Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
Il ladro buono100Por Sandra De Marco

Ya desde los albores del mundo los Profetas y los mensajeros enviados por el Cielo han sabido plasmar los diseños divinos en pequeñas obras de arte: en la historia de una vida, en una obra literaria, en un fresco.

Grande es el Señor por Su Potencia y en Su Humildad: así el Omnipotente habla en el silencio a nuestros corazones. 

15 de agosto, AD 2015. He aquí inmortalizado en un puñado de horas, el sentido de la vida, la luz y las tinieblas, el arrepentimiento y el perdón, el dolor y la alegría, la muerte y el renacimiento, el Alfa y la Omega, el punto de inicio y de llegada de cada existencia; Su Esencia, la ley del Cosmos, la obra de Dios en perpetua edificación. 

Su diseño. Él que se nos presenta hoy como la Gioconda de un nuevo Leonardo que nos es  revelado sobre los pasos del Escogido. Un flashback temporal de siglos que ralentiza su carrera susurrándonos al oído la visión de un maravilloso joven eterno, Su Calvario, Su gloriosa victoria; cada instante sincrónico es revestido de una dimensión sagrada y mística, investido por un inconfundible perfume de rosa. La mirada materna del Espíritu Santo domina la escena: es la Virgen Santísima, la Anunciadora,  el Precursor de Su Hijo, Aquella que ofrece Su Sagrado corazón por la redención de los llamados y la preservación de los elegidos; también el Agua, el Aire, la Tierra y el Fuego se inclinarán ante Su majestuosidad.  

Y nos preguntamos: como es que un hombre en la Cruz pueda interrogar a la humanidad entera durante siglos, como un rostro impreso sobre una tela de pocos centímetros, pretenda hacer verter ríos de tinta y de palabras. Sin embargo, en esos 'cuadros' tan extraordinarios y fascinantes, hay algo prodigioso, inalcanzable…; esculturas vivientes, con la respiración y el pecho que laten, mientras los ojos y la sonrisa de Dios te siguen en todo lugar y te interrogan silenciosamente. 

Genios en todos los campos del saber humano, intelectuales revolucionarios, protagonistas ambos de un período histórico inquietante, dónde el centro de la existencia se desplaza de Dios al hombre; un hombre que se convierte en el instrumento de medida para todas las cosas, el único artífice del propio destino, al cual Leonardo y el Bautista, contraponen con todas las fuerzas el propio testamento espiritual y filosófico. 

Con sorprendente realismo y virtud trazan cada rasgo, plasmando la perfección en cada detalle; su indefinición impulsa a mirar más allá, te lleva a la búsqueda continua, hacia ese conocimiento que te hace libre de verdad, haciéndoles inmortales. Los diseños de Dios te estremecen y te penetran dentro: con una discreción desarmante llaman a tu corazón y en el momento en que capturan tu mirada, te invitan a sumergirte dentro, a interactuar, a escuchar la voz del Altísimo: como conclusión de su largo peregrinar, en el último canto del Paraíso, también Dante tendrá reservado el mismo anelo: encontrarse cara a cara con el Eterno, el privilegio y el deseo más grande de cada ser humano. 

Imágenes que hablan, que hacen vibrar las cuerdas más profundas de nuestro universo interior, que ponen en evidencia la intangibilidad de la naturaleza; qué cambian en base a los ángulos de observación y encarnan la esencia del eterno devenir. Su voz es profunda, solemne, quita el respiro cada vez que las observas, que las escuchas de cerca o que decides vivir de lleno la espontaneidad de cada matiz. 

El espíritu infundido en ellas constituye un punto de llegada, una etapa, un itinerario que cada hombre tendrá que recorrer; una llamada que cada uno de nosotros cultivará dentro de si, practicando día tras día, cada vez más, el único camino de Volver al Uno. Un camino semejante a ese amor, el más grande de todos, que nosotros creemos que perseguimos y que aferramos, y que sin embargo está precisamente ahí, en esos diseños, donde Él nos busca, se manifiesta y nos conquista.  


15 DE AGOSTO DE 2015 - PORDENONE, ARCA ALEA LORES

El Padre ilumina el azul intenso de fondo de esta tarde de verano, mientras un nuevo Milagro, el más grande, se cumple. "Qué necesidad había – se pregunta San Ambrosio – de que Cristo asumiera la carne, subiera sobre la Cruz, experimentara la muerte, fuera enterrado y resurgiera, si no fuera por tu Resurrección"? (Explanatio Símbolos) 6. Quién muere en Cristo investido por Su calor, recibe el soplo de la vida y la Resurrección" (Epistula) 17, 7. 

He aquí el Crucifijo glorioso que revela, una vez más, la Potencia de Dios, la sabiduría y Su grandeza. Él está aquí, ahora, y llama a la puerta de nuestra vida para mostrarnos el Camino, la Verdad y la Vida; para acuñar en un instante fugaz el sentido de la eternidad. 

Mara T.: La reunión espiritual de hoy no podía comenzar de otra manera. Giorgio os abraza a todos, está arriba, nada más llegar ha sentido fuerte que el Maestro le llamaba; en este momento está sangrando y nos exhorta al silencio y al recogimiento interior. Además nos invita a todos los que estamos aquí, primero los que nunca han asistido a este extraordinario acontecimiento, incluso a los recién nacidos, a subir a la habitacion para ver este Milagro con sus propios ojos.

Personalmente, ya nada más llegar a esta Arca, he sentido una fuerte emoción por la bienvenida extraordinaria que nos habían reservado, no solo por las mesas todas preparadas, los toldos, sino sobre todo por el amor de todos los hermanos que viven aquí, y el de los que han venido de lejos; en este momento bajo la misma Cruz... esta union fuerte que nos une. El Signo de hoy es éste, al menos por ahora... con recogimiento espiritual, en silencio, esperamos que el rito de esta jornada se cumpla.

Un abrazo a todos

En fila, en orden y descalzos, subimos las escaleras que llevan al nuevo Gólgota: empieza así esta jornada dedicada a la Madre Santísima. No es la primera vez, pero para cada uno de nosotros, hermanos y  hermanas de todas las arcas del mundo es, y será siempre, un nuevo inicio, un nuevo renacimiento. Las antiguas mujeres a los pies de la Cruz, doncellas del crístico amor, están a su lado. Los hermanos, por turnos, se arrodillan ante este nuevo prodigio...

Dos manos nuevas, premurosas, se posan hoy sobre ese cuerpo que sufre; dos manos nuevas, humildes y sinceras dan alivio a ese cuerpo que lleva las llagas sangrantes en los pies, en las palmas de las manos y en el costado. Dos manos que en el pasado estaban contra la vida, hoy sin embargo, con extraordinaria devoción, consuelan los espasmos de dolor interminables. No son suaves, comunes, no son manos burguesas, cuidadas, manos lindas, pero su toque deshiela toda fría apariencia: en la presencia del Cáliz y del Verbo, el toque de quien ha elegido definitivamente de qué parte estar vale más que las lágrimas, que muchas oraciones y que cien, mil, un millón de promesas. Un poco más allá, está toda la humanidad: algunos indiferentes, otros se burlan, otros Lo abandonan, o insultan, algunos blasfeman contra Él, calumnian, condenan, hay quien se aburre... los ecribas, los fariseos, los judíos, los centuriones, los judas, los soldados romanos; los que cobardemente escapan, los Pilatos y los Herodes de siempre. También sus amigos Lo dejaron solo. ¿Dónde están las multitudes que habían visto tantos milagros? ¿Dónde está el pueblo que Lo había aclamado y los enfermos a los que había sanado? Pronto, muy pronto, se desgarrará el velo del templo, la tierra temblará, se fragmetarán las rocas, pero en este momento es al ladron a quien se le están abriendo las puertas del Cielo...

Mara T.: Giorgio se está recuperando de la sangración y mientras se preparaba para bajar ha dicho: “Empecemos a comer el pan espiritual”. Nos pide que le esperemos todos juntos. Hoy estamos aquí unas 200 personas. Además del placer de estar juntos, quiero haceros partícipes de una reflexión mía. Los cambios de la humanidad siempre se han dado gracias a un puñado de personas conscientes, que habían asimilado interiormente los valores universales y los pusieron al servicio de los demás. Los cambios positivos, evolutivos, nunca se han dado gracias a millones de personas. Yo conozco a Giorgio desde antes que recibiera el Signo de los estigmas, y hoy he tenido el honor de estar presente a otra sangración; mientras veía pasar a todos mis amigos y hermanos pensaba en cuantas veces nos ha sido dicho en los mensajes que cada uno de nosotros tiene un mundo dentro, una potencialidad increíble, que puede transmitir al prójimo. Giorgio mismo nos ha hablado de la potencia que cada persona tiene. El problema es que no somos conscientes, no la empleamos al cien por ciento, yo en primer lugar, y me pregunto cómo sería si lo fuéramos.

“Existe siempre la posibilidad de hacer algo, existe siempre la posibilidad de cambiar...” Es una frase que ha repetido hoy más de una vez. Si así es, es algo maravilloso.

Haciendo un esfuerzo sobrehumano, Giorgio se levanta, recupera todas sus fuerzas y con una sonrisa que te desarma se encamina hacia los hermanos que le esperan. Los abraza con las manos desnudas y les besa uno a uno, envolviéndoles con esa alquimia espiritual que perfuma de rosa y de inmensidad. Giorgio toma asiento al lado de Pier y abre este encuentro:

Giorgio: Buenas tardes, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Hoy hablaremos sobre todo de la Virgen Santísima, luego de los mensajes celestes y mostreremos algunas filmaciones. Ayer a la tarde hemos tenido un bonito signo aquí en el arca: filmaron una esfera, que se une a las demás filmaciones que dan testimonio de la presencia de los hermanos extraterrestres en esta montaña; este lugar es sagrado ahora, aquí está también la Virgen.

Gracias a todos por haber venido. En particular tengo que dar las gracias públicamente a un amigo, que está aquí presente y que ha sido tan afectuoso que me ha ayudado durante la sangración. Estoy contento de que hoy estemos todos aquí reunidos, porque hemos elegido: hemos hecho una elección de vida. Esta tarde os pido que estéis profundamente atentos a los símbolos. Hoy es un día de reunión espiritual donde ya se están manifestando, y durante toda la tarde se manifestarán signos del cielo a través de las imágenes. Cuando el Cielo, es decir, las dimensiones superiores, la Virgen, Jesús Cristo, quiere dar señales, se presenta directamente, o elige, como hoy, de tocarnos el corazón más que la mente con un lenguage; decide manifestarse  o dar mensajes a través de las imágenes. Esta noche hemos iniciado nuestra reunión con la representación de la imágen más importante de nuestra vida: La imagen de una persona tendida sobre la cama que tiene estas heridas.

Ha empezado así y sinceramente no me lo esperaba. No me refiero a la sangración, sino a todo el Diseño, a toda la simbología.

Jesús, a través mio, ha querido llamar a todos los hermanos que estaban presentes para presenciar un mensaje simbólico; muchos otros que no están aquí con nosotros, han asistido a la sangración en momentos diferentes. Pero esta tarde se ha manifestado otro mensaje simbólico, mucho más grande de lo que nos podemos imaginar: la fotografía maravillosa de fraternidad y amistad con un amigo que estaba a mi lado y que me ayudaba. Una imagen simbólica del trabajo que estamos haciendo, que hemos hecho y que haremos; que no tenéis que olvidar nunca en toda vuestra vida, porque contiene la historia de toda una vida, de mi tierra, del mensaje estupendo, extraordinario, inmenso de que siempre se puede cambiar. Cristo es la prueba de que Él puede cambiar todo y nosotros tenemos que estar lejos de quien juzga a los hombres y les condena sin posibilidad de apelación, una actitud típica del régimen autoritario de las religiones tiránicas, de los fascistas, de los poderes corruptos que explotan a la gente. Cristo demuestra que se puede cambiar y hoy hemos visto todo esto, a través de los ojos de una persona que ha vivido una historia profunda y de mucho sufrimiento. Cristo ha hecho sí que cada uno de nosotros pudiera ver con sus propios ojos, no a través de la narración de una historia o de la lectura de un bonito libro, que nos hace emocionar  y conmover.

Más tarde nos acercaremos también a la estatua de la Virgen y sentiremos la presencia de nuestra Madre Cósmica. Prestad atención a los protagonistas, que sois vosotros, a la actitud que asumiréis, a las miradas y a las expresiones en los rostros de vuestros hermanos, a la mia, a la de todos nosotros, porque es ahí que encontraréis los símbolos. Son muy fáciles de descifrar porque son fuertes, tan evidentes que hablan al corazón. Todo lo que haremos esta tarde, incluída la cena, tendrá un significado que os llevaréis con vosotros. Entre las filmaciones que proyectaremos, veremos a una hija de esta Arca que lleva alta la bandera del Arca Alea Lores entre los niños de Sudamérica, también éste es un maravilloso signo. El cielo nos hace una gracia grande, indicándonos el camino, el camino para llegar a la meta. Yo creo que nos visitan, pero tenemos que tener cuidado de no ser tentados. Nuestra meta es la Segunda Venida de Cristo, es la meta de todos, de aquellos que nos creen y de los que no nos creen, pero nosotros tenemos que llegar dando Gloria a Dios. Lo cual significa llevar a cabo nuestra misión, no dar marcha atrás, no cansarse, no detener nuestro paso. Las pruebas no faltarán, las tenemos ahora y tendremos otras, así como tendremos también signos cada vez más significativos, más evidentes, de los que seremos testigos a la fuerza, y tendremos que explicar al prójimo lo que está sucediendo. En esta jornada dedicada a la Santa Madre hablaremos de la Virgen, la Anunciadora de la Venida de Cristo, que se está apareciendo en todo el mundo para dar signos. Ella nos indica el camino y nosotros tenemos que ser gratos por todas las cosas buenas que nos suceden en la vida. Cuando tenemos dificultades en la familia, cuando sufrimos o nos preocupamos por los hijos, los hermanos, hermanas, mujeres, maridos, amigos que no están bien y que después imprevistamente se recuperan es un regalo, una gracia de la Virgen que nos ayuda porque quiere que sigamos adelante con nuestra misión y no nos detengamos. Quiere hacer conocer la Venida de Su Hijo. Según nuestra Madre Celeste nosotros somos una de las últimas esperanzas de esa voz que no se oye en el mundo, que anuncia la Venida de Su Hijo. Ella está desesperada, llora lágrimas de sangre, porque nadie habla de ello.

Gracias a todos. Ahora pasamos la palabra a Pier que nos presenta una de sus últimas investigaciones.

Pier Giorgio: Todos vosotros sabréis lo que sucedió el 5 de mayo del 2015, con la presentación que hizo Jaime Maussan, en Ciudad del Méjico, de dos diapositivas en las que aparece el cuerpo de una momia. A raiz de ello se desencadenó una polémica feroz a nivel mundial, donde acusaban a Jaime de haber arquitectado una especie de estafa internacional intentando hacerla pasar por el cuerpo de un extraterrestre.

La acusación se basa sobre la presencia de un cartel al lado del cadáver, pero nadie ha impugnado los análisis que los médicos efectuaron sobre el cuerpo. En particular el estudio del oficial médico forense de la Marina militar: el Doctor José De Jesús Zalce Benítez, especializado en medicina aereo-espacial y en antropología forense, demuestra que:

- en el craneo se aprecian señales de traumas de impacto a gran velocidad. En el mentón, abajo de los pómulos, en la mejilla derecha, en ambas zonas de los párpados;

- la altura de la frente (desde los ojos hasta la parte superior de la cabeza) es más grande que el resto de la cara (desde los ojos hasta el mentón);

- es un craneo de una grandeza anormal, que equivale a la grandeza del torax;

- los ojos son particularmente grandes, y están en una posición un poco más baja de lo normal, los globos oculares sobresalen hacia afuera, mientras las momias presentan un proceso de deshidratación que hundiría el globo en la cavidad ocular (el cual está compuesto sobre todo de agua). El cuerpo se encuentra en un buen estado de conservación artificial.

- el largo del fémur es inferior a la de la tibia y el peroné;

- no tiene tobillos, muñecas, pelvis o glándulas mamarias;

- la extraña conformación de oídos, nariz y boca;

- el cuello no es visible ya que se encuentra cubierto por un trozo de tela. Los médicos hipotizan que pueda tratarse de un modo de cubrir y no dejar en evidencia lo que ellos sospechan, es decir que el cadáver quedó decapitado a causa de la fuerza del impacto y de la diferencia de peso y de densidad entre el cráneo y el cuerpo.

- en el tórax se ven solo seis costillas, podría llegar a haber una séptima pero no está claro a causa del trozo de tela que cubre la zona del cuello y están inclinadas respecto a un ser humano normal.

- la articulación del hombro no tiene la continuidad típica hasta la clavícula. Ni siquiera se puede identificar una clavícula, aparentemente no la hay. La posición del codo pone en evidencia la rotación del mismo hacia afuera. La articulación de la muñeca no existe o es diferente a la normal en un ser humano. Y se ven solo tres falanges y ningún dedo;

- en el borde del abdómen se ven algunas zonas blancas que podrían indicar que el cuerpo ha sido sometido a algún tipo de refrigeración;

- en el área pélvica no se ve ningún hueso típico de esta zona púbica, ni tampoco las crestas iliacas. Podría indicar que no se trate de un mamífero, sino de la evolución de un réptil (que no hay que confundir con los reptilianos que son completamente otra cosa). No se ve la rótula, ni el borde de la rótula, y el fémur es más corto que la tibia.

La conclusión de los forenses es que las anormalidades evidenciadas se deben principalmente a cuatro patologías conocidas por la ciencia forense, todas ellas incompatibles entre si: los fetos que tienen estas patologías terminarían en abortos y no superarían 30 días de vida y la primera conclusión es que el cuerpo, si fuera humano, no podría estar tan desarrollado.

El cartel sobre la diapositiva indica que el cuerpo (de un niño de dos años) fue hallado en Mesa Verde (envuelto en un trozo de tela de algodón para la sepultura) y donado por el signor S. L. Palmer di San Francisco. Mesa Verde está a 7 horas de distancia de Roswell y a mitad de camino está Albuquerque, donde en los años cincuenta se dio el famosísimo caso del contactado Paul Villa.

Lo que se destaca de las demás imágenes que mostró Jaime, a pesar de haberle agredido con palabras hasta violentas, es que el cuerpo que encontró Palmer no tiene nada que ver con el que se presenta en los slides, no coinciden ni siquiere en la medida (70 cm. contra los 110-120 cm).

Se trata del enésimo ataque a la ufología internacional, porque cada vez más gente está abriendo su conciencia y se está interesando en estos temas. Han mezclado verdades con falsedades para denigrar a una persona que de seguro resulta incómoda, un hombre de televisión capaz de atraer a millones de personas hacia estos temas, demostrando la verdad de la presencia Extraterrestre. El poder ha intentado atacarle y comprometer su reputación con una trampa bien ideada que posiblemente, por motivos que ahora no tengo el tiempo de explicar, ha involucrado también a los servicios secretos que han manipulado el dossier. Ésta es mi opinión en este momento. El cuerpo probablemente estaba en Roswell, de ahí lo llevaron a Mesa Verda para sacar algunas fotos y después llevarlo de nuevo a su sede. Maussan dijo también: “Si yo encontrara un cadáver que tiene un disparo en la cabeza y en el corazón, y al lado un cartel que dice “estaba desesperado y me suicidé”, ¿los jueces a quien creerían? ¿Al cartel? O verían que no se trata de suicidio, porque un hombre no se puede disparar a la cabeza y después al corazón”.

Giorgio da las gracias a Pier, nuestro investigador y documentarista internacional e invita a Roberto Dionis, pastor de la Iglesia de los Mormones para que nos de un mensaje con el corazón.

Roberto Dionis: Aunque nos conocemos desde hace tiempo, para mi es de verdad una sorpresa estar aquí, después de que Giorgio me llamara. Me llamo Roberto, nací y vivo en Trieste, donde he conocido a los Mormones y la Iglesia de Jesús de los Santos de los Últimos Días. Lo que puedo decir es que yo amo mucho a Jesús Cristo lo que me ha llevado a buscarle. Sería largo exponer todos los pasajes, así que diré solamente que Jesús se hace encontrar por aquellos que Le aman y Le sienten dentro. Yo de niño era el monaguillo de Monseñor Ukmar, un importante intelectual esloveno, astrónomo y muy atacado durante el periodo del régimen. Nací en Servola (una localidad histórica de la ciudad de Trieste), donde se hablaba el esloveno y desde niño he vivido momentos de dificultad y de contrastes. A la edad de seis años recuerdo que vi la imagen de Jesús crucificado y sintiendo un golpe en el coracón, dije: “Quiero servirte, quiero ayudarte... Te quiero”.

A partir de ese momento, se dió una serie de situaciones en las cuales tuve siempre a Cristo como punto central, ese sentimiento de que Jesús está siempre dentro de nosotros. En hechos de los Apóstoles 4:12 está escrito: “Porque no existe bajo el Cielo otro Nombre dado a los hombres, que el nombre de Jesús Cristo”. Por el cual podamos alcanzar la salvación». Yo soy estudioso de teología y experto de historia religiosa, de hecho el históriador siempre es desconfiado, insatisfecho y está continuamente buscando, pero es importante distinguir el conocimiento del hombre de aquel del espíritu. He hablado a Jesús en muchas ocasiones de la vida invocándole, viéndole como “persona”, he recibido siempre paz, alegría y serenidad. El mensaje que puedo daros va más allá de las etiquetas y de las categorías que nosotros, como hombres, siempre hemos atribuído en el curso de la historia. Basta ver la Iglesia Católica Apostólica Romana con todos sus Concilios, a partir del de Nicea que se celebró en el 325, donde Constantino, se sentó y dijo: “Yo soy también el Sumo Pontífice, no sólo el Emperador”. De esta forma, se atribuyó a si mismo el derecho incontrastado de eliminar los textos evangélicos incómodos (un año después ratificó la incautación y la destrucción de todas las obras que estaban contra las enseñanzas ortodoxas). Siguieron otros más: el Edicto de Tesalónica en el 380, el Concilio de Constantinópolis en el 381, etc., donde el hombre antepuso su propio ego, no buscaban a Cristo, al punto que la Iglesia se disolvió enseguida después de los primeros Apóstoles, cayendo sucesivamente en la apostasía.

Para terminar, todo lo que dice el hombre está bien hasta un cierto punto, pero es Jesús el que guía y resuelve las situaciones. Os quiero. Y quiero a Giorgio, porque es una persona cuya importancia y valor cada uno de nosotros debería establecer dentro de si mismo, en su corazón. Os dejo con mucho afecto, en el nombre de Jesús Cristo. Amén.

Giorgio: Interpretad los símbolos, las imágenes, los signos. La tarde nos está ofreciendo este diseño de simbologías... no es necesario añadir explicaciones, palabras. Hay que sentirlo. Ahora haremos una breve pausa para cenar, porque tenemos que vivir de pan y de espíritu, después rendiremos homenaje a la Santa Madre frente a la estatua con un rito cristiano.

Después de unos minutos el rumor de la lluvia empieza a sentirse sobre los toldos. Su tono delicado lentamente se hace más vivaz, mientras aumenta de intensidad. Alguna ráfaga imprevista de viento, había cierta emoción en el aire y los árboles de este jardín encantado comenzaron a ondear. En pocos instantes y de improviso los relámpagos iluminan el cielo sacudido por un concierto de truenos. Algunos hermanos se apresuran a poner al seguro los equipos, pero una calma irreal domina la escena. Giorgio se levanta y con un andar dulce se hace camino entre las mesas, todas ya puestas, mientras la lluvia que se infiltra por las paredes de los toldos le cae insistente sobre la espalda, casi como si quisiera llamarle la atención. La cena está servida, las personas hablan entre ellas, hay sonrisas y un silencio que vibra y que parece disfrutar del espectáculo. Al día siguiente nos enteraríamos de que una tromba de agua había caído no muy lejos de donde estábamos: árboles y señales de tráfico arrancadas, así como toldos y black out en varias zonas de la provincia. Pero no aquí.

Giorgio se para debajo de la lluvia a pocos pasos de la estatua de la Virgen de Fátima la cual, con la luz de su mirada encantadora, vela noche y día sobre esta arca. El hijo predilecto, con la mirada hacia el cielo, después de un diálogo interminable, va hacia Ella. Se acerca lentamente y, ante Su presencia, inclina la cabeza sobre el brazo apoyándose a la gruta, una pequña bóveda adornada con  piedras azules.

Alguno corre hacia él para cubrirlo, pero él pide que le dejen solo bajo el toldo. A sus espaldas, un poco más atrás, una mujer se prostra de rodillas en el suelo, con las manos juntas en oración: es Sonia Alea, maravillosa e incansable compañera de viaje. No sabremos nunca cuanto tiempo pasó, solo después de que los Zigos se calmaran como en un sueño inmóvil, los hermanos, con pasos lentos y curiosos se acercan a él y forman un pequeño anfiteatro de corazones: “La potencia de los Espíritus Elementales se inclinaba ante la potencia de su amor. Agua, luz, un largo diálogo enamorado y estático con la Madre Celeste” – escribirá al día siguiente nuestra preciosa Francesca- y así era.

Giorgio mira hacia atrás con una sonrisa que te desarma y nos invita a entrar y a sentarnos  nuevamente.

Los Signos continúan...

Giorgio toma de nuevo el micrófono y hace la Señal de la Cruz:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo


AVE MARÍA.
CUÁNTA BELLEZA EMANA TU ESPÍRITU DEL CUAL FLORECE LA VIDA MANIFESTÁNDOSE EN INFINITAS FORMAS Y SUSTANCIAS.
AVE MARÍA.
CUÁNTO AMOR CONTIENE TU CORAZÓN INMACULADO DE CUYO SENO HA NACIDO EL HIJO DEL HOMBRE QUE PERMITIÓ AL LOGOS SOLAR DE HACERSE CARNE Y SANGRE.
AVE MARÍA.
TU QUE HAS CONOCIDO LA SUPREMA ALEGRÍA DE SENTIR EN TU VIENTRE AL UNGIDO DEL PADRE, TU QUE HAS VIVIDO EL EXTREMO DOLOR DE VIVIR EL MARTIRIO DE TU HIJO VENIDO PARA SALVAR A LOS HOMBRES.
NO PERMITAS NUNCA QUE NUESTRA MANO DEJE LA TUYA.
AVE MARÍA.
PROTEGE NUESTROS ESPÍRITUS DE LA MIRADA DEL MALIGNO QUE ESTÁ ATENTO CUALQUIER DISTRACCIÓN, LÍMITE, O DEBILIDAD NUESTRAS Y SUSURRARNOS PALABRAS ENGAÑOSAS QUE PRETENDEN ALEJARNOS DE TI Y DE LA LUZ DE TU HIJO.
AVE MARÍA.
SOPLA EN NUESTROS CORAZONES EL PERFUME DE TU MATERNO AMOR DÁNDONOS LA GRACIA DE LA PACIENCIA Y DE LA HUMILDAD.
AVE MARÍA.
ENVUELVE EN TU CELESTE MANTO A LOS HIJOS SAGRADOS QUE NOS HAS CONFIADO PROTEGIÉNDOLOS DE LAS INSIDIAS DEL MUNDO.
DÓNANOS LA FUERZA DE LA FE CON EL FIN DE PODER DERROTAR A NUESTRO ANTIGUO ENEMIGO Y ALCANZAR VICTORIOSOS LA META FRENTE AL ESTANDARTE QUE TU HIJO JESÚS CRISTO ENALTECERÁ EN LA TIERRA, CUANDO DE INICIO AL ALBA DE LA NUEVA ERA.
AVE MARÍA.
MADRE NUESTRA.
QUE ASÍ SEA.
CON PROFUNDA DEVOCIÓN.
Sonia Alea

15 de agosto de 2015

Giorgio:

Ahora pasamos la palabra a Flavio Ciucani quien nos dará un mensaje breve, pero profundo, sobre la Virgen.

Flavio Ciucani: Buenas noches a todos. Quisiera retomar el mensaje que nos ha dado el reverendo mormón acerca de la idea que él tiene del amor de Cristo, para hablaros de la Virgen. Recientemente tuve una discusión con un cura que se sorprendía del hecho de que, actualmente, en Medjugorje hay pocas apariciones o incluso ninguna. Le pregunté entonces cual era la misión de la Virgen, pero no supo responder. Se limitaba a decirme que la Virgen es misericordiosa... el amor de Dios... el amor, son todas observaciones católicas sobre un Ser celestial, seráfico, que se ha sacrificado para traer al Hijo de Dios sobre la Tierra. No era capaz de comprender que la Virgen tiene una misión única: traer a Cristo a la Tierra, lo hizo hace dos mil años y lo tiene que hacer hoy. El cura me preguntó después: “Para qué sirven todas estas apariciones, estos signos?”

Y yo le respondí: “Eres tú el maestro, no yo. Sacerdote significa “sacra docens”, aquél que enseña las cosas sagradas. Si en las apariciones no encuentras un signo que indique la preocupación del Cielo por los hombres, y que en consecuencia se está preparando el Adviento de Cristo, significa que en la Iglesia Católica no se ha entendido o que se ha olvidado”. Yo estaba pasando un periodo estático y habían pasado algunos meses desde la última vez que había escrito algo. El Cielo entonces me tiró de las orejas y me dijo: “¡Lee!”. Fui a buscar en mi librería el libro de un Santo y abrí una página en la que se habla de la misión de la Virgen, una oración que tendríamos que hacer todos nosotros. Imaginemos por un instante al Ángel enviado por Dios a la Tierra mientras le decía a una jovencita: “Tú serás la Madre del Salvador”. El Ángel queda esperando la respuesta. En el tiempo cósmico no sabemos cuanto tiempo pasó antes de que Ella aceptara Su misión. Ahora imaginad que en vez del Ángel estamos nosotros... implorantes delante de Ella mientras esperamos que Ella diga una palabra. Es como si fuera una oración: “Madre Santísima, apresúrate a decir esa palabra, apresúrate porque estamos cansados, no podemos ver más a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos sin futuro... díla esa palabra”. Nosotros estamos esperando que Ella acepte, y yo digo: “Virgen Santísima, yo no creo que la humildad sea debilidad, hay que ser fuertes... entonces dí esa palabra!”

Al pronunciar estas últimas palabras la voz de Flavio se quiebra por la emoción, la misma que sentimos todos nosotros en ese momento, y concluye diciendo:

“He aqui la sierva del Señor, hágase en mi según tu palabra, ¡y que Cristo regrese a la Tierra!”

La palabra pasa nuevamente a Giorgio:

DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 14 DE AGOSTO DE 2015:

TE ACOMPAÑARÁ EL AMOR

MAÑANA ES 15 DE AGOSTO DE 2015, LA FIESTA DE LA MADRE MARÍA SANTÍSIMA.

MADRE SANTA, TE AGRADEZCO DE CORAZÓN Y CON TODA MI ALMA, NO SOLO POR HABERME DADO EL HONOR DE SER PADRE DE MIS HIJOS, SINO TAMBIÉN POR HABERLES DADO A ELLOS LA GRACIA DE POSEER EN SU ESPÍRITU EL AMOR DE CRISTO Y LA DEDICACIÓN HACIA TODOS LOS NIÑOS QUE SUFREN EN EL MUNDO.
A TODOS VOSOTROS QUE LEEIS ESTO OS DEDICO ESTE ESCRITO DE MI HIJO GIOVANNI DIRIGIDO A UNA COLABORADORA DE LA ASOCIACIÓN FUNIMA INTERNATIONAL DE LA QUE ÉL ES DIRECTOR.
GRACIAS MADRE SANTÍSIMA.
GRACIAS GIOVANNI, HIJO MÍO.
EN FE.
G. B.
Sant’Elpidio a Mare (Italia)
14 de Agosto de 2015

Giorgio: El Arca Alea Lores ha ‘prestado’ al Arca de Sant’Elpidio una criatura maravillosa que ahora está en Paraguay con nuestros niños. Mi hijo le ha escrito esta carta:

Esa tarde estaba muy emocionado pero intenté no demostrártelo para darte la mayor serenidad y fuerza posibles...

“Sonia, amiga mía, me siento muy emocionado por la experiencia que estás por hacer, me habría gustado estar allí contigo para vivirla juntos, ayudarte a caminar en la calle que lleva al corazón de las personas, de aquellas que conocerás, la calle que te llevará a lo profundo de esas miradas que recordarás para siempre y que te acompañarán a lo largo de toda tu vida. A pesar de ello creo que has elegido la mejor forma de vivirla, para concentrarte lo más posible, para no perderte ningún momento. Estás partiendo sola, dejando en casa a tus amores, a tus amigos y a tu familia, pero nosotros te acompañaremos desde aquí, lo sabes. 

¡Y cuando regreses, reviviremos todo, a través de tus ojos, luminosos y profundos! 

¡Nos emocionarás!

Las experiencias de vida que has tenido te han convertido en una chica fuerte y madura, en una mujer, estoy orgulloso de ti y orgulloso de ser tu amigo.  

Más adelante se unirá a ti Martina, una chica espléndida y llena de vida, ella será tu compañera de viaje. ¡Cuídala!

Vive esta experiencia con serenidad, será magnífica, concéntrate en lo que tienes que hacer y libera  tu mente. Eres muy sensible y sabes sentir a las personas como nadie más puede hacerlo. Enfócate en ellos, absorbe, absorbe lo más que puedas todo lo que sientas, las vibraciones, déjate emocionar, no le pongas frenos.

A veces sentirás tristeza, la necesitarás para comprender, para poder ser parte de ellos, a través de un abrazo, de un apretón de manos, de un saludo, de una palabra, cruza sus miradas, te dirán todo de ellos. ¡No te dejes caer en la angustia, sé que sabrás alquimizarla, te dará la fuerza para afrontar la vida cuando regreses, en todo lo que estamos haciendo, juntos!

Los niños son tu vida, tu misma me lo has dicho, y es por ellos que estamos trabajando, por las futuras generaciones, para dejarles un mundo más libre y justo.

Este viaje será como una experiencia sensorial, activa todos tus sentidos, observa, toca, huele y escucha, todo lo que te rodee. Será una experiencia de vida muy intensa, concentrada en un breve período en el que escucharás la respiración de la otra parte del mundo, esa que tiene el pulmón más asfixiado. El tráfico de Asunción, las voces de la gente, los olores de la calle, los niños y el  estupendo idioma que hablan, el Guaraní. Todo se mueve encima de esta tierra roja, que fascina y a su vez asusta, en la que todos intentan ganarse la vida, arriesgándola muy frecuentemente.

No es país para ancianos, como dice el título de la película, pero tampoco para niños, ya que a menudo parecen adultos. Es un país de contrastes, que reconocerás inmediatamente, te indignarán, las enormes camionetas y las construcciones de los ricos que se mezclan con la pobreza de los pobres, de la cual se protegen, todos, todos juntos. ¡La calle de los pobres y la de los ricos, el barrio de los pobres y el de los ricos, el mercado, la pizzería, el bar, todo... servicios para pobres y servicios diferentes para ricos, precios para pobres y precios para ricos!

¡Alegría, tristeza, rabia, serenidad, confusión, calma, camaradería, soledad!

Tú sabes hacerlo, tú sabes que lograrás sentir todas estas emociones, cuando atravieses la calle, cuando comas con ellos, cuando vayas a sus casas, en poco tiempo, pero serás capaz de sentir todo esto.

Sonríe y lleva contigo la felicidad, el cariño no te faltará, al contrario, notarás que lo que llevas dentro de ti es la energía vital que todos necesitan y desean, y la encontrarán en ti.

Quedarán deslumbrados por lo que eres, por tu sensibilidad, dulzura, por lo que emana tu ser, el perfume del Amor. ¡Los niños lo sentirán inmediatamente y al abrazarte se sentirán protegidos y como en casa, te llamarán Tía en señal de cariño, estarán felices de hacerlo! Desde ahora ya se que los adultos se enamorarán de ti, aspirando a ser como tú, a sentir la pasión que sientes, a entregarse a los demás de la manera en que tú sabes hacerlo, con sencillez, con naturalidad, como si fuera algo normal entregarse de esta forma a los demás, con espontaneidad. Haciendo simple todo lo que para los demás es imposible.

Te mando un gran abrazo Sonia, te pido que abraces fuerte también a mamá Hilda a quien quiero mucho y estimo, agradécele mucho a Omar por su fidelidad y su constancia. En su casa te sentirás en familia, como en ningún otro lugar.

¡Lo último que te pido es que saludes de mi parte al cielo de Las Cuevas, cuando mires hacia arriba para ver las estrellas en esa altitud ya no podrás sentirte sola!

¡Te sentirás pequeña, como un grano de arena, pero parte de un sistema inmenso creado perfectamente, el universo! ¡Será el espectáculo más maravilloso que hayas visto! Tengo un recuerdo muy nítido de los Andes, como si hubiera viajado a otro planeta, por primera vez escuché el silencio que llena, el más impetuoso y ensordecedor de toda mi vida, miré esos ojos negros de hombres y niños cuyo espíritu parece venir de otro planeta.

Dale un gran abrazo a Ramón de mi parte, es como un hermano y un maestro para mí, su espíritu: ¡el viandante de los Andes, para su gente, y jamás se traicionó a sí mismo!

Te sorprenderá ver cómo se puede llegar a sobrevivir en esos lugares, en los que el tiempo parece haberse detenido, un desierto a 4.000 metros de montaña y polvo, en el que se vive con sencillez dando importancia a cosas de la vida que para nosotros ya no existen.

Allí también te darás cuenta de cómo, a pesar de que la vida sea extrema y de que falte el agua, el elemento fundamental que nos nutre no puedes tocarlo con la mano, sino que tienes que darlo  con una caricia y un abrazo. ¡Allí darás y recibirás muchos!

Te lo llevarás siempre contigo (el amor), no necesitarás llevar nada más, eso será suficiente para darte calor y para dar calor a los demás.

Te enamorarás de estas tierras Sonia y de sus personas, así como ellos lo harán de ti.

Sentirás nostalgia de ellos. Os reencontraréis.

Eternamente.

Te quiero mucho

Giovanni

4 de Agosto 2015

Giorgio: Gracias hijo... Gracias también a Ramón, amigo y hermano, que en nombre de todos nosotros, ayuda a cientos de niños que intentamos sostener permitiéndoles sobrevivir.

Ahora proyectaremos un breve video que Sonia nos ha enviado de Paraguay.

Las imágenes pasan por la pantalla, con los subtítulos que Sonia ha escrito:

Sonia D. M.: A Giorgio y Giovanni... en esta Arca Alea Lores, hace cuatro años, me pedísteis que pusiera a disposición mis manos y mi corazón... para mi fue enseguida Sì... y después de 500 km. empezó mi aventura... Desde el primer día ha sido un camino de crecimiento, una extraordinaria oportunidad que me ha llevado descubrirme a mi misma y a desarrollar mi potencial interior... Y en este gimnasio de la vida, como un árbol, he ahondado mis raíces... haciendo que nacieran así las primeras gemas. Después de cuatro años y un vuelo de 10.200 km, en una tierra roja y polvorienta ha renacido mi alma. Dentro de pocos días llegará aquí Martina y viajaremos juntas a Argentina. Nos esperan muchos otros km y muchos otros rostros, olores y sabores. Lloraré y reiré... Sentiré también mucha rabia y tristeza, pero también una alegría infinita consciente de que este viaje, que ha hecho florecer tantas cosas dentro de mí, a mi regreso dará frutos que compartir con todos vosotros, que sois mi familia y desde siempre sois mi fuerza. Con amor, vuestra Sonia.

Giorgio: Ésta es Asunción, Paraguay. En estas imágenes vemos a Sonia con Dyrsen, la hija de Pablo Medina, Graciela, mamá Hilda, nuestros niños pobres, el lugar donde viven, el juez Jorge Figueredo...

Aquí veis siempre FUNIMA: Maria, Ludovica, Giovanni y Barbara, Mara, Lara, nuestras iniciativas por toda Italia, nuestros stands informativos.

Los niños pobres que nosotros ayudamos son pocos. En realidad, como siempre os he dicho y lo repito por la enésima vez, somos nosotros los miserables. En verdad, vamos allí para que su sacrificio en la cruz, como Cristo, nos salve. Nosotros somos una familia: cuando uno de nosotros va a recibir la bendición con la sangre del Crucifijo, que después llevará consigo cuando vuelva a casa, es un poco como ser bendecidos todos por esa sangre. ¡Somos nosotros los pobres... los miserables! ¡Somos nosotros los materialistas” Cada uno de esos niños es un Jesús Cristo y nosotros vamos hacia Él para que nos de la salvación: en realidad todo lo que hacemos por ellos, si lo hacemos con el corazón, es por nosotros mismos. En el Evangelio Jesús Cristo dijo: “cada vez que hacéis estas cosas por uno de estos hermanos míos más pequeños. Lo habéis hecho por Mi” (Mateo 25,40).

Cuando hacemos algo, una donación, alguna iniciativa a favor de estos niños, en realidad le estamos pidiendo a Cristo, con todo el corazón, que nos purifique de nuestras porquerías.

Cuando Cristo nos permite que vayamos allí con una donación o con un proyecto, nos está dando la posibilidad de tocarLe y, quizás, de salvarnos. ¡No es al contrario! No penséis que ayudáis a esos niños, porque ellos ya están a salvo. Todos los que habéis visto en el video y los cientos de millones que no habéis visto, se reencarnarán e irán todos a la luz de Cristo, en el Nuevo Reino. Nosotros no, nos lo tenemos que ganar dando nuestra vida y siempre he pensado así. Mi hijo Giovanni, quien coordina esta pequeña asociación para “ayudar” a estos niños, lo sabe y está de acuerdo.

Debemos tomar ejemplo de ellos. ¿Habéis visto las imágenes? Los niños que veis sonreir viven en las letrinas, en casas de chapa, entre excrementos que provienen de los chalets de los ricos, de personas que imitan a Europa, Estados Unidos, a nosotros, a Italia; pero la realidad es completamente diferente: son los ricos los que están hundidos en los excrementos de la materia que les condenará a la muerte segunda. Los niños están crucificados en la cruz del sufrimiento, en la enfermedad, sin alimentos, agua, pero están salvos. Lo único, así como el Cireneo, nosotros intentamos aliviar su cruz. El Cireneo es de verdad el hombre más afortunado de la Tierra, porque ni siquiera los doce Apóstoles tuvieron el privilegio de que Cristo les abrazara: una fortuna de esas gigantes porque se mojó con Su sangre y el sudor que Él tenía impresos en la carne y en la túnica. Es precisamente esa sangre la que le salvó. Todos nosotros tenemos que ser como pequeños Cireneos... Entonces gracias infinitas a Sonia De Marco.

Ahora quiero invitar aquí sobre el palco a mi soldado Emanuele Di Stefano, compañero de vida de Sonia y padre de su hijo. Emanuele es siciliano como yo, desde que nació yo le acunaba en brazos.

Emanuele: Hace cuatro años vine a esta arca para hacer un trabajo con Valter y diría que mi experiencia con Sonia nació en ese momento. Es justo aquí donde la conocí y muy poco después nació algo en mi hacia este ser. Un mes después regresé a mi casa a Le Marche y solo cuando recibí la bonita noticia de que ella se venía a vivir a Sant’Elpidio, lo interpreté como la nota justa para iniciar esta historia. Lo que más me quedó dentro es que desde el principio Sonia tenía este deseo de ir a Sudamérica para tocar con sus propias manos esa realidad. Albergaba ese deseo inmenso para poder hacer aquí, mejor aún, lo que estaba empezando a hacer como voluntaria de Funima. Lo más bonito ha sido ayudarla a lograr su objetivo, junto con todos vosotros. Giorgio me ha enseñado que nosotros somos una familia y juntos, unidos, podemos llegar a nuestros objetivos. Gracias a todos.

Giorgio: Pier Giorgio, tú que eres un investigador y un poco científico, ¿qué piensas de las imágenes simbólicas de esta noche?

Pier: Estas imágenes son los anillos de la cadena que nos conducen a nuestro Señor: ... la Santa Madre, el agua que nos moja, estar juntos con calma a pesar de que se desencadenaran los elementos... el queridísimo amigo que te da alivio mientras sangras: una imagen maravillosa que me ha emocionado mucho. Un día especial de verdad, muy especial, rico de símbolos, señales, emociones... Gracias.

Domenico: Quisiera antes que nada, dar las gracias a todos los presentes y a todos aquellos que han trabajado para este evento. Yo he ido con Giorgio a Sudamérica un par de veces y mientras él hablaba, me ha venido un pensamiento que quisiera deciros. A todos los que van les toca el corazón. Es un País al que me siento ligado y del que no hubiera querido irme... Aunque sea una nación pobre, me gustaría sentir tambien en este grupo el amor que he sentido en esa tierra... algo extraordinario, mientras entre nosotros a veces prevalece el egoísmo. Debemos intentar dar el amor que he sentido. Si tuviérais el honor de conocer a Hilda y Omar, os quedaréis maravillados, son dos ángeles que trabajan, hacen obras concretas constantemente. Conmigo estaba también Fabio, tengo solo un pesar: éramos cuatro cuando fuimos y ahora somos dos. Gracias.

Giorgio: Gracias Domenico, quiero recordaros que se puede cambiar... se puede cambiar. Ahora quiero llamar aquí sobre el palco a Luca Trovellesi, director de Sydonia Production.

Luca: Después de muchos años es un placer volver aquí a Pordenone, estar aquí y veros a todos juntos. Lamentablemente, teniendo que viajar por trabajo, no tengo la fortuna de verme con los hermanos de las arcas y ésta es la ocasión para estar juntos también con aquellos que conozco menos. Hoy se celebra la Virgen y no por casualidad me han comisionado un documental sobre María. Es una novedad, algo estupendo, un compromiso importante, un proyecto que nos emociona mucho, porque hablar de una figura histórica como es María es algo serio, profundo. Es también un desafío, por como La conocemos y La sentimos nosotros, por como quisiéramos transmitirLa para da un mensaje a través del trabajo que hacemos. Precisamente este mes Diego Corvaro, responsable de “Studio3 Argentina” en Buenos aires, estaba en Sudamérica para otro documental que nos ha comisionato un canal argentino sobre la verdadera historia de los Reyes Magos. Una historia que se toma en consideración sólo en cuánto al pesebre, más allá de esto las tres figuras desaparecen. Habrá mucho de que hablar.

Dentro de tres días marchamos para China, donde estamos produciendo una serie de 13 episodios titulada “Le Radici della fede” (Las Raíces de la fe), donde narramos el nacimiento y la historia de las religiones del mundo, por lo menos de las más importantes: Judaísmo, Catolicismo, Protestantismo, etc. Hemos estado en Salt Lake City para el episodio sobre los Mormones; en China por el Taoismo y el Confucionismo y seguiremos con el Induismo, Budismo y muchas otras hasta completar los 13. Un recorrido importante, las costumbres, los rituales, las expresiones relativas al credo y a la misión que cada uno manifiesta en el contexto en el que se viven estas Fes y demás. Es un importante bagaje de experiencia también cultural, que nos está formando.

El objetivo de este proyecto es precisamente el de transmitir el concepto básico de todas las religiones, de cada elección; los valores fundamentales son idénticos, si bien a lo largo de los siglos o en las manifestaciones más “exteriores” se han separado distinguiéndose, cambiando en la forma, pero muy similares en la substancia. Al mismo tiempo, estoy buscando algunos aspectos que puedan tener en común. Por ejemplo, les pregunto a cada uno de ellos si están esperando el regreso de su Maestro; de hecho, un poco todos, en base a su propia fe, religión y a su historia, están esperando a su Mesías. Pregunto qué es lo que piensan en cuanto a la Vida en el Cosmos, ahora que vivimos una era espacial y cada día descubren nuevos planetas, extraordinarios... La religión debe de todas formas relacionarse con esta realidad, ya no estamos en la Edad Media. No obstante esto, aunque no hayamos llegado ni siquiera a la mitad de nuestro proyecto, no os escondo que, tocando de cerca las distintas fes, religiones, personajes, siento un poco de amargura.

Ciertamente todo es muy relativo, porque me he confrontado con los máximos exponentes, no he hablado con todas las personas que hacen referencia a esos movimientos. De todas formas, en referencia a mi experiencia con Giorgio, a quien conosco desde hace veinticinco años, el retorno de Cristo es algo determinante, fundamental, algo que se siente y se vive en todos los sentidos, mientras donde quiera que hemos ido he notado como si ciertos temas fueran algo lejano. Es mucho más fácil hablar de ritos, de conceptos históricos y demás, pero cuando vas a algo práctico, intentando comprender si de verdad el Retorno de Cristo es algo objetivo, concreto, contextualizable, la pregunta les resulta un poco pesada y la respuesta bastante evasiva; no saben que contestar. Las personas, que de verdad esperan a Cristo, por lo menos como lo entiendo yo, dentro de mi personalidad espiritual, son muy pocas de verdad. Estamos muy lejos en este sentido, a veces estamos completamente en el lado opuesto y lo están también aquellos que tendrían que enseñar, educar sobre el significado del Retorno, el significado de esta visita. Os digo un poco las respuestas que me han dado..., intentando todos de una manera u otra, de salirse por la tangente buscando formas teológicas que, de hecho, demuestran que nadie cree en Su Retorno; mucho menos si debiera regresar ahorar, ya que éste es el tiempo. Nosotros en cambio tenemos la fortuna, la suerte y la extraordinaria oportunidad de vivir una experiencia tan importante, tan verdadera y coherente. Después de todos estos años puedo testimoniar que no he perdido ni siquiera un momento en la evolución, en la divulgación y en la experiencia de Giorgio, en lo que ha hecho y ha dicho, como se han manifestado las cosas; así que, confrontándome con estas realidades, me doy cuenta de verdad de ser más fortunado.

Del Arca Madre, bajamos hacia el Sur, al Arca “Justicia y Verdad” de Palermo; la Palermo que no le gustaba a Pablo Borsellino, pero precisamente por ello aprendió a amarla: porque el verdadero amor consiste en amar lo que no nos gusta, para poderlo cambiar.

Giovanni Micale: Yo conozco a Giorgio desde hace diez años y aún no consigo resignarme al hecho de que nuestra Arca de Palermo parece no echar vuelo; y no se debe a falta de voluntad por nuestra parte, simplemente es que se trata de una ciudad muy particular, yo diría la más particular. Claro, es siempre un sufrimiento porque Adriana y yo a menudo estamos solos, en el sentido físico, pero sabemos bien que tenemos muchos hermanos sobre quien contar. Giorgio siempre me ha dicho: “¡Giovanni, métetelo en la cabeza, será la última que se formará!”. Yo le creo firmemente, después de todo vivimos en una ciudad que no es para nada fácil... y ya entonces me decía que a través del contexto antimafia donde le conocen bien, el camino de la espiritualidad  y el de la lucha contra la mafia si unirían. A propósito de signos, poco a poco se va concretizando. Os digo que de verdad todo esto se está demostrando, porque muchas personas que forman parte de varios movimientos de defensa de los justos que arriesgan la vida, ahora participan a nuestros encuentros espirituales para escuchar esa Verdad que Giorgio difunde desde hace muchos años. Respecto a la sangración de hoy, no he podido menos que notar un Signo muy importante que me hace reflexionar y creer que Dios es justo, pero Su Misericordia es mucho más grande. Un Signo, pero para mi es sobre todo una enseñanza de la grandeza de Cristo. Gracias.

Niños, estáis todos? ¡Levantad la mano! – Stefano Ravera toma el micrófono y pide a todos los niños que se acerquen a él. Les llama por nombre, mientras todavía están en el columpio, o corren, o bajan por el tobogán con las manos levantadas hacia el cielo, entreveo bracitos redonditos abrazados al cuello de las hermanas, alguno en cambio ya duerme en brazos y está de viaje a alguna galaxia lejana.

Ahora están ahí, sentados, con los oídos bien atentos y sus grandes ojos bien abiertos, que se asoman a un portal sin esquemas, sin tiempo ni barreras, donde todo puede suceder. De hecho son ellos los que nos enseñan los valores de la vida; son ellos los que tienen una memoria más fuerte de la dimensión de donde venimos y a la que volveremos...

Stefano: Ésta es la historia del estupendo libro “Ami, un amigo de las estrellas”, que cuenta el encuentro de Ami, un niño extraterrestre, con un niño terrestre y le lleva a visitar el planeta de donde proviene, mostrándole la verdadera ley que regula el Universo. Durante la visita la madre de Ami les habla a los niños y dice:

“Luchad, niños. Luchad por llevar la paz, la unión y el amor a vuestros mundos. Tendréis muchas dificultades, incomprensiones, pero el mayor poder del universo estará de vuestro lado. Al final, la semilla fructificará llevando paz y unión. Cuidaros mucho de las tentaciones de vuestros mundos materiales. Procurad recordar porqué estáis donde estáis. Intentad rememorar de dónde venís. Evitad que vuestras almas se inclinen hacia lo transitorio. En vuestros mundos reina la ilusión, la mentira. Vosotros mantenéos en lo real, en la verdad, en el amor. Sed inocentes como niños, pero no incautos; sino precavidos. Deberéis mantener un difícil equilibrio entre inocencia y cautela, entre paz y autodefensa. Que la maldad que os rodea no os haga perder vuestro espíritu infantil, porque sólo manteniendo ese espíritu podréis salvaros vosotros mismos y la humanidad de vuestros mundos, pero que vuestra natural inocencia no os haga cerrar los ojos a la maldad que os acecha por todos lados, para que no seais engañados y debilitados. Mantenéos en el justo equilibrio: "los pies en la tierra, la mirada hacia lo alto y el corazón en el amor”. ¡Esa es la fórmula!

Niños, si os atraen estas palabras, volveremos a leer la historia desde el principio en los próximos encuentros.

Giorgio: Desde niño la Virgen siempre me ha salvado, incluso la vida. A la edad de nueve años, yo estaba en la calle, en la puerta de casa y corría detrás del balón, un Fiat 500 rojo me atropelló, y me di con la cabeza en el cristal del coche, rebotando y fui a parar bajo otro coche. Mi padre me sacó de allí abajo y me llevó al hospital civil de Siracusa, en Sicilia, donde los médicos dijeron enseguida que la situación era grave de verdad. Era el 1973 y la tecnología no era de seguro la que es hoy. Desesperada, mientras me operaban la cabeza, mi madre se prostró al suelo delante de la estatua de la Virgen de Fátima que estaba en el fondo del pasillo de la sala de cirugía, después de rezar el rosario, suplicó: “¡Virgencita, Virgencita mía, hazme esta gracia! Yo te ofrezco este hijo. ¡Tómalo! Haz que sea Tu misionero, que se dedique a Ti y a Tu Hijo Jesús Cristo. ¡Si se muere, yo moriré con él, no puedo soportar este dolor! Yo seré la madre más feliz del mundo si dejas vivo a mi hijo; aunque ya no le vea más, sabré que él camina por el mundo”. Así la Virgen me hizo la gracia dejándome vivir, pero yo voy a visitar a mi madre cada dos o tres años. Nunca me lo había contado, me tuvo escondida esta historia hasta hace dos años cuando, mientras estaba tendido en la cama de su casa, la veía que me miraba fija y me sonreía. Le pregunté entonces como podía ser feliz si me veía raramente, y solo después de insistir mucho me lo reveló.

Ésta es otra pieza que se añade al diseño de esta noche. Si la Virgen concedió a mi madre la gracia de tenerme en vida, es problable que se vaya antes que yo. Cuando ella se vaya, si todavía estoy aquí, podréis empezar a hacer la cuenta regresiva. Así que rezad todo el día; mientras ella esté viva nadie me puede tocar. Claro que el Padre puede cambiarlo todo, pero teóricamente debería ser así.

Ahora os cuento como, una tarde, a la edad de cinco años, me escapé de casa. Mis padres me buscaron por todos los lados, hasta que, ya al anochecer, a alrededor de las 8 de la noche, mi padre, resignado, decidió ir donde las fuerzas del orden. En aquellos tiempos en Sicilia, se intentaba estar lejos de la policía, era una idea muy radicada, salvo en casos extremos, cuando no había otra salida... A un cierto punto, mi madre, como fulgurada por una iluminación, decidió ir a buscarme a pocos cientos de metros, entre la pequeña multitud que llevaba en procesión la estatua de San Sebastián hacia la iglesia de San Antonio de Padova, en Floridia. Y me encontró allí, empujando el carro triunfal donde estaba apoyada la estatua atravesada por las flechas de su martirio, cubierta de billetes de dinero que donaban los fieles. Yo estaba todo concentrado, sentía que el santo, aunque estuviese cubierto por toda esa riqueza, me necesitaba; en la mentalidad siciliana, las posibilidades de ir al paraíso era proporcional a las ofrendas. Mi madré estalló en sollozos por la emoción, por ese hijo que prefería estarse allí en vez de ir a jugar.

Os cuento otra historia más, un signo de que era predestinado. En los pueblecitos de Sicilia hay mujeres ancianas que hacen pequeños ritos mágicos, espirituales, que tienen determinadas funciones, tradiciones locales las cuales, en un cierto sentido, evitan que los niños se sientan mal o que sean poseídos. También en nuestro pueblo había una mujer que tenía la fama de adivina. Su habitación estába completamente llena de crucifijos, cuadros de Jesús y de la Virgen y se decía que en su casa ocurrián milagros, cosas “raras” pero siempre relacionadas con la religión, al punto que incluso algún sacerdote iba donde ella y celebraba la misa. Yo tenía cuatro o cinco años, cuando mi madre me tomó de la manita y me llevó a su casa. La anciana señora, al verme, exclamó: “¡Señora!... ¡Usted tiene este ‘picciriddu!’ (niño). Mi madre, preocupada, le preguntó si su hijo estaba enfermo. La mujer le dijo: ¡No! ¡no!... ¡Madre mia, yo veo cosas extrañas!”, o sea que la dejé impresionada.

Después tomó una figurita de Jesús con la corona de espinas (Ecce Homo) en blanco y negro, la puso sobre la palma de la mano de mi madre y dijo: “¡Señora, esto le protegerà... yo veo algo raro en su hijo!” De seguro algo veía, pero no entendía de que se trataba. Yo me quedé tranquilo y sereno, le dí la mano a mi madre y el rostro de Cristo Crucificado empezó a lagrimar, verdaderas gotas de lágrimas humanas. La mujer empezó a gritar que era un milagro y la gente del pequeño barrio vino a arrodillarse y a rezar el rosario.

Se armó bastante confusión y mi padre tuvo que intervenir para calmar la situación y llevarme a casa; temía que el cura viniera para que yo me fuera, porque dejaba de llorar solo cuando yo dejaba la mano de mi madre. Y ésta es otra historia que enriquecerá vuestros diarios. Son todos hechos reales: ¡yo ahora lo he sintetizado, pero mi madre recuerda cada mínimo detalle y se acuerda incluso de como estaba vestido yo!

Stefano Ravera: En el libro de Ami, el super computer de la Confederación da un nombre a todas las cosas, incluso a nuestro planeta, y lo llama “El planeta del águila dorada”. ¿Existe quizás una relación entre “El águila de oro” de Eugenio y nuestro planeta?

Giorgio: El águila es el símbolo de Juan, el apóstol predilecto de Cristo que tiene como misión tutelar, salvar y ayudar a la humanidad, por lo tanto está relacionado.

Savino: Si en un sueño o durante un contacto, encontramos entidades de cualquier tipo que quieren confundirse con el bien, ¿cómo hacemos para reconocerlas?

Giorgio: Está claro que es más sutil si quieren distraerte de tu misión. Si no queremos dejarnos engañar, tenemos que saber y comprender porque estamos aquí, estar seguros de lo que estamos haciendo. Mi misión consiste en hablar de Cristo, hacer la lucha en contra de la mafia y ayudar a los niños. A cualquier ser que me ofrezca un trabajo como entrenador, con un sueldo de diez millones de euro, y me pidiese que dejea la lucha contra la mafia y que no hable de Cristo, yo le diría: “Ténte para ti los diez millones de euro, porque esa no es mi misión”. Sería en cambio mucho más sutil si la entidad me dice que haga las dos cosas, pero me impidiera que hablase de los hombres de Estado conniventes con la mafia, y en ese caso le diría: “Ténte para ti los diez millones porque mi batalla es destruir a todos aquellos que, aliándose con la mafia, la alimentan y le dan fuerza”. O sería más sutil aun, lo sería si me permitiera hacer la lucha contra la mafia, apuntando el dedo contra el poder, pero sin poder hablar de Jesús Cristo. Si en cambio te golpea en los sentimientos, a través de la mujer o de los hijos, no tienes que permitirle que te haga perder tiempo. Si alguien de la familia, o algunas personas entre las que más amo me dijeran: “Escúchanos, déjalo, ¿por que tienes que hacer esta lucha contra la mafia?”, yo les respondería: “Si me queréis tenéis que seguirme, de lo contrario nos dejamos. Yo os quiero, os adoro, no dejaré que os falte nada, pero vosotros seguid vuestro camino y yo el mío”. No hay nada de sibilino cuando estás seguro. Puedes tener historias sentimentales, divertirte, casarte, etc. pero si te dejas distraer o disuadir, yo no puedo decirte lo que tienes que hacer, sino lo que hago yo. Si se me apareciera un ser vestido como Jesús Cristo y me ordenara que no hiciera la lucha contra la mafia, yo le diría: “Tú no eres Jesús Cristo, eres uno que está vestido como Él, porque yo lo siento fuerte dentro de mi. El verdadero Jesús me ha dicho que la haga y para impedírmelo me tendrán que matar, no hay nada que me pueda disuadir de ello, ni sentimientos, ni dinero.

Espero que yo pueda tener siempre esta fuerza, mañana por la mañana quizás la puedo perder, pero no lo creo. El consejo que doy a todos mis amigos que estáis aquí es que tengáis bien claro el objetivo de vuestra vida, qué somos, por qué estamos aquí y a dónde tenemos que ir; no es necesario que nos dediquemos todos a la lucha contra la mafia. Si tengo esto bien claro, cualquier tentación que Dios me mande me ayudará a ser más fuerte, no me debe debilitar. Debemos trabajar y mantener a nuestra familia, pero no nos dejemos distraer. Nuestro enemigo más grande somos nosotros mismos. El único que te puede convencer de que no tienes que hacer una cosa determinada, eres tú mismo, ni siquiera Dios puede hacerlo. Tú en cambio si. Si has decidido de cosnumir droga para divertirte o para suicidarte, aunque se te apareciera Cristo mismo, lo harás de todas maneras. Es una paradoja, con el libre albedrío tú eres el más grande maestro del universo, eres aún más grande que Dios en lo que se refiere a ti mismo. El Padre lo puede todo, incluso imponer, pero no lo hace. Somos nosotros los que decidimos siempre lo que queremos hacer. “Yo soy el Camino, la Verdad, la Vida”: Cristo nos indica un camino, no nos apunta la pistola a la cabeza. Nosotros somos los enemigos y los salvadores de nosotros mismos, basta que lo queramos.

Tiziano: Hace unos días, en Inglaterra, aparecieron dos estupendos círculos en el trigo que representaban una paloma y el sol negro. Además, una inminente manifestación de energía fotónica investirá nuestro planeta, lo cual provocará un cambio de conciencia y creo que todos estos elementos están relacionados entre ellos.

Pier Giorgio: Los círculos en el trigo indican las transformaciones que están en acto. La paloma, si la pones al revés, aparece como la mitad de un rostro que mira con el tercer ojo. La paloma es símbolo de pureza, de paz, etc. y se contrapone a los demás símbolos que han aparecido en la temporada de este año, que hacen pensar al logo de la Otan, a los mísiles que nos hablan de guerra. El Sol negro pertenece a esas simbologías en el plano humano, espiritual y cósmico  indican esta transformación, pero no hacen nada más que subrayar de manera figurativa lo mismo que se nos dice en los mensajes que Giorgio recibe en un modo más claro y leíble. Sabemos muy bien que el Sol, en el plano físico, es el ente que induce a la transformación de la materia, de nuestro ADN mismo, pero no como causa, sino como efecto. La causa está, en virtud de lo que Giorgio acaba de decir, en como manifestamos nuestras decisiones cuando queremos ejercer nuestro libre albedrío. Es decir, el hecho de que esta energía investirá la Tierra, no quiere decir nada. Lo que la energía crea en nosotros depende de lo que hacemos, no es una transformación humana o del hombre espiritual inducida por factores materiales.

La trasformación que se dá deriva de tu condición espiritual personal, ligada a las elecciones de vida que haces. La teoría de que el hombre pueda evolucionar gracias al cinturón fotónico, porque porque se abre el portal, son todos engaños de Arimane, quien quiere proponer a la humanidad que la evolución es solo a nivel material. Si un delincuente se hiciese un baño en el cinturón fotónico no se convertiría en un Santo: esto ocurriría solo si se arrepintiera, e hiciera lo que Cristo le ha dicho que haga. Punto. Si en cambio es un ser positivo el que es investido por el cinturón fotónico, su cuerpo brillaría; si fuera negativo, el cuerpo se convertiría en ceniza. El efecto que la energía tendrá sobre mi depende siempre de mi elección de vida personal; todo se origina en nosotros mismos. Cada punto del infinito es centro del infinito, es decir que cada uno de nosotros es el centro activo del universo, no pasivo.

16 DE AGOSTO 2015 – PORDENONE, ARCA ALEA LORES

Domingo por la mañana, son las 11:00: el Padre con Sus rayos brillantes acaricia y enciende cada forma, todo alrededor, las montañas verdes y los campos esmaltados de flores hacen de escenario. La reunión de ayer no se ha terminado todavía y después de unas horas de descanso, estamos aquí nuevamente. El arca pulula de hermanos, pero hoy serán los hijos de las Estrellas, nuestros parvulitos, los que inaugurarán la segunda parte de este pequeño homenaje a la Virgen.

Giorgio llama a su lado a Marco Perrotta, del arca de Varese, para que haga una pequeña exhibición con algunos juegos de magia, una pasión que tiene desde que era niño. Con su habilidad,  sus juegos y trucos, conquista a los más pequeños: anillos mágicos, elásticos, cosas que desaparecen y reaparecen; Marco lee también el pensamiento y adivina la carta que esas manitas esconden, después de hacer pases más que complicados.

Hay algo estupendo, más mágico todavía, en las miradas de los pequeños ángeles con los ojos bien abiertos por la sorpresa, capturados por la fascinación de los encantamientos que nunca se desvanece, con su entusiasmo, la participación, la curiosidad y esa manera tan pura de soñar. Nosotros los adultos muy a menudo nos dejamos contaminar por el escepticismo adulto y maduro, que nos impide a nosotros mismos de disfrutar del momento. Ellos, sin embargo, mantienen todavía la increíble capacidad de dejarse encantar al creer, al menos por un instante, que esa ilusión sea real.

Giorgio: Gracias Marco, nosotros nos conocemos desde hace casi cuarenta años... Y ahora volvamos a la espiritualidad. Ayer hemos vivido bonitas experiencias, si tenéis alguna pregunta que hacerme estoy a disposición.

P: En referencia al mensaje recibido de Setun Shenar, ¿puedes profundizar el tema del contacto y decirnos porque los Seres de luz lo reiteran?

Giorgio: Muy pronto ocurrirán hechos importantes, de preparación para un futuro contacto con el universo. Tenemos que acostumbrarnos a la idea de que el universo es infinito y nosotros somos un granito de arena, de lo contrario permaneceremos ignorantes. Estas experiencias serán cada vez más frecuentes, hasta que llegue ese día en el que será llamado a ello todo el mundo. El contacto traerá consigo paz y fraternidad, pero aceptarlo dependerá de los hombres. Dentro de esa montaña, lo mismo que en Le Marche y en el Etna, hay una base extraterrestre. Aquí cerca han sido filmadas esferas, también yo mismo he filmado, además de Graziano y Mara Della Coletta. En pocas palabras, somos observados, protegidos. Nosotros tenemos que seguir adelante con nuestra misión.

P: Ayer comentaba con Valeria la manifestación del Signo de los estigmas, desde Padre Pio hasta llegar a ti. Ahora el Signo se manifiesta incluso a través de un niño. ¿Qué significa?

G: Ese era un signo para nosotros (http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2015/6823-los-estigmas-cristo.html). El niño es símbolo de renacimiento, del Retorno y se refería a Cristo. Lamentablemente no lo ha entendido nadie... Basta que lo entendemos nosotros.

P: Si la Tierra no sobreviviera, en este sistema solar se formaría un enorme agujero negro y, de consecuencia, como una sucesión de hechos, en toda la Galaxia, y lo mismo en el universo. Si así fuera, Cristo de hecho, con Su sacrificio, no ha salvado solo la humanidad terrestre, sino toda la Galaxia...

G: Cristo ha evitado el colapso de toda la Galaxia, pero nunca habría permitido al hombre que la destruyera; más bien habría destruído el mundo. Entonces Dios ha salvado la Tierra, no el Sistema Solar.

P: ¿Técnicamente, hubiera podido de alguna manera destruir el mundo salvando la Galaxia?

G: Ciertamente, ¿acaso existe algo que Dios no pueda hacer? Él lo puede todo, nada excluído. ¿Acaso no destruyó todo con el Diluvio Universal? En aquellos tiempos no había bombas atómicas, figúrate ahora lo que hará... Tenemos que estar atentos, siempre, y rogar a Dios que salve al mundo y a una parte de personas, como si fuera una nueva Arca de Noé.

P: Frecuentemente dices que Lucifer obedece a Dios, ¿pero lo hace por constricción o por elección? Si es por elección, ¿qué es lo que siente cuando el hombre cae debido a las tentaciones que él le pone delante?

G: Lucifer obedece por imposición, porque desde el momento en el que Dios le da la orden está interviniendo en el destino de esa alma o de un grupo de almas, que Lucifer ama; depende de que se trata. Lucifer tiene que obedecer porque reconoce que Dios es Dios, segundo porque el Padre se lo impone con la fuerza. En el Evangelio nosotros asistimos a verdaderos ejemplos de este tipo, como cuando Jesús le ordena a Satanás, o a alguien en su lugar, de que salga de cuerpo de aquel hombre y dice: “¡Te lo ordeno, obedece!” y Satanás se va, pero es una obedicencia impuesta; Satanás no tiene alternativa, porque ya hizo su elección cuando cayó. Para nosotros es difícil, pero tenemos que comprender que en la dimensión superior de la luz ya no hay libertad, libre albedrío: existe la obediencia consciente. Si yo estoy cerca de Dios, en la luz, y Él me indica un proyecto en una parte del universo, obedeceré conscientemente. Si yo cometiese un acto de desobediencia, caería nuevamente en el torbellino del karma, como le pasó a Lucifer, perderé la luz y tendré que soportar todas las situaciones que involucran a la materia. Dios, sucesivamente, como en el caso de Lucifer, me reprogramará para una misión muy difícil, que claramente no tendrá nada de positivo: tentar a las almas que están evolucionando y que se encarnan en la materia, es decir, que están sometidas al karma; para reforzar su fe o demostrar que las mismas, cayendo continuamente, no están preparados para avanzar en la evolución. La tentación no es una venganza de Dios en contra nuestro, es un test de idoneidad para verificar nuestras aptitudes y las cualidades, si somos idóneos para poder seguir adelante. Si lo somos y rechazamos la tentación, pasamos el examen; de lo contrario perdemos.

Podría acaecer una situación más grave, que ya no depende de Satanás, sino de vuestras decisiones. Esto sucede en el momento en el que nosotros, espíritus individuales inteligentes (porque tenemos la luz divina dentro), no superamos la tentación, caemos y decidimos hacer cosas tan graves que incluso excluímos a Satanás de nuestra vida. Si, una vez tentados y vencidos, emprendemos un camino de autodestrucción, degeneración, demolición de la Creación, el Padre, mientras nos observa, continuará mandando tentaciones y tentativas de redención; es decir, nos mandará a Satanás. No obstante esto, Dios nos enviará sobre todo a Jesus, especialmente en ciertas ocasiones para que nos redimamos, luego esperará. Después de haber jugado todas Sus cartas, si nuestra elección nefasta llegara al límite arriesgando inclusive de comprometer la Creación, Él no nos destruiría, pero nos haría empezar desde cero.

P: ¿Cómo puede Dios, dentro de Su perfección, de Su grandeza, darnos la liberta de elegir hasta el punto de poner en riesgo Su Creación?

G: La perfección de Dios no está en la perfección en si misma, sino en la imperfección, porque en ella ha creado un ser libre. Es este el desafío de Dios consigo mismo: haber creado el hombre libre que a través de esa libertad puede alcanzar la conciencia de Su gran magnificencia y compartirla. La grandeza de Dios no es el ser perfecto, porque lo es aún prescindiendo de nosotros; Su grandeza está en haber creado la imperfección y a través de ella llegar a ser semejantes a Él, llegar a la perfección. De lo contrario Dios podía estarse por Su cuenta, ocuparse de Sus cosas, todo hubiera sido bonito y perfecto, pero las criaturas creadas por Él y a Su nivel, habrían tenido vida, pero no la libertad de acercarse a Él conscientemente. Sus criaturas no habrían dicho: “Padre, yo Te reconozco... Te amo... Tú me has dado la libertad”.

Dios sabe que esta libertad involucra sufrimientos, desobediencias...; también Él sufre, no penséis que sea siempre feliz. Si Dios es el todo, es también sufrimiento, si fuera solo alegría no sería el todo, sino sólo la mitad.

Tenemos que estar atentos a las decisiones equivocadas que tomamos, pero sobre todo al hecho de que somos arrogantes: no podemos desafiar a Dios, tenemos que aceptar la idea, convencernos, de que somos seres creados, no los creadores. Si yo ahora encarnase a Dios, podría decir: “Todo es mio... Vosotros sois los seres creados, todo reconduce a mi”, y sería la verdad, pero yo soy una criatura de Dios. Él ha escrito en el proyecto de mi evolución, como en el de todos vosotros, mis hermanos, que yo tengo que llegar a Él; un día seré como Él, Cristo lo dice: “Vosotros sois dioses y haréis cosas más grandes que yo”. Debemos comprender y asimilar que somos criaturas del Espíritu Santo, Él es el Uno, el Principio, lo Increado, lo Inconcebido, el Creador de todo; al final, la última palabra, si nos expresamos con conceptos humanos, será la Suya. A prescindir de cuanta libertad nos sea dada, no podemos desafiar las leyes de la Creación. Visto que no siempre lo aceptamos, arriesgamos de tener que ser ‘reseteados’. Dios puede hacernos recomenzar de cero. Nosotros tenemos el instinto interior de ser como el Padre, y esto es bonito, pero precisamente es en esto que Lucifer nos tienta. Desafiando Su Creación decimos: “No, yo hago como quiero... este territorio es mío, esta propiedad es mía. No es así. Si Dios, por Su humildad, me concede un territorio, dentro de mí tengo que tener la conciencia de que soy un inquilino. Él puede concedérmelo gratuitamente por toda la vida, pero no es mío, es Suyo. La vida ha decidido que existiese un no-Creado y un Creado, que somos todos. Que nos guste o no es así, lo será eternamente y no lo cambiará nadie; ni siquiera Dios puede hacerlo, porque depende de algo que está aún más en alto que Él, en la causa de la Creación de la existencia de todos los universos. Existe una inteligencia que se llama Espíritu Santo que existe desde siempre, que ha creado incluso a Dios, el Padre. El verdadero Padre es el Santo Espíritu, el Padre es la segunda persona y Cristo la tercera. El Espíritu Omnicreante siempre ha existido, nosotros somos un efecto. Cuando nos convenceremos de esto, de que nosotros somos creados, se acabarán todos los males del mundo; ésta es la filosofía que yo quisiera enseñar a los jóvenes, aunque parezca absurda. No somos Dios, los grandes hombres de poder creen que lo son con sus armas atómicas, que tienen en sus manos la vida y la muerte de las personas, piensan que nadie está por encima de ellos, pero en el Evangelio Cristo lo dice claramente.

Después de la flagelación, volvió a entrar en el pretorio, y Pilato le dijo a Jesús: “¿De dónde eres tú?”. Pero Jesús no lo respondió nada. Pilato le dijo: “¿No quieres hablarme? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte y también para crucificarte?”. Jesús le respondió: “Qué poder tendrías, dime Pilato, si no lo hubieras recibido de lo alto”. Pilato se quedó sin palabras porque sabía que tenía razón.

Si nosotros decimos: “Gracias Señor por haberme dado la casa y el espíritu libre”, un día diremos: “Gracias Señor, ahora estoy en la séptima dimensión y puedo crear universos. Soy Dios, pero he sido creado. Aunque me encuentre cara a cara con Él que me ha creado, Él tiene el poder de hacerme recomenzar de cero, mientras yo no puedo hacerlo con Él. Lucifer obedece a Cristo, pero cometió el error de pensar que era increado y por lo tanto Dios le demuestra que no es así. Es un ejemplo para todos nosotros: podemos alcanzar el punto máximo de la evolución, pero no desafiar a Aquél que ha creado el todo.

P: Cuando decimos: “Padre Nuestro... no nos induzcas en tentación...”. Se dirige a Adonay o al Espíritu Santo?

G: Adonay, como Cristo, tiene dentro el Espíritu Santo, así que no hay ninguna diferencia. Si Cristo se presentara y me hablara, para mi sería como hablar con el Espíritu Santo. La diferencia es teológica, nos referimos a las entidades.

P: Tú nos has enseñado que Dios es transcendente e inmanente, que existe una relación interior y exterior con Él. En el futuro, ¿qué relación tendremos con Dios? ¿Cómo lo viven nuestros hermanos extraterrestres? A este propósito me viene siempre en mente el famoso film “Star wars”, que habla de la fuerza oscura y de la fuerza positiva...

G: Los hermanos viven su relación con Dios de una forma completamente diferente de la nuestra y esperan que un día también nosotros lo vivamos como ellos. Por el contrario, los hombres lo viven de una forma muy infantil, como niños, ridícula y a veces incluso estúpida. Visto que somos todavía niños, porque hemos querido quedarnos así, los hermanos la toleran, a veces incluso la facilitan, ya que quieren que desarrollemos en nuestro interior la sensibilidad del amor. A este fin, realizan incluso proyectos, como el de sensibilizar las almas y los espíritus de los hombres mediante ‘traumas religiosos’. De hecho, en uno de los mensajes que he recibido, ellos dicen: “Somos nosotros los que hacemos los milagros, somos nosotros los que hacemos los estigmas, somos nosotros los que hacemos que aparezcan dos soles, tres soles...” http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2009/mensajes-2007/1642-fatima-milagro-del-sol.html

En realidad son ellos los artífices de los “signos”, no hay nada de “religioso”, se trata de mensajes espirituales para traumatizar positivamente nuestras almas, hacer que cambiemos  nuestra vida y tomar el camino de la paz, del amor. Nosotros necesitamos imágenes de Jesús, de la Virgen y de otros Seres que han venido a la Tierra, necesitamos darles un semblante, rezar y ser devotos a ellos, por lo tanto nuestra relación con Dios asume una forma tridimensional. Los hermanos extraterrestres, sin embargo, aman a Dios explorando el Cosmos. Su relación con el Sol, que tú llamas Adonay, se da con entidades superiores a ellos mismos. Gracias a la ciencia y a la tecnología que poseen, han descubierto los Soles en los cuales moran y viven estos Seres, que reconocen como maestros, pero que nosotros los terrestres podemos solo identificar como divinidades. Ellos saben que existen civilizaciones solares que tienen un orden social incomprensible para los hombres, nosotros estamos en grado de comprender solo la vida basada sobre el amor, porque el sentimiento del amor es el mismo que se puede vivir en la Tierra.

El sentimiento nos une, pero no podemos pretender que un hombre, encarnándose en una colonia de hormigas, intente explicar a la hormiga reina como está estructurado nuestro gobierno y como está disciplinado por la Constitución.

De la misma manera, nosotros no estamos en grado de comprender como han sido concebidas las civilizaciones solares. Yo lo se, y os puedo decir solo que hay jerarquías con un solo jefe, un vice jefe, un subjefe, etc. y el Señor, Cristo, es el que manda a todos (también los Soles son una Confederación, unidos entre ellos, hermanos y Padres Creadores al mismo tiempo).

Mientras nosotros tenemos que rezar, y no siempre somos escuchados, nuestros hermanos celestes extraterrestres viven en simbiosis con los Seres solares que representan al Padre; hablan con los animales, la naturaleza, tienen un contacto directo y dialogan con los Genios Solares, así como estamos haciendo nosotros ahora, para recibir las directivas que necesitan. La razón de la existencia del hombre en el universo es casi banal, pero en realidad cela un movimiento de vida inmenso: conocer la Creación de Dios, contemplarla y ayudar a quien está viviendo momentos difíciles. Estos Seres recuerdan su orígen (Maya, Alfa Centauro, etc.) pero eligen de volver alguna  vez, o nunca más. Su casa es la Confederación, tienen contacto con los Seres solares de todos los Soles del universo. No sólo el nuestro. Todos los Soles, de Galaxia en Galaxia, son estructurados en jerarquías y están en contacto unos con otros.

Dios se sirve de todas Sus manifestaciones (instrumentos), no puedes ciertamente pretender hablar con Él desde la mañana a la noche. Nosotros no podemos entender este contacto directo porque lo hemos perdido: lo habríamos mantenido si el cordón umbilical no se hubiera roto, como muchas otras veces en Atlántida y por último cuando matamos a Jesús.

Hemos perdido el contacto con los Seres Divinos y en este momento estamos haciendo la muerte segunda, de la que nos tenemos que despertar. Vino Cristo y nos ha salvado, ahora tiene que volver para premiar a los que serán dignos de ir al Nuevo Reino y disfrutar del contacto directo. Ya no necesitaréis a Giorgio...

P: ¿Cómo podemos comprender y ayudar a nuestros hijos a desarrollar sus capacidades, para que puedan aportar un mejoramiento a la sociedad o a los hermanos?

G: Tú tienes que ser sincero, mirarte al espejo y preguntarte si de verdad crees en lo que la Virgen de Fátima ha profetizado. Si sabes lo que tiene que suceder y muchos eventos que anuncian el Retorno de Cristo ya están en curso, debes adaptar la educación de tu hijo en base a lo que tendrá que heredar en el mundo. Haz que tu hijo frecuente la sociedad de hoy lo mínimo indispensable previsto por los términos de la ley, después tienes que proyectarlo afuera de esta sociedad que está por desaparecer, e inculcarle los valores de la nueva sociedad que se instaurará: el amor, la fraternidad, el respeto por la naturaleza, por el Sol, las estrellas, la vida en el universo, el amor hacia el prójimo, la devoción hacia Cristo, etc.

Tienes que guiar a tu hijo hacia esas fronteras y ese futuro que tú ya conoces. Por lo menos hay que intentarlo, si tu edad te lo permite, después él serà libre de elegir. Hago un ejemplo: si mi hija quisiera frecuentar la escuela de arte más bonita en un lugar donde yo se que sucederá una catástrofe, se lo impediré. Mi hija llorará, se desesperará, pero cuando suceda lo peor, me dará las gracias por haberle salvado la vida. Nosotros tenemos que guiar a nuestros hijos hacia el camino de la Obra, yo lo hago en base al futuro que tendrá esta sociedad. Si no tuviese la certeza de que cambiará, no hubiera tenido hijos. Yo estoy seguro de que vuestros ojos y los de nuestros hijos verán una sociedad mejor, pero para hacer que entren en ella, hoy tenemos que hacer lo posible para que vivan una vida completamente opuesta a la que se vive hoy; de lo contrario no entrarán, aunque su padre haya sido un mensajero de Dios, porque habrán vivido una vida egoísta, materialista, indiferente hacia el sufrimiento del prójimo. Entrarán sólamente los altruístas, aquellos que no son celosos, envidiosos y que aman estar con los hermanos. Debemos vivir como la mafia, pero al contrario, respetando las reglas severas del bien. Si no formas parte de la élite del bien no te dejarán entrar en el Nuevo Reino.

Nosotros los padres tenemos que enseñar a nuestros hijos el amor, la fraternidad, estimularles y animarles en el estudio y en el deporte, impedir que alimenten ambiciones y deseen aplastar al prójimo, que se vuelvan venales, materialistas. Es un trabajo muy difícil: no solo tenemos que inculcarles los valores, sino también decirles la verdad. Hay que dar incluso la vida para que entren en el Nuevo reino. Si tu hijo insiste en ir a la discoteca, le debes decir que en esos lugares circulan cantidades espantosas de drogas, a menudo suministradas a escondidas. Debes decirle la verdad de la manera  más cruda posible, aunque haga daño, y después hay que encomendarse a la Virgen, porque después de los catorce años son libres de elegir. Nuestra batalla consiste en animarles a que se dediquen al arte o al deporte. El choque será cada vez más duro porque la sociedad está degenerando, quieren matar a nuestros hijos con drogas, alcohol y valores ilusorios, haciéndole creer cualquier cosa. Me acusan a menudo de fanatismo, pero no correré el riesgo de perder a mi hijo, porque habrá un Nuevo Reino, estoy seguro de ello y lucharé para que él sea digno de él, ya que se que la selección para entrar en ese jardín será muy severa.

Ahora hagamos la Comunión del Pan y del Vino...

Delante de él, en la mesa, hay dos panes en dos canastas y un cáliz de vino. Giorgio, de pie, llama a su lado a Valter y Giovanni, respectivamente uno a su derecha y uno a la izquierda. “Padre nuestro que estás en los cielos...”, las voces de todos los hermanos se unen a la suya, en la única oración que el Señor nos ha enseñado. Con los signos sagrados impresos en sus manos, las posa con delicadeza sobre el pan y el vino y los bendice: empieza así el rito sagrado de la Comunión. Se levantan todos, formando largas filas lateralmente a las mesas; entre ellas entreveo los rostros de todos los hermanos y hermanas que no han podido estar presentes físicamente, pero que llevábamos en el corazón en todo momento: Uruguay, Paraguay, España, Méjico, Chile, Argentina...

Ha sido dicho: “Durante el maravilloso rito de la Comunión Crística, nosotros comemos el Logos Solar, es decir que Cristo nos compenetra”, y con esta bendición el Cáliz viviente de la Comunión se pone en fila y, como un anillo de conjunción de esta larga cadena que conduce a Cristo, será el último en recibir el pan y el vino.

Después de un silencioso diálogo interior, Giorgio vuelve a tomar la palabra.

Giorgio: Queridos hermanos y amigos, ha llegado el momento de despedirnos. Hemos celebrado la Misa por más de veinticuatro horas y, dentro de nuestros límites, hemos rendido homenaje a la Virgen. Nosotros no podemos vivir todos los días las emociones vividas en estas horas. Tenemos que esforzarnos de recordarlos cuando nos sentimos tristes, tentados y bajo prueba a causa de las dificultades cotidianas que esta sociedad, este imperio demoníaco nos impone en el mundo. La vida es maravillosa, pero a veces tenemos que luchar contra ella para evitar que nos agreda. Mi maestro Eugenio decía siempre: “Recuérdate que tienes que agredir la vida”.

Nosotros necesitamos estos momentos porque somos soldados en guerra contra el mal, tenemos que vivirlos al máximo, así que os recomiendo que los recordéis para daros fuerza, pero también reprogramarlos para revivirlos; yo no me quedaré aquí para siempre, antes o después el Cielo hará que me vaya.

El 5 de septiembre os espero en Le Marche, para mi cumpleaños y el aniversario de los estigmas. Para mí cada 5 de septiembre es como si fuera el 1 de enero: es el comienzo de un año nuevo de Obra, de una nueva vida. El año pasado recibimos un importante Signo y los recibiremos siempre, porque Cristo está con nosotros. Sí, está con nosotros, nos acompaña y tenemos que servirLe, tener la certeza de que Él está siempre, sobre todo con quien, como nosotros, se esfuerza, a pesar de los pecados, los defectos y las debilidades de cada uno. Cristo quiere que anunciemos Su Venida, tenemos que hacerlo aunque se burlen de nosotros.

Karim e Jamil, dos espléndidos jóvenes, hijos de nuestra querida hermana Anna Ferri, ofrecen a Giorgio unos presentes, que habían traído directamente de Palestina: un Kefiah, símbolo de la resistencia y de la lucha, y un pequeño cuadro hecho a mano con madera de olivo (una planta considerada sagrada), que representa la mezquita de Al-Aqsa. “La mezquita de la cúpula de oro”, -añade Jamil-, se encuentra en Jerusalén y es el tercer lugar sagrado del mundo islámico. Sobre el marco está incisa una “sura” del corán, una dedicación de parte de Allah a la mezquita.

Las barreras nacionales, sociales y religiosas que desde siempre dividen a los hombres, desvanecen en un abrazo fraterno universal y Giorgio, con el Kefiah en el cuello, retoma la palabra:

Giorgio: Gracias... Yo soy también palestino y defiendo la causa de Palestina; pero soy también judío, porque soy cristiano y quisiera que mi pueblo hiciera limpieza de mafiosos que están en el poder. Al final somos todos hermanos, hijos de Cristo, nuestro patriarca es Abraham, pero paradójicamente nos arrodillamos juntos y cuando salimos nos ponemos a disparar. Gracias por este regalo, yo abrazo todos los símbolos de la resistencia y contra la tiranía, también el Kefiah, pero tengo que decir una cosa que siento dentro con todo el corazón; yo no soy de este mundo. Abrazo todos los símbolos de paz y de fraternidad, pero mi patria no es esta. Yo he venido a traer los valores crísticos que hay en el universo a los palestinos, a los judíos, a los budistas, a los chinos, amarillos, verdes, rojos... a todos. Estoy feliz de ponerme este objeto que es sagrado para vosotros. En nuestra civilización cualquier objeto o sujeto vivo que expresa amor nos pertenece también a nosotros, mientras todo lo que expresa violencia está en contra nuestra, no forma parte de nuestra Confederación. Espero que un día vosotros podáis entrar en nuestra gran familia y sentiros parte de ella. Si me lo permiten, iré a Palestina a hablar de las estrellas, de los mundos y de Cristo. Yo tengo también la estrella de David, no solo la cruz y el candelabro de oro. Mi Reino es de otro mundo, yo soy un invitado en la tierra, así que me pondré cualquier símbolo que me déis que resiste y lucha en contra de la tiranía.

Felicidades a todos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Yo estoy siempre a vuestra disposición. Paz a todos. Hasta pronto, un beso.

“Nuestro” Dios es un Dios Universal, no pertenece a ningún grupo étnico o racial. Él es celoso de Su libertad, no quiere quedar prisionero de ninguna mirada, de ningún credo, de ningún idoma.

Se dice que Leonardo no quería separarse nunca de la Gioconda, se afecionó tanto que la llevaba consigo a todas partes; se convirtiò después en el cuadro más estudiado, el más famoso, el más elogiado y discutido de la historia.

Dante escribirá hasta el día de su muerte su “Comedia”, el eterno viaje hacia el Conocimiento, hacia el Sol, una verdadera Obra de Arte que nunca pertenecerá a ningún tiempo ni a ningún lugar.

Juan, testigo de la Verdad sin compromisos, llamado a preparar el camino que precede al Mesías, encarnará Su Proyecto en una vida, anunciando Su Retorno y el Juicio Universal en todos los rincones del planeta...

Diseños divinos, proyectados con humildad, fuerza y determinación para llegar a nuestras conciencias, a menudo distraídas, o incluso torcidas o que preferimos tener adormecidas. Su perfección, que no es de este mundo, los volverá inmortales: cuando creas que has encontrado una respuesta, surgirán otras preguntas aún más profundas, renovando dudas, abriendo nuevos horizontes, acompañados por la creciente consciencia de que ningún pensamiento humano Lo podrá contener. Dios estará siempre más allá, será siempre algo más, siempre diferente. Algo que descubrir día tras día, viaje tras viaje, estrella tras estrella, universo tras universo.

Con amor una sierva de los Siervos de Dios

Sandra De Marco
20 de Octubre de 2015

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139