Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

via lactea100Por Mara Della Coletta

Señor, estamos aquí en la materia densa, avasallados por los impulsos evolutivos generados por nuestras formas-pensamientos encadenados al miedo.
Espíritus sedados por almas cansadas y abatidas que con la tenacidad de los egocéntricos mantenemos este vórtice. Un torbellino que Dios ha permitido que fluya.
Estando ciegos no vemos y por lo tanto no aprovechamos las oportunidades que Tú nos has dejado en diferentes puntos del vórtice para que podamos salir.
La Gracia de Dios ha extendido Su mano y las profecías se cumplen:
“... Pero yo os digo la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros; pero si me voy, os lo enviaré. Y cuando El venga, convencerá al mundo del pecado, la justicia y el juicio; el pecado, porque no creen en mí; la justicia, porque yo voy al Padre y no me veréis más; y el juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido juzgado. Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir. El me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que El toma de lo mío y os lo hará saber” (Juan 16, 7-16).
El Rayo de Luz, el Consolador prometido, el que se manifiesta hoy en este tiempo a través de la verdad divulgada por el contactado Eugenio Siragusa, por el estigmatizado Giorgio Bongiovani y por todos los testigos que se identifican con la Obra de Juan que anuncia la Segunda Venida de Cristo, con lealtad a su Señor, ha tomado cuerpo en la materia.
De la Pureza de la Madre recibió los Signos Sagrados, estandarte de Tu pueblo.
Guerrero de la Luz que ha dispensado el despertar y el conocimiento a los corazones atemorizados pero siempre en Tu búsqueda afrontando a Tu antagonista, al hombre arrogante, presuntuoso, asesino de la vida.
Cáliz de la Comunión Crística: “He venido para servir”. “Jamás os traicionaré”.
Con fuerza y determinación, como un Samurai, a quienes tienen sed les dona perlas de sabiduría, alimento para el alma. A quienes tienen ojos para ver y oídos para oír les da la llave para desgarrar el remolino y poder entrar en Tu Nuevo Reino.
He aquí, Señor, Tu servidor Te ha glorificado logrando que calmáramos nuestra sed en Tu manantial renovando nuestra redención por la cual en un tiempo te inmolaste.
Hoy, temerosos de Tu palabra no juraremos porque “no sabemos hacer blanco o negro ni un solo cabello”, nos tropezaremos inmediatamente en los pecados de nuestra arrogante naturaleza humana pero te rogamos, permítenos rozar Tu Esencia para que podamos ser dignos escuderos de Tu caballero para no dejarlo solo en la última batalla.

via lactea

La Via Láctea  


17/09/2016
Mara Della Coletta

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139