Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
foto-Palestina100Loreley Latierro
Charla realizada por Nora Fernández Espino, activista pro-defensa Palestina, el día 28 de enero de 2015.

Concurrimos a esta charla por Un Punto en el Infinito Ricardo Almeida y Loreley Latierro, para conocer e informar luego sobre lo que vive el pueblo palestino hoy por hoy por boca de esta mujer que ha estado conviviendo con el mismo, y que nos trae el pedido de ayuda desesperado de esta gente.

Esta actividad fue organizada por los integrantes de la Asamblea Popular y distintas organizaciones sociales como forma de solidarizarse con el pueblo palestino. La misma se desarrolló en la Casa Cultural Uruguay-Suecia, en Canelones 2929 en el centro de Montevideo, contando con la presencia de un numeroso público, que desbordó la sala.

Nora Fernández Espino es una ciudadana uruguaya, docente, profesora de inglés, vivió en Argentina durante largo tiempo, trabajando en los distintos proyectos de las Madres de Plaza de Mayo; luego se trasladó a Inglaterra y hoy es una más de las activistas internacionales que cumple su militancia en favor de la causa palestina en la Franja de Gaza, junto a otros integrantes de distintos países. Actúan llevando medicamentos, alimentos, juguetes, etc., muchas veces arriesgando sus propias vidas como escudos humanos, como cuando acompañan a los palestinos a pescar o a cosechar, etc., etc., como nos contara y mostrara durante su exposición.

“Buenas noches a todos. Primero que nada quiero expresar un agradecimiento enorme en nombre del pueblo palestino. Con respecto a la necesidad nuestra de ir sobre el suelo de Gaza es que vimos que había un “espacio vacío”. Escuchábamos que la Palestina desde el año 76 viene soportando el atropello, el genocidio, los ataques de Israel sobre la Franja de Gaza, y de la resistencia de ese pueblo junto a Hamás que hace 8 años gana las elecciones con un 60% de los votos. Por supuesto que no son terroristas como dicen los voceros del sionismo y algunos gobernantes los catalogan. El propio Tabaré Vázquez ya ha abierto el paraguas al referirse a lo ocurrido en Francia poniendo todo en una misma bolsa. (Se refiere al atentado en enero próximo pasado a la revista francesa Charlie Hebdo).  Es decir que (es) la resistencia de un pueblo que hace 76 años viene siendo usurpado, violentado y atacado –digamos, además que muchos de nosotros no éramos nacidos- (en) territorio palestino en el que vivía una población autónoma toda su vida y que a partir de una resolución de las Naciones Unidas le quita toda posibilidad de vivir en paz. Resolución que ni siquiera es respetada por los usurpadores.

Se habla de una gente sin tierra y de una tierra sin gente, y ahí comienza una de las mentiras más grandes y ahí comienza todo ese cuento, la justificación de implantar e imponer un territorio que ya tenía sus habitantes. Un territorio que fue cedido “generosamente” por los británicos, que siempre fueron un imperio y  actúan como tal, considerando después de tanto tiempo y tantas persecuciones sufridas por el pueblo judío que bien se le podría dar la mitad de Palestina. Es así que surge la Declaración Bolfour  -el 2 de noviembre de 1917-, y las Naciones Unidas inventaron un estado sobre el 56% de la Palestina histórica, dividida de tal manera que es imposible de creer. Muchas veces la gente me pregunta por qué no nos hacemos eco de la teoría, -de la mal llamada teoría de los dos estados-, y lo que yo les digo es que miren el mapa y vean cómo fue dividida Palestina. Vean cómo fueron divididos por los británicos y franceses los demás países árabes, las fronteras de Egipto, de Cisjordania. No hicieron un “caminito de hormiga”, (sino) todo separado, todo absolutamente imposible. Y en segundo lugar, si después de 76 años no hubo tiempo suficiente para que las Naciones Unidas dieran cumplimiento a la formación del estado árabe, queda demostrado que nunca hubo tal intención. Entonces hablar de los dos estados y el discurso de volver a las fronteras del 67 es poner la zanahoria delante del burro. También la utilización del discurso del holocausto sufrido por el pueblo judío, que fue ampliamente promocionado por la prensa, con motivo de celebrar el 27 de enero de 2015 la liberación del campo de concentración de Auschwitsz por una división del ejército soviético. Esos mismos rostros que lloraban delante de las cámaras, muchos de ellos festejaron en la playa de Pocitos la masacre del pueblo palestino en Gaza, en julio pasado, pidiendo más genocidio ya que “los niños palestinos son futuros terroristas”, hay que exterminarlos, son peligrosos. Donde  el propio presidente Mujica  utilizó la cadena nacional de radio y TV  para referirse al tema del holocausto. Entonces yo digo, ¿qué  es lo que está pasando, qué está sucediendo, cómo una mentira tan clara no se puede ver? O en realidad no se quiere ver, ni dejar ver. Hay muchos compromisos debajo de la mesa. Quienes representan al Estado de Israel, ese lobby feroz que parece que se come a los chicos crudos y que en realidad es el que dice qué se puede y qué no. Hoy sin ir más lejos estuve con la secretaria del ministro de relaciones exteriores de la república, ya que tengo que buscar la forma de entrar en Palestina. Antes se podía entrar a través de Egipto, pero ahora no se puede.

Ella me decía de los logros, que se va a crear una embajada y se reconoce al Estado Palestino, etc., etc. Pero todo con temor, miedo, y continuamente preguntando y viendo que hay un señor “Fulano de Tal”, -de apellido judío-  que no quiere. Pero yo le digo entonces:   ¡¿quiénes son esos señores?! La República Oriental del Uruguay pertenece a los uruguayos.

No puede ser que porque este señor tenga financieras y haga negocios  con el gobierno se entrometa. Que esto es un tema que nos corresponde a nosotros, tenemos que cortar con el cordón umbilical enquistado, que hay que terminar. Hay mucho temor, hay que pedir permiso para todo. ¿Qué pasa con el pueblo uruguayo? Hemos terminado con una dictadura –supuestamente-, pero no del todo. Quedan muchos vestigios por ahí. No hay libertad de expresión, de hecho en el único lugar que yo conseguí  de hablar, de decir lo que está pasando, de decir lo que opino sobre la realidad del pueblo palestino en la franja de Gaza –nadie se acercó, vuelvo a repetir- la única radio que me ha dado espacio ha sido CX 36. Generosamente y comprometidamente me cedió sus micrófonos.  Bueno, lo que decía al principio, que la militancia sobre el terreno obedece a que la solidaridad deje de ser algo simbólico para ser algo real. Hacer posible que en otros lugares sepan lo que viven los palestinos. Nos preguntan por qué no vamos a Cisjordania. No vamos porque allí es el reinado de la Autoridad Nacional Palestina. Allí es más confuso, no representan al pueblo palestino.

Representan más los intereses de Israel que de Palestina. Impiden a su población apoyar a sus hermanos de Gaza cuando son masacrados por Israel. Cuando sale la población palestina en Cisjordania a protestar – hacen lo que pueden para apoyar a sus hermanos gazatíes- la policía de la Autoridad Nacional Palestina sale a reprimirlos. Entonces hay un acuerdo de seguridad entre la Autoridad Nacional Palestina e Israel, instalado, que forma parte de “la zanahoria”.

Nosotros hemos elegido Gaza, no solo para acompañar a los pescadores, que según el acuerdo de Oslo (1993), tienen autorización de pescar varias millas desde su costa, pero a las tres millas ya están los buques de guerra israelíes disparándoles. Eso es cosa de todos los días. Porque Gaza sale en los diarios solo cuando hay una masacre, pero el genocidio está pasando todos los días, a cada instante. El tema de Gaza, es permanente, constante, minuto a minuto, tan es así que no tenemos tiempo.  Si seguimos esperando, no quedará nada de la franja de Gaza. Nosotros tenemos que escuchar qué es lo que ellos necesitan. Y hay una cosa en la que todos están en acuerdo absoluto, es el llamado boicot financiero y el boicot a los productos israelíes en el mercado. Quizás en Sudamérica no hay estos productos, pero si hay relaciones carnales de los estados con Israel, estado terrorista del apartheid. El Estado uruguayo tiene tratados de libre comercio con Israel. Contrata empresas, y tiene negocios con distintos empresarios, contrata empresas de seguridad. También, las empresas de seguridad son contratadas por los sindicatos uruguayos. El otro día estuve en uno, y lo vi (G4). Esto no puede ser, no lo podemos permitir, y si no estamos de acuerdo, no nos representan  y si no nos representan, hay que sacarlos de allí. Porque encima son corruptos y baratos, van y hacen un cursillo en Israel, les pagan el pasaje, les presentan unas chicas  - ¡ojo, que no estoy diciendo nada que no sea verdad, lo investigamos!-  algunas fiestitas, un poco de cocaína, alguien los filma y después… (Se refiere a los dirigentes sindicales que se han vendido y son cómplices en Uruguay de la corrupción, manipulación y desinformación de la clase trabajadora organizada en torno al Pit Cnt. Hoy por hoy existe una nueva central clasista en avance).

Esto lo hemos visto en todos los gobiernos, en todos lados, en el Congreso de los EEUU; es la manera de operar, luego los van a chantajear, los van a comprar. Esa es la realidad. Entonces yo me pregunto ¿nosotros queremos esos dirigentes sindicales?, ¿nosotros queremos esos hombres en los puestos de gobierno? ¿Queremos un presidente que se rasga las vestiduras por el holocausto, junto a los mismos que piden la muerte de los niños palestinos y se abrazan, lloran juntos? Entonces dónde estamos ubicados como país, dónde estamos ubicados como seres humanos, como personas. ¿Dónde están, cuáles son nuestros valores?  Han mostrado fotos de las montañas de cadáveres, yo las vi en realidad, lo viví y lloré, lloré de rabia de ver a los niños palestinos muertos, con sus cerebros estallados. Porque además los sionistas utilizan la franja de Gaza y a los palestinos para probar sus armamentos, para luego ofrecerlos a la venta al mundo con el “utilizado en combate”, como sello de calidad. ¿Cuál es el combate?, ellos son asesinos. Cuando ellos entraron en la franja de Gaza, salieron llorando. Yo les digo a todos ustedes, la franja de Gaza es muy chiquita, son 40 kilómetros, por 8 por 14. Conozco Gaza cien por ciento. Después de haber destrozado Gaza, y haber aniquilado dos mil gazatíes, entre ellos muchos niños, la idea era terminar con la resistencia, y los túneles de la resistencia que están bajo tierra. Imagínense, frente al mundo, en 52 días de bombardeos no han podido con la resistencia armada. Con la tecnología más grande del mundo, no han podido con la resistencia. Con un bloqueo por mar, aire y tierra, no los han podido ni detectar. En 52 días de bombardeo, con bombas, de una tonelada sobre las casas donde vive la gente, familias, y no han podido. En algún momento tenían que entrar, y cuando lo hicieron avanzaron 12 kilómetros y tuvieron que irse llorando en bolsas de basura, en bolsas de muertos, y muchos de ellos lo siguen recordando por sus secuelas. Porque Israel tiene el cuarto ejército del mundo, pero no tiene hombres. En la franja de Gaza hay cientos de hombres dispuestos a morir por su tierra. Del otro lado tienen listo el pasaporte de Europa, Argentina, Uruguay, o cualquier lugar del mundo, y se van a ir, porque no van a morir por Israel.

Entonces hagamos el esfuerzo, tenemos que hacerlo. Yo sé que hay discrepancias, pero sigamos el ejemplo de los gazatíes, cuando el enemigo ataca son una sola mano contra el invasor, y ganan. Están bajo la lupa, los drones están todo el tiempo filmando y escuchando las conversaciones. Todo el tiempo. Sin embargo no pueden detectar dónde están los túneles, cómo los hicieron, ni cómo entraron las armas. Entonces, reaccionemos de forma más enérgica. El estado de Israel tiene que caer por su peso. Basta de palabras, de discursos. Tenemos un gobierno que está alimentando el monstruo, que está haciendo tratados de libre comercio,  está contratando empresas, como en la Argentina y otros países, como la empresa de agua que dejó a los palestinos sin ese recurso vital para la vida. Con un empresario a la cabeza que dice que el agua no es un derecho humano, sino un comódite.  Dentro de poco van a decir que el aire también lo vamos a tener que pagar. Estamos hablando del capitalismo brutal al que le estamos abriendo las puertas y poniéndole alfombra roja.

Hay uruguayos prestando servicio en Israel, no sé cuántos son. Hay 70 mil argentinos prestando servicio. La constitución argentina lo prohíbe. Se puede tener ambas nacionalidades, pero no se puede servir en el ejército de otro país, pero claro, como no se denuncia… Ahora sale a luz esto que ha pasado con el fiscal, que en realidad es una operación del Mossad  (Servicio de Inteligencia israelí), porque  ellos quieren obediencia absoluta. Es un castigo porque Argentina, fue una de las ocho manos que se levantaron para reconocer al Estado Palestino, y Francia también.”

 Luego Nora, muestra unos videos realizados por el grupo activista al que pertenece, en la misma franja de Gaza, donde se vivencia parte de la realidad relatada.

Se ve, por ejemplo, a los palestinos tratando de levantar su cosecha, a los activistas con sus chalecos, actuando como escudos humanos, y se sienten los disparos que reciben  desde el lado establecido  por Israel, donde se encuentran soldados, tanques, y además una torre donde hay emplazada una ametralladora que funciona con sensor. En esa oportunidad una activista está filmando a los campesinos en sus trabajos, y como disparan, les grita que van a decir al mundo lo que ellos están haciendo. Es allí que Nora nos explica de las necesidades del pueblo gazatí, avasallado en todo los sentidos por los sionistas. Ellos dependen de plantar para llevar alimento a sus familias y animales. No se acercan con metralletas, sino con los pocos elementos de trabajo, y carros tirados por ellos mismos. Muchas veces cuando van a levantar  la cosecha, no solo les disparan, sino que entran con sus tanques, y aplastan, y destruyen todo. Lo mismo pasa con los pescadores. Ellos salen a pescar, y antes de las tres millas, ya vienen las lanchas, los rodean, y los hacen volcar, sin importarles que van los internacionalistas con su bandera.

Otros videos muestran a los activistas en lugares destruidos. A familias enteras viviendo a la intemperie, ya que perdieron todo con los bombardeos. Muestra una niña víctima del fósforo con el que bombardearon, experimentando sus armamentos. Realmente monstruoso.

 Nos cuenta de los drones, de cómo operan, y que siempre tienen la costumbre que cuando comienzan un ataque, el primer objetivo es un niño jugando a la pelota, ¡siempre  es un niño!

“Estas bestias son asesinos, no es que es un error, siempre saben perfectamente el objetivo”. Cuenta que los drones son manejados desde una computadora, como un video juego. Uno de estos asesinos declaró que para él era como matar hormigas. Nos dice que a todo esto, debemos sumar los grandes fríos, la falta de energía, etcétera. Estos últimos días han muerto de frío, viven a la intemperie, porque les han destruido todo, y siguen aislados, bloqueados, y no reciben ayuda alguna. Tan es así que un hombre palestino ha declarado que prefieren que los maten las bombas, al menos de esa manera la gente del mundo se entera. “Así nos matan día a día, minuto a minuto, sin que nadie se entere.”

Luego algunas preguntas, y culmina la charla.

Nos queda un sabor muy amargo, saber que de una manera u otra somos cómplices de esta realidad. Como dice Eduardo Galeano, “Vivimos el mundo al revés.”, donde las víctimas se convierten en victimarios. Nora dice que no tenemos tiempo, que si seguimos esperando no quedará nada de la franja de Gaza y su población.

Giorgio y los hermanos del Cosmos nos advierten que no hay más tiempo, si la humanidad no cambia, y se arrepiente de verdad, y actúa en consecuencia, se autodestruirá.

Montevideo, 14 de marzo 2015.
Loreley Latierro.

Referencias importantes:

-Declaración Bolfour: Manifestación formal del gobierno británico, por la cual el Reino Unido se declaraba favorable a la creación de un hogar judío en Palestina.

-Acuerdo de Oslo: estos acuerdos fueron firmados en el año 1993, entre el gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina, para ofrecer una solución permanente al conflicto. Implicaba que habría un período de 5 años en el cual se negociaría dicho acuerdo. Durante el mismo el gobierno israelí se mantendría como único responsable de los asuntos exteriores, la defensa nacional, las fronteras, y los puntos de cruce con Egipto, Jordania, y la seguridad de los israelíes en Cisjordania y la Franja de Gaza, los asentamientos en las zonas, la libertad de movimiento en las carreteras. Contaba con un principio de la creación de un alto gobierno palestino, la Autoridad Nacional Palestina, transfiriéndole a éste los poderes en Cisjordania y la Franja de Gaza, en materia de educación, cultura salud, bienestar social, tributación directa y una policía palestina. Establece que los acuerdos de status permanentes como Jerusalén, los refugiados palestinos, los asentamientos israelíes, la seguridad y las fronteras sean excluidos de las disposiciones provinciales y que el resultado de las negociaciones sobre el status permanente no debe arriesgar ni desvirtuar  los acuerdos provinciales.

-Lobby: grupo de presión para extorsionar e influenciar, presionar, gobernar en empresas en políticas financieras.

-Charlie Hebdo:  Semanario francés fundado en 1969, sufrió un atentado el 7 de enero de 2015. Publicaba reportajes, chistes irreverentes e inconformistas. Fuertemente ateo y de izquierda mostrándose muy crítico hacia la extrema derecha, el catolicismo, el islam, el judaísmo, etc. Dias antes del atentado es comprado por la familia Roschild que pertenece a una dinastía europea de origen judeo alemán. Algunos de sus integrantes fundaron bancos e instituciones financieras siendo muy influyentes hasta el día de hoy. En 1917 Walter Roschild fue destinatario de la declaración Bolfour a la Federación Sionista que comprometió al gobierno británico para el establecimiento en el mandato británico de Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío.

Loreley Latierro
19 de marzo 2015

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139