Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
eugemartinezPor Eugenia Martinez
Crónica de la visita de Giorgio a Argentina – Marzo /Abril del 2013
La alegría inmensa que me produce reencontrarme con mis hermanos, muchos de ellos llegados desde lejos, me llevó a querer transmitir todo lo que sentí en algunos acontecimientos en los cuales tuve el honor de participar.
Logré sacar muy buenas enseñanzas, saber que cada vez son más los que se suman a esta Obra y nos ayudan a luchar, reportar y gritar las injusticias del hoy, las acciones inhumanas del hombre contra la Tierra y contra él mismo.
Poder conocer todo lo que nos es ocultado, o al menos una gran parte, me llena de orgullo porque sé que éste es el momento, el momento de unirnos más que nunca y hacer que las cosas cambien. Que los poderosos dejen de hacer daño y que el resto aprendamos a mirar al que tenemos a nuestro lado, y ayudemos a amarlo.
Así viví mi participación en la marcha en contra de la energía nuclear, frente al gigantesco portal de Atucha II, acompañada de gente de lugares como: Uruguay, Paraguay, México, Italia y Chile, quienes se sumaron a todos los de Argentina, tanto del interior del país como de la capital, que se acercaron para apoyar esta gran lucha. Ese momento me ayudó a comprender la importancia de luchar contra lo que está mal, es preciso terminar con esta energía, que es acumulable, nociva y que el día del mañana nos llevará a la auto destrucción total. Pedimos, imploramos, el cambio a otro tipo de energías, “energías alternativas”. Estas fueron las palabras de muchos de los presentes, con un mensaje central muy importante: ENERGÍA NUCLEAR = MUERTE, que hoy las hago propias, con el deseo de que todos en este país y en el mundo también lo hagan.
También pude estar presente en la conferencia de Giorgio Bongiovanni, respecto a la cual puedo decir que ninguna conferencia es igual a otra y que él no va a descansar hasta difundir al mundo entero su mensaje. Ese mensaje que me llena de fuerzas y esperanzas para vivir el día a día, saber que todo el que está haciendo daño va a ser juzgado y no por mí, ni por él, sino por el más justo en este universo, el Padre. Padre de todos, que hoy nos llama, nos invita, nos pide el CAMBIO, que lo escuchemos, que nos comportemos como dignos hijos suyos. Salir a la calle a gritar, a señalar a los asesinos, a los violadores, a los gobernantes ladrones, llenos de plata de nuestros propios bolsillos que encima es utilizada para su propio patrimonio en vez de dársela a los niños que mueren de hambre, que no los proveen ni siquiera de un plato de comida.
Pero mi pregunta es ¿algo hay que hacer no? ¿Acaso basta con solo quedarnos sentados mirando la televisión en nuestros hogares? ¿Cada víctima que muera, va a ser solo una más? ¿Cada niño tirado en las calles va a seguir siendo responsabilidad nuestra, o algo vamos a hacer? La respuesta es que los poderosos no van a hacer nada más que seguir llenándose los bolsillos, ellos quieren callarnos, quieren ser dueños de nuestras decisiones, de nuestra propia vida y no es así. No los vamos a dejar, debemos terminar con la rutina que no nos permite tener tiempo, no nos deja informarnos de la verdad, haciéndonos así esclavos de nuestros trabajos y no nos dejan crecer, evolucionar. Los chicos de hoy son criados solos en las calles, sin tener un camino, no saben ni sienten quien es Dios, nadie les habla de Él, entonces así no piensan ni en su prójimo, ni en sí mismos. ¿Eso queremos realmente, seguir viendo esta película de terror que aterra al mundo, pero que a la vez pareciera no importarle?
Yo ruego que todos los jóvenes se unan, que se unan a las buenas acciones, a no ser solo un número más en esta sociedad, solo un voto, y eso solo nosotros se lo podemos hacer saber. Participando en cualquier obra de bien, desde cualquier lugar del mundo, sin importar la religión, ni la clase social, ni la política. Este estado de cosas tiene que cambiar. Y sé que va a ser así, es inevitable el regreso de Cristo y de Su justicia divina, debemos entender que Él no viene a destruir el mundo como muchos dicen, sino que viene a rescatarlo, a salvarlo de las manos del hombre, antes de que acabemos con él.
Debo contarles también que estoy contentísima de la convivencia que tuvimos estos días con nuestros hermanos, a pesar de las distancias enormes y de las diferencias que pueden existir entre nosotros, todos tenemos un objetivo en común que nos une. Ésta es una gran batalla y todos debemos tener la seguridad de que la va a ganar el Cristo, pero solo aquellos que están de Su lado van a salvarse, los que realmente le demuestren que son diferentes, que no son parte de este mundo que vive automatizado y con total inconsciencia.
Y que la confianza entre nosotros, Sus seguidores, es fundamental y este gran amor se ve a través de las palabras alentadoras, los abrazos sinceros y en las lágrimas al saber que no nos vamos a ver por mucho tiempo, pero que sin embargo el amor prevalece en el tiempo y en nuestros corazones. Soy tan solo una chica de 19 años de edad, que desea ser distinta al resto, con una mirada diferente de la realidad.
EUGENIA MARTÍNEZ
19 años
8 de abril del 2013
Arca Lily Mariposa
Rosario, Santa Fe, Argentina

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139