robando nuestro patrimonio estos estados corruptos. Ahora Europa siente en su carne lo que significa que te metan la mano en el bolsillo y te quiten el pan de tus hijos. Ahora si comprenden que los mismos que nos robaban a nosotros, ahora les roban a ustedes. Entonces ahora si llego el momento de crear un único frente porque cuando se comparte la ignominia, se puede compartir la lucha. La misión, la Obra de Giorgio ya la compartimos, ella ya nos ha unido, ahora unámonos en una única lucha mundial contra este ser oscuro que domina nuestro planeta y que poco a poco está mostrando su verdadera cara. Pero nuestra legión es la de la luz, la de la Justicia, la del Cristo.
Junto a quienes lo acompañaron en este viaje Giorgio encaminó sus pasos a reencontrarse con parte de sus hermanos de América Latina. Digo parte porque aún le queda ver a todos los hermosos hermanos de Argentina, Chile y Paraguay que con paciencia y devoción esperan su turno para compartir un momento junto a el.
Sonia, Sonietta, Lorella, Antonella y Pier lo acompañan al Arca y comienza así una enésima lección espiritual:
G: “El arca de Uruguay, como la de Argentina, Chile, Paraguay, México y los hermanos de Sudamérica que nos acompañan,  es fundamental para mi misión, es un escudo espiritual, un empuje, una fuerza, para derrotar el anticristo. Este es el tema central de estos días a destacar junto con la Venida de Cristo. Mi presencia aquí a pesar de nuestras dificultades y del cansancio que ustedes lo notan, un cansancio interior, más que físico porque después de cada sanguinación el Cristo me da fuerzas para seguir el trabajo que tengo que hacer. A pesar de esto me siento comprometido y tengo la obligación de estar con mis hermanos de Latinoamérica, porque nuestra unión es fundamental y si no lo entienden sería una desilusión, una tristeza, pero creo que lo entienden porque sino no estaban aquí. Nuestra unión es fundamental para que aquellos o aquel que tiene que desenmascarar al anticristo lo puedan hacer. Entonces cada uno de vosotros, desde el último que no hay el último, hasta el primero que no hay un primero es protagonista de esta misión. Protagonista significa que con su energía, con su presencia, con su solidaridad hacia esta misión, es un punto más, un voto más, para aquel que como la punta de una lanza, tiene que golpear el corazón del mal. Entonces nuestra fuerza es esa y por eso los encuentros aquí en Montevideo y Rosario. Nosotros no somos los únicos que hablamos del Cristo, no somos los únicos que anuncian la venida, no somos los únicos que hablan de la presencia extraterrestre, no somos los únicos que anuncian el final de los tiempos, eso es verdad y lo hemos dicho miles de veces. Pero tenemos una unicidad que otros no tienen y eso no lo digo yo. Lo dicen personajes importantes, italianos y extranjeros que nos visitan y que participan con nosotros en la lucha en contra de la mafia o en los proyectos para ayudar a los niños. Hasta en la divulgación de la realidad E.T, pero en particular gente de la sociedad italiana y que lucha con nosotros en contra del Anticristo, gente como Giulietto Chiesa o de políticos honestos amigos míos, nos reconocen y esto para mi es un orgullo decírselo a ustedes mis hermanos y es que nosotros, en lugar de ellos que no lo tienen somos militantes. Tu tienes militantes Giorgio, me dicen, nosotros con nuestros partidos, con nuestros millones de personas que tenemos pero no son militantes, son personas que están ahí pero no son militantes. Y eso me enorgullece decirlo, somos militantes del Cristo obviamente, no de un partido político o militantes de causas justas como las causas de la antimafia o de la anticorrupción o del medio ambiente, del antinuclear y todo sobre lo que hace muchos años luchamos. Esto es importante entenderlo a nivel espiritual, este premio esta gratificación que nos dieron los hombres de poder terrestres, que somos militantes y es verdad y esto hay que defenderlo, hay que realizarlo, hay que hacerlo sentirlo vivo diariamente dentro nuestro. Porque esto es lo que nos hará ganar en contra del Anticristo. Esta unión, esta militancia. Y esto es a lo que le tienen miedo los Anticristos del poder. Que existen células en el mundo, puras, limpias, que tienen ideas, que pueden alimentar a jóvenes y que estas ideas pueden quedarse, amplificarse por siglos, decenas de años. Y antes o después ganarle al mal. Hacemos un ejemplo, nuestro Señor tenía 11 personas ignorantes, nadie los conocía, pero gracias a estas 11 personas y todos aquellos que los acompañaban, el día de hoy es el personaje más conocido. Si casi nadie pone en práctica sus enseñanzas, pero nadie puede decir que no lo conoce. Gracias a Sus militantes. Por no hablar de gente menos importantes del Cristo que se reunían en los sótanos de casas viejas o cerca de un cementerio. Hago otro ejemplo, en una cafetería vieja y sucia de Turín o Génova en 1911 o 1912, Antonio Gramsci, junto a otros 4 desconocidos fundaron el partido comunista italiano que después se convirtió en el partido comunista más potente del mundo occidental, eran solo 4 personas. Porque eran ideas que a pesar de que quizás nosotros no compartimos, pero tenían buenos propósitos de solidaridad, de hermandad, de unión y después de solamente 25 años estas 4 personas se convirtieron en  35 millones de personas en Italia. Porque tenían honestidad, coherencia y eran militantes. Es decir dieron sus vidas por sus ideas. Entonces si la gente que nos observa, las malas y las buenas pero que tienen sus compromisos, que tienen sus contradicciones, me dicen, tu tienes tus militantes significa que potencialmente podemos llegar nosotros a tener y a lograr nuestros sueños o proyectos, mejor dicho. Pero hay un pero, y que está siempre pronto para comernos, aniquilarnos, destruirnos y que lo llamamos demonio, anticristo, Satanás que está ahí pronto para dividirnos, para que estas ideas que tenemos mueran dentro de nuestros corazones y para convencernos que sin plata, sin vanidad, sin violencia, sin autoridad y sin tiranía no llegamos a ningún lado y somos fracasados, somos gente que no vale nada. Que tenemos ideales si pero que sin la riqueza material y la notoriedad, la ambición, sobre todo el orgullo, el materialismo no llegamos hacia ningún lado. Esto es lo que el señor demonio nos propone todos los días en miles y miles de formas. Esto es un problema gravísimo porque reconozco que puede ganarnos. Que tiene la oportunidad de separarnos, que tiene argumentos para convencernos que no vale la pena. Y que tiene también la fuerza y la posibilidad de corrompernos. Porque nos ofrece oportunidades para que nosotros mejoremos nuestro estilo de vida en una forma y no vale la pena seguir con una idea que solamente te da problemas. Entonces yo no puedo hacer nada en esto, es decir si algo puedo hacer pero no puedo intervenir con la fuerza. ¿Qué puedo hacer yo? Estar presente, hoy estoy aquí. Ser coherente con mis ideas que son las mismas de hace, 4, 5, 3 o 20 años atrás. Demostrar con mi cultura, con mi fuerza espiritual, con mi preparación interior, que todo lo que el Cristo me ha dicho se está cumpliendo. Que se cumple todo lo que el Cristo dijo desde hace 20 años y que todo lo que Los Seres de Luz han dicho, antes que a mi a Eugenio Siragusa que ha sido mi guía. Entonces un discurso que empieza en 1952 y que llega hasta el día de hoy, estoy convencido que se está cumpliendo. Esto puedo hacer, puedo seguir sangrando, todos los días o casi todos los días. Honestamente tengo que decir que ahora sangro cada 3 o 4 días porque el Cielo me da un poco de respiro porque ya no tengo más fuerza, como la tenía antes cuando era joven ahora estoy más viejo, pero sigo sangrando por lo menos dos veces a la semana digamos, mínimo. Puedo seguir escribiendo mensajes que el Cielo me da. Denunciando el mal. Acusándolo, puedo seguir anunciando la venida del Cristo. Difundiendo las señales del Cielo que se están manifestando en el mundo gracias a gente como Pier Giorgio, que está acá hoy y como Maussan, como Almendras y como otros amigos nuestros que nos ayudan a difundir este mensaje. ¿Qué puedo hacer? Puedo seguir apoyando a los justos, en Palermo ahora más que nunca que vivo ahí. A los jueces que están dando la vida para defender lo poco de democracia que queda. Estar presente en las arcas luchando por la unión de todos ustedes, más que esto no puedo hacer, más que prometerles que mientras tengo un respiro voy a dar la vida y luchar como un guerrero, más que esto no puedo hacer. Prometer también que se van a manifestar señales que ustedes con sus ojos van a ver, esto es lo que puedo hacer. Estas son mis armas para evitar que el demonio los convenza a todos ustedes que no vale la pena y que según el, no según yo, que todos los justos que toman el poder el los corrompe y los conquista. ¿Qué han hecho los grandes revolucionarios que tomaron el poder en este país? Quizás no es porque son malos, pero no pueden. Yo lo se porque no pueden se los explico ahora en dos minutos. Porque el Anticristo gobierna el mundo, lo tiene en sus manos, entonces también al Uruguay. Si un día en Uruguay ustedes eligen un personaje, les hago un ejemplo absurdo, que se llama Giorgio Bongiovanni; Giorgio Bongiovanni tiene dos opciones cuando toma la República Oriental del Uruguay, como la tiene el Presidente Mujica. Tiene dos opciones poner un plan político revolucionario para que en 6 meses cambie el país o firmar su condena a muerte inmediata en 30 o 60 días, no tiene otra solución. Entonces firma su condena a muerte, porque si el pone en práctica en este país ese plan, entonces significa una política económica diferente, una producción de energía propia y con energía naturales. Diferente a los demás renuncia a la globalización, con miles de dificultades pero autónomo. El tiene una sola opción: resistir tomando consciencia que en 60 o 90 días lo van a matar con un coche bomba, un escándalo o un balazo, o sino, adaptarse al sistema intentando de hacer algo bueno pero obedeciendo al plan mundial de dictaduras y de esclavitud que el anticristo está poniendo en práctica. Ustedes diariamente se están dando cuenta lo que está pasando en Europa por ejemplo.

De esa forma sus palabras se marcaban a fuego, pero cada día casi sutilmente se percibe que estas serán las últimas armas que este Gran Jefe nos dejará para concluir la batalla. Luego de cuatro años de convivencia continua y más de 300 reuniones realizadas con el, luego de más de 300 sangraciones atestiguadas por nosotros, este Maestro que tanto queremos intenta con desesperación trasmitir las últimas palabras autorizadas, los últimos avisos, las últimas señales.
Una de las claves, además de la de la unión que es la más importante, es la de la lucha contra la injusticia, vista desde todos los ángulos. Injusticia espiritual, injusticia económica, injusticia histórica. Luchar al lado de los justos, defenderlos, protegerlos y acompañarlos. Debería de ser la tarea más sencilla, simplemente porque los justos cada día son menos, pero de todas formas el poder del anticristo ha llegado a ciertos niveles tan altos que poco a poco esa tarea se ha transformado en todo un apostolado. Será que a medida que el Armagedón avanza la decisión de estar de un lado se verá cada vez más obstaculizada, pero sin embargo el estar del otro lado tiene, aparentemente más gratificaciones, pero por supuesto estas solo serán materiales y nada más, algo tan efímero como eso.
Dentro de este contexto y en el marco de una lucha y una preparación tanto interior como intelectual que debemos tener, citamos al arca para darnos una pequeña charla a un justo. Al Fiscal Enrique Viana para que nos ponga al tanto de la situación de robo y usurpación en la que se encuentra nuestro pequeño país. Tan verde, tan lleno de colores, de aire puro, de agua fresca pero sin embargo es objetivo de las grandes multinacionales para implementar sus mecanismos de despojo, de suciedad, máquinas generadoras de dinero a costa de la naturaleza. Si las tuviera que caricaturizar lo haría como una gran máquina de picar que por un lado entra un pájaro y por el otro sale un billete de un dólar o peor aún que por un lado entra una gota de agua pura y por el otro sale un bono de la deuda del estado. Y así poco a poco nos van quitando nuestro hábitat creando zonas protegidas en las que seguramente no estaremos nosotros.
Enrique Viana como Fiscal del estado y defensor del pueblo, mejor dicho como un defensor del bien común, se dedica su vida a investigar y denunciar de oficio todas las barbaridades ambientales a las que somos sometidos. Trabajo que ha pagado con muchos traslados y manoseos pero tarea que, como el mismo desarrolla, la hace con convicción y certeza de que el sistema judicial mundial ha entrado en un proceso de declive globalizado.
Pero para mi aquello que hacen los que se llaman de izquierda, que luego cuando llegan al poder, actúan lo contrario a su discurso, aquellos que vivieron la cárcel por sus ideales, aquellos que han dejado muertos tendidos sobre la acera luchando por el hombre, pero que hoy venden el país, venden la tierra, venden al hombre para mi es traición. Yo te pido disculpas por decir esto, tu eres un hombre de estado, pero para mi el estado está traicionando a los que votaron.
Las palabras como dagas, como flechas certeras de acusación hacia aquel que sin lugar a duda coparte estas acusaciones pero que sin embargo ocupa el puesto de los que representan al estado, llegaban al corazón. Marcaban una diferencia, marcaban y hablaban de esa unicidad que Giorgio menciono el día anterior, estas aquí, te invitamos pero de ti solo buscamos lo mejor, porque lo peor ya lo tenemos día a día golpeando en la cara, en el estado ya no confiamos, solo confiamos en que tu quieras de corazón y desde el alma hacer algo.
Las palabras de este Fiscal que lucha contra la corriente nos anudan el espíritu y nos dan esperanza de un camino marcado solo por los que creen de verdad en un horizonte nuevo.
Si conoce el delito ambiental, denúncielo, no sea cómplice, prácticamente así comienza su discurso el fiscal Viana. La variable de ajuste econométrica, ya no es el salario, sino que es la contaminación: +contaminación=+ganancias  +ganancias>capital de inversión  >capital de inversión > capital de inversión>corrupción a > corrupción >impunidad (más contaminación es igual a más ganancia, más ganancia es igual a mayor capital de inversión, a mayor capital de inversión mayor corrupción, a mayor corrupción mayor impunidad.
La impunidad se traduce en indefensión.
Giorgio:”Dr. Viana, yo soy consciente de que usted representa el Poder Judicial, pero no puedo no hacerle una pregunta política. Delante a una situación para mí dramática, gravísima, como es el tema ambiental y que se está viviendo en todo el mundo, pero este país ha tenido la suerte y no se si ya no decirle desgracia, de que ganó un gobierno de izquierda, personas intelectuales que han hecho una batalla a favor del medio ambiente en los años 70, 80, 90 que denunciaron a la derecha como fachistas, de nazis porque estaban destruyendo el país, se lo estaban comiendo, ahora estas personas están mandando, el presidente de la república podemos decir que es el emblema de esa lucha, donde se anhelaba una nación limpia que tenía que producir energía alternativa, en contra del nuclear, ahora este gobierno ¿qué está haciendo, está apoyando a estos corruptos, apoya la impunidad, se arrepintió de sus ideas?
Viana: Quien ejerce una función pública, ejerce una función política, porque la política es gobernar. La política es ejercicio del poder, ejercicio del gobierno. Después está la política partidaria…Hay países comprando territorios nacionales, eso aparentemente quiere demostrar que somos exitosos productivamente. La dignidad que se tuvo en 1965 cuando se dijo no a los tratados de inversión no es la dignidad que se tiene en estos años en los que hacemos al revés. Estamos dando pasos agigantados hacia atrás y estamos viviendo una especie de neo colonización como hace 200 años atrás. Los recursos para actuar frente a la justicia existen, procesos judiciales, etc pero más allá de eso lo importante es que existan jueces y fiscales independientes. Mi camino, el de mi fiscalía es un camino solitario, eso es así.

¿Cómo poder explicar la luz que había en los ojos de Giorgio? Con la sed de Justicia con la que hablaba al Fiscal y con la vehemencia con la que mantenía el derecho a reclamar lo que es nuestro. A unirnos en una gran manifestación mundial a pedir lo que por derecho nos pertenece, pero no nos pertenece de una forma materialista de posesión sino que de supervivencia de la especie. El agua, el aire, el suelo, el mar, disfrutar de ellos es nuestro derecho inalienable y adquirido al momento de ser concebidos por el Padre y depositados sobre este hermoso planeta.
Con esa fuerza es con la que el recorre el mundo y camina entre los muertos vivos resucitando sus almas oscuras, azotando a los nuevos mercaderes con azotes verbales.

Los días fueron transcurriendo vertiginosamente y ya estábamos en la mitad de la semana cuando recibimos un llamado telefónico para realizarle una entrevista a Giorgio. Se trataba de un programa muy visto en Uruguay y que se trasmite a través del canal 12 de televisión, uno de los tres canales abiertos de Uruguay. Sobre media tarde llegaron los chicos y la entrevista se desarrolló. En un clima cálido, sentados al lado del fuego de la estufa, toda la vida y la Obra de Giorgio fue transitando por los pasillos de la memoria. ¿Quién es Giorgio Bongiovanni? Con esa pregunta se abrieron las puertas del universo. Es que escuchar de su boca quien es y resumir su Obra, su vida, verdaderamente se transforma en un cielo de estrellas, donde la coherencia y la entrega son el sol y la luna de un sistema solar formado por soledades, por luchas sociales, por amores, por engaños, por abandonos, pero sobre todo por certezas. De que El Cristo vuelve y de que este mundo está ya en sus últimos respiros. Y desde el centro de ese mundo, los seres se elevan, desperezándose y quitándose la tierra seca, la arena podrida y las raíces tumefactas. Seres que heredarán uno nuevo, un planeta de luz, de Justicia, de Paz y de Amor.
Caminando por los senderos de la Justicia en su oportunidad Giorgio había trabado amistad con el Juez Penal Pablo Eguren, otro justo atacado sin sentido por el solo hecho de desarrollar su tarea y querer hacerlo honestamente. Solo por eso. Pero a Giorgio los ataques no le importan, ni los ataques hacia el y menos hacia sus amigos. Es por eso que esta amistad se fue construyendo y solidificando con el tiempo. Esta amistad se selló el miércoles en la noche cuando compartimos una agradable cena en la casa de Giorgio. Obviamente no faltaron los comentarios sobre la infamia llamada ”gobierno de izquierda”.
Ya estamos pisando los últimos días de la estadía de Giorgio en Uruguay, pronto sus pies cansados visitaran Argentina, aún resta hacer una conferencia en Montevideo y luego el avión despegará de la pista y con sus ruedas nuestras ilusiones también acompañarán a nuestro amigo, hermano y sobre todo Maestro.

Erika Pais

Montevideo (Uruguay)
18 de agosto 2011

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139