Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

29 de Diciembre de 2014

mataronapabloynoencuentranasesinos

Por Osvaldo Cáceres Encina
El año 2014 deja un triste saldo para el periodismo nacional con el crimen de Pablo Medina, corresponsal de ABC, en un hecho que también costó la vida de Antonia Almada.
 Para quienes tuvimos la oportunidad de conocer a Pablo, sabemos que fue un hombre dedicado a su trabajo, sin la necesidad de mostrarse como “víctima” o “estrella” de este oficio.
Me tocó tratar mucho con él cuando las autoridades investigaban la muerte de su hermano Salvador.
Nunca utilizó su trabajo para presionar, pero tampoco dejó de ser persistente en que se haga justicia, que de alguna manera la encontró cuando condenaron a uno de los autores.
Era su característica la de mostrarse amable y respetuoso cuando nos visitaba en la redacción central del ABC, así como cuando también llamaba a pedir datos sobre las autoridades judiciales y policiales que iban a la zona.
En un trabajo silencioso, que tal vez ni sus mismos compañeros supimos comprender, Pablo desnudó una realidad que comenzaba a azotar a nuestro país: la incursión de la mafia del narcotráfico en la política.
Sus publicaciones describían una realidad que contamina nuestro país y que explicaba cómo la mafia se empotra en los organismo de poder y con ello va pudriendo al Paraguay.
Sus denuncias fueron contundentes, pero le costó muy caro. Demasiado para su familia, para el periodismo, para toda la sociedad y para él.
Se perdió una vida, un gran periodista, un defensor de su pueblo y sobre todo una gran persona.
Se conoce lo que ocurrió con Pablo, por qué lo mataron y a los supuestos autores. Mas solo uno –el eslabón más débil, aunque tiene mucha información– está detenido.
Hasta el momento tampoco hubo un costo político para los que apoyaron que gente ligada al narcotráfico llegue a la intendencia de una ciudad. Mientras esto no se repare, no habrá justicia para Pablo y para Antonia.
Hasta siempre, querido amigo. Gracias por todo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139