Home Perlas de sabiduría HE VENIDO PARA SERVIR, NO PARA SER SERVIDO
HE VENIDO PARA SERVIR, NO PARA SER SERVIDO Imprimir

 

lavando piesHE VENIDO PARA SERVIR, NO PARA SER SERVIDO
Por Sandra De Marco
Una nueva reunión nos espera y la alegría que invade el alma es realmente grande: nuevamente unidos, una vez más juntos, como Él nos quiere. Durante el breve trayecto hasta el arca admiro, embriagada por su belleza, un largo espacio de tierra no contaminada que sacia de perfumes y colores y que reverencia al Cielo, que con oscuros y elegantes matices, protege de los ojos de los necios a un universo infinito de mundos. Extensiones de bosques no contaminados se intercalan con superficies verdes salpicadas por casas rurales y campanarios aislados. 

Lugares que aún están lejanos de la civilización del consumo, de las imágenes virtuales, de los frenéticos ritmos de vida, de las guerras, del hambre, de las injusticias... Es aquí, en este lugar maravilloso, que surge nuestra arca. Este humilde templo que regenera y conforta el alma... lugar de unión, de crecimiento, de reflexión, de camaradería, custodio silencioso de intensas emociones. Mi pensamiento se dirige por unos instantes a los rostros de los hermanos de las arcas más lejanas... Chile, Argentina, Paraguay, México, Uruguay… a todos ellos que, a pesar de la distancia y las dificultades, mantienen vivo el amor, el compromiso, la fe, la esperanza. Un pensamiento que luego se eleva al Cielo al que le pregunto si realmente entendemos y vivimos conscientemente lo que él nos ha brindado... si realmente cada instante reconocemos en todo esto el infinito amor del Padre. Giorgio Bongiovanni se demorará en llegar. Quién sabe, tal vez el Cielo nos ha dado el tiempo a todos nosotros, pequeñas llamas ardientes proyectadas en la oscuridad de este mundo, de unirnos en un conjunto de energías para recibirle y confortarle a su llegada. La espera, entre abrazos y sonrisas de los hermanos, es un alegre ir y venir, animado por vivaz cotorreo; con los preparativos se entrelaza el ágil y alegre slalom de los niños, nuestros ángeles, ocupados en correr las primeras gotas de lluvia que anuncian una inminente tormenta. Esta noche también el agua, el viento, el fuego, caballeros del Apocalipsis, se preparan para recibirle y para hacer sentir su voz. Giorgio no hará esperar mucho a sus hermanos, a sus amigos. Allí está, el indomable guerrero sediento de justicia, con el amor y la pasión por el Cristo impresos en el cuerpo, en el transcurso de una vida a Su servicio. Tiene el rostro cansado, sufriente, pero besa y abraza a uno por uno. “Estoy a vuestra disposición. He venido para servir y no para ser servido”. Amor incondicionado, servicio, disponibilidad, sublimados por ese antiguo y heroico furor, se funden y pierden forma en estas simples palabras, en la más grande de las enseñanzas, en la más grande de las virtudes, un amor demasiado grande. Un preámbulo al mensaje del Maestro Jesucristo que Giorgio leerá como plegaria de apertura de esta reunión. Al aire libre, bajo un gran gazebo, los hermanos ya están reunidos junto a él. El mal tiempo da apenas algunos indicios de pretender dar una tregua brindando el privilegio de escuchar en absoluta sintonía con la naturaleza, con los ruidos del campo y el melancólico perfume de la tierra empapada de lluvia; y mientras su envolvente estruendo adormece toda tímida distracción, un gallardo viento susurra entre las miradas absortas y va tejiendo sin pausa un profundo entramado entre nuestros corazones y los horizontes lejanos.

Giorgio toma la palabra:

¡SOY YO, ESCUCHADME!

CUANDO ESTAIS UNIDOS EN LA COMUNION CRISTICA, MI CORAZON DANZA DE ALEGRIA Y MI ESPIRITU SONRIE DE AMOR Y DE TERNURA HACIA VOSOTROS HERMANOS MIOS, AMIGOS MIOS, PARVULITOS MIOS.
¡SED AMIGOS Y AMAOS COMO YO OS HE AMADO!
SED UNA SOLA COSA CON EL CALIZ DE LA COMUNION CRISTICA VIVIENTE ENTRE VOSOTROS. YO ESTOY EN EL. EL ESTA EN VOSOTROS, VOSOTROS ESTAIS EN EL Y TODOS SOIS UNA SOLA COSA CONMIGO Y EL PADRE MIO QUE ESTA EN LOS CIELOS.
¡QUE VUESTROS ESPIRITUS SE REGOCIJEN Y QUE EXULTEN DE PAZ VUESTRAS ALMAS. YO ESTOY ENTRE VOSOTROS, HE REGRESADO, NO OS HE DEJADO HUERFANOS!
QUE VUESTRAS MANOS ESTEN SIEMPRE BIEN FIRMES EN EL ARADO Y VUESTRA FE FUERTE COMO LA ROCA. ESTAD ATENTOS A LAS DISUASIONES DEL MALIGNO, SU FIN ES EL DE DIVIDIROS Y SOBRETODO ALEJAROS DE MI CALIZ DE SANGRE VIVIENTE ENTRE VOSOTROS.
¡YO HE REGRESADO Y DENTRO DE POCO EL DIA Y LA HORA DEL PADRE SE MANIFESTARAN CON TODA SU POTENCIA DIVINA!
SI, PARVULITOS MIOS, ASI SERA, PORQUE, SABEDLO Y NO OLVIDADLO NUNCA, EL DIA DEL PADRE ES TAMBIEN MI DIA.
¡PAZ! 

DEL CIELO A LA TIERRA
Por boca de mi siervo y siervo vuestro



S. Elpidio a Mare (Italia)
11 de junio 2011

Jesús nos pide que estemos unidos – continúa Giorgio – y nombra al maligno que está alerta y no exonera a nadie. Es más. Nuestros hermanos de la luz son los más fuertes, pero también los más expuestos porque tienen que demostrar no sólo que son fuertes, sino sobre todo íntegros. Yo soy el primero en ser tentado, más que los demás. Las debilidades humanas, los defectos, no nos los quita nadie. Nadie es perfecto en la tierra y todos nosotros, incluido yo, tenemos nuestros pecados. Pero lo que cuenta es no perder ni la fe, ni la fuerza de seguir adelante en la obra, en la Verdad. A pesar de que estemos cansados, que pasemos por pruebas, que tengamos dificultades. Los hombres de esta sociedad os pueden poner a prueba, pueden perseguiros, podéis incluso perder la vida. Y Jesús nos advierte “Os digo a vosotros, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más. Os mostraré a quién debéis temer: temed a Aquel que, después de matar, tiene poder para arrojarlos a la Gehenna; sí, os repito: temed a ése” (LUCAS 12,1-7). ¿Recordáis a Job? Dios se dirige a Satanás para tentar a uno de sus hijos. Job era justo, humilde, fiel, rico y generoso, pero Dios le puso a prueba haciendo que enfermarse, privándole de los hijos y de todos sus bienes. Esta es la verdadera naturaleza de Dios. Él nos manda las pruebas porque quiere que seamos fieles, fuertes y humildes ante Él. Fuertes, en decir siempre la verdad, en mantenernos transparentes, sinceros, en defender las causas por las cuales se está dando la propia vida. Causas que son las de Su Hijo, el Cristo. Ahora hacedme preguntas...

P.: ¿Cuál es el nexo entre el Espíritu Santo, María Madre Espíritu y Madre Tierra?
R.: El Espíritu Santo es la fuerza creadora, la causa de todo lo que existe. Nos ha sido enseñado y sustancialmente, en parte es la verdad, que este Dios, así como nosotros le llamamos en la Tierra, es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Esta trinidad es la personificación de lo que para muchos es Dios. Y a nivel genérico abstracto este concepto es correcto, pero es necesario profundizar en él. Es obvio que desde el punto de vista racional no existe un ser dividido en tres personas. El Hijo Jesucristo se ha manifestado, se ha expresado y nos ha hablado del Padre. De hecho, frente al insistente pedido por parte de los apóstoles de que les mostrara al Padre, Él responde “Quien me ve a mi, ve al Padre”. Muchos piensan erróneamente que el Cristo es Dios, pero no es así. Cuando Cristo dice “Yo y el Padre somos una sola cosa” quiere decir que es la manifestación visible de este Dios que es invisible. Y cuando a Jesús le ofendieron y le insultaron diciendo “Tu te comparas con Dios”, Él responde “¿Pero acaso alguna vez habéis visto a Dios?”. Entonces Él trataba de hacerle comprender al pueblo que Él es la manifestación del Padre en la Tierra. Y el Padre es Adonay, el Señor, este ser autoritario, pero también misericordioso. Además Jesús habla del Espíritu Santo que es la fuerza creadora. Entonces, lo que nosotros entendemos como Dios, el Creador, no es Dios: es el Espíritu Santo, el Creador, la causa de todo. Todo el resto es manifestado: el Padre, el Hijo, la Madre, los santos, los apóstoles, los ángeles, los seres de luz, nosotros, la Tierra, el universo, el cosmos… es toda una manifestación de una creación de una entidad precisa, una entidad que los extraterrestres llaman Inteligencia Cósmica y que nosotros llamamos Espíritu Santo o Santo Espíritu. Y Jesús, que en aquel tiempo no pudo decir todo, dice "No os puedo decir todo, no os puedo hablar de las cosas celestes porque no me entenderíais. Pero cuando os mande al Consolador, el espíritu de Verdad, él os hablará de estas cosas". Y se refiere a este tiempo, a hoy, que somos capaces de comprender mejor. Por lo tanto el Espíritu Santo, la fuerza creadora, se relaciona con la Madre Tierra de la siguiente manera: El Espíritu Creador reside en el Sol, en todos los Soles, no sólo en el nuestro y es la fuerza de creación donde Él genera todo, la fragua de los Dioses donde prepara el plasma para plasmar los mundos. Por lo tanto la Energía Creadora, o Espíritu Santo, para crear utiliza un cuerpo: el Sol. Y su fuerza reside en un átomo sol, que es el átomo de hidrógeno. Porque es el átomo de hidrógeno el que hace brotar todas las cosas. Lo que los científicos no saben es que el átomo de hidrógeno es una fuerza pensante. Y podemos compararlo con una computadora que hace salir del átomo de hidrógeno a todos los software, a todos los programas para construir universos. Por lo tanto la Madre Tierra es un ser vivo que surgió de este ser pensante que es el átomo de hidrógeno, y por ende del Sol. La relación entre la Madre Santa y la Madre Tierra es ésta:  la Madre Tierra es el Espíritu de la Tierra y su espíritu está guiado, personificado, por la Madre Celeste. Mientras que el Espíritu crístico es el Espíritu solar, el Padre. Entonces puedes ver al Padre en el Sol y a la Madre en la Tierra. El Espíritu Santo está en relación con la Madre Tierra, con la Santa Madre, con todo. También contigo. Dentro tuyo tienes una parte de Espíritu Santo. Éste es el secreto. Es por ello que los seres de luz, los ángeles, los arcángeles nos llaman hermanos. Ni siquiera las altas jerarquías nos llaman siervos. Te conviertes en siervo si quieres seguir a alguien. Pero Jesús a sus apóstoles los llamaba amigos, hermanos. A nosotros también. ¿Por qué entonces si Él es un Rey y nosotros somos los súbditos, Él nos llama amigos y hermanos? Porque lo que tiene adentro Jesús también lo tengo yo y también lo tienes tú, y es el Espíritu Santo. Una pequeñísima chispa, pero la tienes. Por lo tanto, en conclusión, el Espíritu Santo se relaciona con María y con la Madre Tierra porque la personifica. Pero lo extraordinario, que tiene que hacerte feliz, es que el Espíritu Santo también se relaciona contigo, con la piedra. Es por ello que es omnisciente, omnipotente, omnipresente. ¿Porqué nosotros adoramos al Padre? Porque contiene al Espíritu Santo. Pero sin el Espíritu Santo no podría existir, y no es una blasfemia, ni siquiera Dios, ni Jesucristo, ni la Madre Tierra. Nada. Él es la causa de todo. Por lo tanto nos equivocamos cuando llamamos Dios al Padre. El Padre es el Padre. Es un regente. Pero la causa de todo es el Espíritu Santo, el verdadero Creador. He aquí porque Jesús dijo "Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu no será perdonada. Y a cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero". Él pone a esta entidad por encima de todo. Luego Cristo ruega al Padre, Adonay, Aquel que lo ha engendrado, pero se está dirigiendo al Espíritu Santo. Es por ello que cuando miro a este Sol lo adoro. Le ruego. Pero si en un viaje en astronave alcanzara las Pléyades, me dirigiría a la estrella Maya diciéndole “Padre mio”. Porque allí está la misma esencia que está en este Sol. Si tomamos conciencia de esta Verdad entenderemos todo y estaremos salvados, seremos eternos. Y viviremos la vida en este mundo,  felices, con serenidad. Porque si tú tomas conciencia de que Él está dentro tuyo, has obtenido la mayor de las riquezas. Ésto es lo que nosotros en la Tierra no tenemos. Los hombres sobre la Tierra tienen al Espíritu Santo pero lo ofuscan, lo aprisionan. No hay nada en el universo que no lo contenga, incluido el diablo.

P.: ¿Jesús sufrió físicamente durante la Pasión?
G.: Si, Jesús sufrió terriblemente. Eligió no utilizar sus poderes y sufrir, porque a través del sufrimiento podía catalizar en sí mismo nuestro karma. Si Él no hubiera sufrido, la elección de perdonar nuestros pecados y de darnos otra oportunidad no podría haber sido llevada a la práctica. Éste se habría convertido en un mundo de tinieblas y todos nosotros habríamos ido a la muerte segunda. Él sabía que habría tenido que sufrir, y sabía que le flagelarían con una tortura tal que la historia no recuerda. Y también sabía que podía ser crucificado, y que los hombres en la plaza habrían podido gritar ¡Barrabás! no “¡Cristo!”. Tanto es así que a la noche en el Huerto de Getzemaní se lamenta, pide ayuda dirigiéndose al Padre y dice “Aparta de mi este cáliz”. Jesús no quiere ser crucificado al punto tal que suda sangre por la tensión y por el enorme sufrimiento, y ruega con todas sus fuerzas pero nadie le contesta. Cuando Él resucitó a Lázaro pidió permiso al Padre y le fue concedido. Pero cuando pidió para Sí mismo nadie le contestó. Aparentemente puede parecer una contradicción, pero no lo es porque Cristo, que todo lo puede, en ese momento está con toda su naturaleza humana. Y Satanás sabe muy bien que Cristo puede ejercer su poder para destruir a sus enemigos. Entonces para destruirlo, y para que sus hermanos que creían en Él también se pierdan, alimenta en su mente estos pensamientos "¿Pero qué haces? ¿Tú eres el Hijo de Dios y dejas que te maten? ¿Pero dónde está todo tu poder? Déjamelos a mí a estos asesinos, exaltados, criminales. ¡Destruye todo!". Pero luego Jesús, que está cristificado, le dice al Padre “Pero sea hecha tu voluntad y no la mía”. Esa noche fue una noche de una noche de tinieblas porque Jesús estaba cediendo, pero en cierto momento, cuando empieza a amanecer, dice “¡Basta!” y se levanta. Quería el consuelo de los amigos, pero nosotros, humanidad estábamos dormidos. Entonces Él sufrió mucho y a través de su sufrimiento nos salvó. ¡Pero atención! Salvó a aquellos que creyeron en Él, a todos aquellos que ponen en práctica sus enseñanzas. No a toda la humanidad. Además, y esto es algo muy importante, habla de Su Retorno.

P.: ¿En el Getzemaní también vivió el abandono del Padre?
G.: Lo que Jesús experimentó en el Getzemaní no fue tanto el abandono del Padre, porque sabía que estaba allí presente, sino que cuando un Dios, una deidad, una divinidad se encarna, toma forma y sustancia en un cuerpo, el espíritu tiene que padecer totalmente lo que implica la carne. El cuerpo es mortal, es la prisión. Y Él ganó esta batalla. Y también experimentó que la mente, Satanás, el mal, puede tener la ventaja si el espíritu no es fuerte. En el Getzemaní estaba el demonio con él, le hablaba ¿Pero qué haces? ¿Por qué no te levantas y exterminas a todos? Si tú haces justicia dejo de ser tu enemigo. Me dedico a servirte y te regalo el mundo”. Esta tentación, la cual no la han incorporado en el Evangelio, es grande porque Satanás le ofrece todo. Pero hacer justicia significaba eliminar a todos, incluso a los amigos que lo habían traicionado. Por lo tanto en realidad Satanás le habría entregado un mundo de almas perdidas. Entonces la cruz es el mayor acto de amor, para mí inmerecido. Y la verdad es que Él nos dio una posibilidad. Si aún respiramos, si todavía hay luz en el mundo es gracias a esa cruz, a su extraordinaria elección. Porque si Él hubiera rechazado la cruz, este planeta ahora sería un planeta de hielo como Plutón, con 230° bajo cero cuando está el sol y 450° cuando no. Entonces todos nosotros tenemos que arrodillarnos frente a esa cruz y decir “¡gracias, gracias!”

P.: ¿Por qué dices que Jesús no salva a toda la humanidad?
G.: Jesús salva a todos, en el sentido de que nos permite vivir a todos. Pero no salva almas condenadas. No porque no quiere, sino porque Le han rechazado y han elegido al príncipe de este mundo. Y es por amor a aquellos pocos que han elegido a Cristo y que ponen en práctica Sus enseñanzas, que ha mantenido el planeta con vida. Jesús no es un profeta, no es un mensajero, y no es un Maestro como los otros maestros. Jesús es el Salvador. Y solo Él podía hacerlo, porque Cristo es la jerarquía más alta que hay en todo el universo, no sólo en este sistema solar. Los maestros espirituales, los maestros hindúes y los grandes iniciados han ayudado a esta humanidad, pero no la han salvado. Ha habido muchos mensajeros como Krishna o Buda, pero también ellos pudieron haber venido aquí en misión porque Jesús se hizo crucificar. De lo contrario tenían que buscarse otro mundo. Dios es uno, y este concepto tiene que ser claro para todos.

P.: ¿Pero nosotros somos realmente conscientes de este acto de amor infinito? ¿Estamos verdaderamente agradecidos por ello?
G.: A veces me siento impotente y me desespero porque querría hacer diez, cien veces más de lo que estoy haciendo por Él, el Salvador, para hacerlo conocer, y para despertar a las almas. El problema es que me impiden hacerlo. Yo sé que el mundo se salvaría por completo si pudiera hablarles a todos de Él, hacer conocer su verdadera naturaleza y lo que Él hizo por nosotros. Porque cuando tomas conciencia de la naturaleza de Cristo, de este acto inmenso, haces de todo, cualquier cosa por hacerle feliz. Y Él es feliz si le llevamos almas y si nos separamos de los valores materiales. No quiere otra cosa de nosotros. Yo no veo la hora de que Él vuelva y podáis escucharle, porque escucharle significa beber agua de la vida eterna. Pagaría con la vida, es más  quizás pagaré con la vida para que Él pueda volver. A mí ya se me aparece, pero por el momento no es visible a todos.  Pero el día en que se haga visible a todos, el mundo entero se detendrá. No sólo por las grandes señales y por las apariciones, sino porque Él hablará al mundo entero. Deberíamos vivir cada día con este pensamiento, aunque lamentablemente a veces la vida toma ventaja. Tenéis que verme como un mensajero pero quien importa es Él. Tenéis que amarle, tenéis que pensar en Él, tenéis que estar llenos de Él. Pero no con fanatismo, algo que Él odia. Sino en la vida práctica.

P.: ¿Cuál es el origen primordial en la existencia de un pueblo como los Judíos que luego pasó a ser el pueblo elegido?
G.: El pueblo Judío fue esclavo de Egipto por mucho tiempo, y por este motivo estuvo formado por una mezcla de egipcios dentro de la cual había una comunidad en particular, el pueblo de los Esenios que se habían salvado de la Atlántida. De esta mezcla se formó una genética especial en la que las potencias celestes vieron el talento, que tienen aún hoy, el de arrastrar a todos los pueblos de la Tierra hacia la Verdad cósmica, hacia Dios. Es por ello que fue elegido. Y en medio a este pueblo fue inseminada una genética divina y una diabólica, de la desobediencia y de la arrogancia. En este momento está predominando esta última sobre la positiva, a tal punto es cierto ésto que aún hoy ellos no reconocen al Mesías y están pagando caro este rechazo. Siempre serán perseguidos, nunca vivirán en paz. En Israel siempre habrá violencias, odio y muerte. Jesús lo dijo “Hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.” Aunque me hayan criticado y juzgado de antisemita, o seguidor de Hitler solo porque critiqué al pueblo de Israel, yo digo la
verdad. Además llevo la estrella de David en el cuello…

P.: ¿Los extraterrestres estuvieron presentes durante la crucifixión?
G.: Los extraterrestres, es decir los ángeles del Señor, estuvieron presentes pero no podían hacer nada. Mientras que en otras situaciones Él les veía. Cuando se encontraba en el desierto, habiendo ayunado por 40 días, en el momento en el que el diablo se fue, los extraterrestres le dieron energía y  le consolaron. Aquí en cambio estuvo absolutamente solo: estaban presentes pero invisibles. Estuvo acompañado por Lucifer. A pesar de que no encontraréis ésto escrito en ningún lado, es la verdad, estaban listos para  llevárselo eventualmente si Él no soportaba, así como se le llevaron con el cuerpo luego de la resurrección, donde en cumplimiento del programa, ascendió a los Cielos. Se Le habrían llevado, seguramente no le habrían entregado en las manos del enemigo. Pero sabían que no habría cedido a las adulaciones del diablo. Y de hecho, Él resistió, Él venció. Y quien piensa que Jesús no tenía que ir a la cruz, o que el Padre quería que Él hiciera justicia, es un necio. El Padre le impone ir a la cruz. Y Jesús que no quiere ir dirá "Señor, aparta de Mí este cáliz" y luego “Pero sea hecha tu voluntad y no la mía”.

P.: ¿Cuáles son los pecados contra el Espíritu Santo?   
G.: Matar o violar a los niños, la bomba atómica, las guerras, contaminar la tierra. Éstos son los pecados contra el Espíritu Santo. Y luego hay uno espiritual, imperdonable, por el cual vas al infierno, es decir sufres en las tinieblas: rechazar al Mesías. Pero rechazar no significa no creer. Rechazar significa rechazar. Porque aunque no creas lo importante es que pongas en práctica sus enseñanzas. Pero si rechazas a Cristo con arrogancia, y Le consideras un falso profeta, ese es un pecado contra el Espíritu Santo.

P.: ¿Por qué motivo en este período están cayendo tantos cometas en el Sol?
G.: El Sol central en el centro de la galaxia es el coordinador de todos los Soles. De este Sol manásico provienen todos los cometas que tienen la función de llevar información, para la evolución de nuestro sistema solar, a todos los Soles. Porque en la galaxia todo está en continuo movimiento, constantemente unido y coordinado por este extraordinario reloj. Por lo tanto el Sol manásico, que es el corazón central, da a luz a estos cometas para que la comunicación llegue también a millones de años luz de distancia. Tenéis que tener presente que hay 150 billones de galaxias en un solo cosmos.

P.: ¿Por qué Juan el Bautista se tiene que ir para que regrese Jesús?
G.: Porque Jesús quería que fuera así. En el programa que Él hizo también tenía que sacrificarse su amigo siervo. Pero ellos no sólo eran amigos. Juan el Bautista tuvo además el privilegio de bautizarle. Y a través del bautismo Juan Bautista le abre el tercer ojo y la glándula pineal para que pudiera ser personificado por Cristo, que siempre acompañó a Jesús, desde Su nacimiento. Podría decirse que Cristo era el espíritu guía de Jesús. Pero para la personificación de Cristo, Jesús pidió ayuda a Juan que, a pesar de no entender porqué quería ser bautizado por él, tenía el don de abrir los chakras, la glándula pineal y el tercer ojo. Y las personas que aceptaban la iniciación que Juan daba con el agua, cambiaban.

P.: ¿Pero no podía permanecer con vida?
G.: Ésta era la voluntad de Dios. Cuando Jesús comienza la misión, Juan el Bautista era mucho más conocido y creían mucho más en él. Pero él quería absolutamente que el pueblo siguiera a Jesús. Entonces Juan, que es un provocador, provoca la detención, se hace encarcelar y se encomienda a Dios. De hecho Herodes no le quería matar, porque temía que la fuerza oratoria de Juan, que condenaba el matrimonio con Herodías porque violaba la ley judía, suscitara una rebelión en contra de su despótico poder. Herodes le tiene miedo y de hecho antes de matarle le pregunta “¿Pero si yo te libero qué haces?” y Juan le contesta “Le sigo a Él que ha venido antes que yo, porque es más grande que yo. El Mesías.” Luego el diablo a través de Herodías le pide la cabeza de Juan el Bautista. Entonces podía permanecer con vida pero eligió el sacrificio para dar testimonio. Y después de su decapitación le pidió a Dios para poder asistir no sólo en el más allá, sino también en la humana naturaleza a los últimos días de Jesús. Entonces cohabitó con Juan el Apóstol, el predilecto. Si hoy tuviera que repetirse la historia con tal de que Él regrese, entonces quiero que se repita lo más pronto posible.

P.: ¿Qué papel tenía Roma hace 2.000 años?
G.: Roma era el imperio del mal de aquel tiempo, hoy está representado por el occidente, es decir, los Estados Unidos y todos sus vasallos. La historia se repite pero con formas diferentes. Hoy la obra de Cristo es como hace dos mil años. En aquel tiempo la lejana provincia de Roma, el imperio mundial de ese tiempo, era Jerusalén. Hoy la capital del imperio romano es New York y Roma es Italia. Por lo tanto Cristo se manifestará aquí. Y cuando lo sepa el emperador, enloquecerá como lo hizo hace 2.000 años. Jesús se siente traicionado y rechazado por el pueblo judío que le condena bajo condicionamiento de los escribas, que eran los periodistas de aquel tiempo; por los fariseos que eran los cardenales; y por los comerciantes que tenían el poder y corrompían al emperador que es la mafia. Incluso el pueblo, por ignorancia y por miedo, y en parte por provecho grita ¡Crucifícadle! ¡Crucificadle!. Pero cuando le clavan en las palmas de las manos Él dice algo muy especial: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”. Pero Él está hablando con los soldados romanos que eran paganos, y con el centurión que estaba al mando de la expedición de quienes le tenían que crucificar, que le había curado a su siervo. Entonces Él está hablando a los latinos que no saben lo que están haciendo porque ellos están ejecutando una orden y creen que Jesús es un ladrón cualquiera. Y por lo tanto les perdona y profetiza que el nuevo pueblo de Dios es éste. Mientras que a los que sabían lo que estaban haciendo no ha perdonado y desde entonces han estado siempre bajo presión. De hecho, cuando luego el soldado romano traspasa el costado con la lanza y brota agua y sangre, el cielo se oscurece y el terremoto hace caer el templo, los romanos dirán “Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios”. La nueva raza se reencarnará en aquellos que no sabían lo que hacían. Ésta es otra verdad que tenéis que saber.

P.: Cuando desde la Cruz Cristo se dirige a Juan y le dice “esta es tu Madre” ¿se dirigía a los dos Juanes?
G.: No, Jesucristo confía su Madre a Juan el apóstol porque él era el predilecto, el más capaz, el más evolucionado espiritualmente, el jefe de los iniciados, el que sabía más que los demás. Así es como Juan toma en custodia a la Madre, la Virgen, la Madre Celeste, es decir la Tierra. Pero Juan el Apóstol y Juan el Bautista son además los dos precursores, los dos testigos desde hacía 14.000 años. A pesar de que la regencia de la Iglesia se la haya dado a Pedro.

P.: ¿Volviendo a nuestros tiempos, que sentido tiene a nivel espiritual la respuesta que ha sido dada con respecto a la energía nuclear?
G.: Es una señal espiritual positiva, que además demuestra que, cuando quiere, el pueblo se une. Entonces no siempre tenemos que dar la culpa de todo al poder. Si el pueblo no se une es porque no lo quiere y si realmente lo quiere lo hace, incluso teniendo pocos medios a disposición. Por lo tanto en cuanto a la energía nuclear el miedo hizo su parte.  Sobre los otros temas objeto de voto en el referendum, digamos que ha tomado consciencia. La gente se ha cansado y ya no soporta a este bufón y sus seguidores. Por lo tanto ha sido una señal.

P.: ¿Por qué Umberto Veronesi sigue diciendo que el uranio no hace mal?
G.: Veronesi es uno de los personajes contratados que cobran millones junto con otros científicos para crear la píldora de la larga vida. Las centrales nucleares no sólo son necesarias para construir las armas atómicas, sino también para este proyecto, que también es un proyecto militar, en el que Berlusconi, el grupo Bilderberg y los grandes poderosos de la Tierra quieren alargar la vida hasta 140, 150 años. Pero los extraterrestres no lo permitirán. De hecho el ataque a las centrales con el tsunami en Japón ha sido un ataque dirigido, no sólo por las centrales nucleares que ya de por si son terribles, pero sobre todo por este proyecto diabólico y destructivo. Porque esta pastilla, que luego sería la victoria del anticristo, que están experimentando y que han llamado “elixir de larga vida”, destruye las neuronas del cerebro y tiene efectos colaterales diez veces mayores que los de las pastillas de anfetaminas que toman los chicos cuando van a la discoteca. Entonces te alarga la vida pero te lleva a la locura, te vuelves diabólico. Tiene el efecto colateral de la cocaína y la anfetamina, y provoca un deseo sádico de matar.

P.: ¿Pero son conscientes de la presencia de uranio en las pastillas?
G.: Si, pero dirán que no es nocivo porque está presente en porcentajes pequeñísimos, irrelevantes. Incluso cuando te hacen los rayos X minimizan y te cuentan el cuento de que por una vez no hace mal, mientras que ellos toman todas las precauciones. Yo no tengo informaciones por parte de los extraterrestres a ese respecto, pero creo que no se lo permitirán. Jesús regresará antes.

P.: Después de Fukushima Alemania planteó el desmantelamiento de las centrales y en Italia nos hemos encontrado frente a un referendum.
G.: El Cielo ha apreciado mucho lo que ha hecho Alemania. Ha dado una señal muy positiva porque representa la potencia económica más fuerte del mundo en este momento, la que tiene una fuerza económica que puede ser autónoma, y que arrastra a las demás. Pero esta toma de posición ha provocado mucha molestia, por lo tanto creo que, políticamente hablando, la Canciller será eliminada. Incluso Dominique Strauss-Kahn, director general del Fondo Monetario Internacional fue eliminado porque es contrario a la financiación de estos proyectos. Así están las cosas en el mundo y lo se porque me lo dicen los extraterrestres que están presentes en todas las reuniones más importantes en las que los poderosos toman las decisiones. Y si ellos no están presentes, los reemplazan las esferas, o sincronizadores, que registran todo. A mí no cree nadie, pero ellos saben que yo lo sé. En cuanto a Italia, digamos que ha dado una señal positiva. Pero no cantemos victoria: quiero ver los hechos.

P.: ¿Vale la pena adoptar energías alternativas?
G.: Claro que si. Tendríamos que adoptar el sistema de aprovechamiento de la energía solar termodinámica, del profesor Carlo Rubbia, el mejor a nivel mundial, que permitiría iluminar gratuitamente incluso a todo el planeta. Su proyecto, inspirado por los extraterrestres, prevé una instalación constituida por una superficie de espejos a lo largo de cientos de kilómetros cuadrados en el desierto del Sahara que utiliza los rayos del sol recogidos y concentrados por un sistema de espejos parabólicos capaz de captar continuamente las radiaciones solares. Para este proyecto serían suficientes 400 mil millones de euros. Nada, si pensamos que sólo en el 2010 los Estados Unidos invirtieron en armamento más de 700 mil millones de dólares. Aquí en Italia, lamentablemente, quieren implementar el sistema fotovoltaico, que cuesta el doble de lo que nos cuesta ahora. Y así al final la gente se lamentará de no haber hecho las centrales nucleares.  Lamentablemente casi todos los hombres que gobiernan quieren nuestra perdición y nosotros, que hacemos antimafia y hablamos de Cristo, somos los conejillos de india que se rebelan. El problema es que somos pocos quienes tenemos esta conciencia, pero yo no quiero ser esclavo de estos seres diabólicos. A cuesta de la vida. 

P.: ¿Si Jesús no se hubiera dejado crucificar, el planeta Tierra habría padecido las consecuencias de ello y por lo tanto habría sido destruido?
G.: No, el planeta Tierra no habría sido destruido, pero no habría hospedado este tipo de vida. Pero de hecho Jesús no lo permitió. Él salvó a todos, a todos, hasta las plantas. Él es el Salvador. El Salvador de todo.

P.: ¿Para Dios es más importante que el hombre sepa discernir u obedecer?
G.: Para Dios es más importante que el hombre sepa discernir. Y obedecer. La obediencia es sacrosanta, es un valor cristico. La obediencia a quien te ordena y te explica. O en todo caso tienes que adquirir una confianza tan alta, extrema con respecto a quien te da la orden, que puedes obedecer incluso sin entender porque sabes que ese acto que tienes que realizar indudablemente beneficiará a los demás. A pesar de que no lo comprendas en ese momento. ¿Pero qué es lo que no comprendes? Aquí encuentras la llave para discernir. Os doy un ejemplo. Si los seres de luz me mandan a que vaya a la celda de Totò Riina para ayudarle y te pido que me acompañes, a pesar de que no comprendas, me acompañas porque tienes confianza en mí. Y tú que tienes confianza en mí sabes que estoy yendo a ayudarle. Pero si te digo que voy a esa celda para organizar algunos negociados, si la orden recibida de estos seres va en contra del Evangelio y contra las enseñanzas, entonces tienes que usar el discernimiento. Entonces la obediencia no tiene que ser ciega. Y además, si yo cometiera un acto que va en contra del Evangelio tenéis el deber de ayudarme, de decírmelo, y hasta de separaros de mí. O bien tenéis que pedirme explicaciones y os las debo dar. Creo que todo lo que escribo y todo lo que os digo os lo explico, siempre. Reconozco que hay cosas que no os digo, pero que no dañan ni a vosotros, ni a la obra. Pero son reservadas porque tengo que alcanzar un resultado. Mientras que en la obra espiritual no tengo secretos. De hecho cuando recibo un mensaje lo divulgo enseguida, porque no quiero cometer el error de mis colegas videntes que se guardan para sí los secretos. No quiero secretos. Yo digo la verdad y la divulgo. 

P.: Antes de la Venida de Cristo, Abraham sin discernir estaba listo para obedecer. ¿Ahora nosotros tenemos mayor ventaja ya que sabemos discernir más que Abraham?
G.: Tenemos más ventaja que Abraham porque vino Cristo.

P.: ¿Entonces en ese caso lo único que había era obediencia?
G.: El Padre hablaba y todos obedecían. La explicación canónica es que el Padre pone a Abraham  frente a una prueba de fidelidad. Pero yo os doy una explicación que os hará pensar mucho. ¿Quien dio la orden a Abraham era realmente el Padre? ¿Quién le apareció realmente? De hecho, el ángel, al detener el brazo de Abraham, detuvo ese delito macrocósmico, feroz y funesto que él estaba cometiendo. ¿Pero cuántos dioses hablaban en ese tiempo? El Viejo Testamento está plagado de intervenciones divinas y de intervenciones diabólicas. Es por ello que fue necesaria la Venida de Cristo: para arreglar toda la confusión creada en el Viejo Testamento. ¿Por qué Dios le habría ordenado a los israelitas que se vengaran, armando una guerra en contra del pueblo de los Madián, donde luego Moisés ordenó matar, entre los prisioneros, a las mujeres que no fueran vírgenes y a los niños y que abusaran a las jóvenes vírgenes? ¿Quién era este Dios que hablaba? Si me hubiera dado esa orden a mi yo habría contestado “Yo no te sirvo.” Entonces Cristo viene a poner orden y a hacer conocer la verdadera identidad de Adonay. Porque en ese entonces estaba Adonay, nuestro Señor, pero también estaban Yahvé, Beelzebub, Iblis... Habían muchos dioses y para ellos eran todos Dios. Por esta razón el Mesías se encarna y dice “No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.” Ésto significa que viene a poner orden. De hecho, Jesús dice “Ay de vosotros, guías ciegos, que decís: Quien jura por el templo no se compromete, quien jura por el oro del templo queda comprometido! ¡Necios y ciegos!, ¿qué es más importante? ¿El oro o el templo que consagra el oro?” Esta también era una antigua tradición que le había dado Moisés.
Los escribas y fariseos trajeron a una mujer sorprendida en adulterio y la pusieron en medio. 
Maestro- le dijeron-, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés en la Ley nos mandó lapidar a mujeres así; ¿tú qué dices? se lo decían tentándole, para tener de qué acusarle.   Pero Jesús, se agachó y se puso a escribir con el dedo en la tierra. Como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: -”El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra.” Entonces ellos se escandalizaron porque Jesús perdona. En el Viejo Testamento está la ley del talión, pero Jesús dice “Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra”. Entonces el Señor reconoce el Viejo Testamento, pero hay reformas que hacer porque los hombres habían cambiado Sus voluntades y las habían convertido en tradiciones. Por ejemplo, Él no cita los diez mandamientos, sino sólo siete: no tendrás otro Dios fuera de mí, no matar, no cometer adulterio, no robar, no dar falso testimonio, honra al padre y a la madre, ama a tu prójimo como a ti mismo. Pero hay tres que Jesús no reconoce. Por ejemplo “no codiciar cosas ajenas”. Pero las cosas no son de nadie, somos todos hermanos y todo le pertenece al Padre. Todo lo que nos es dado en la materia no es nuestro y tenemos que ponerlo a disposición de la propia evolución y la de los demás. Tampoco reconoce “no codiciarás la mujer de tu prójimo” porque la mujer no es un objeto, no es mía, no es una esclava. La mujer es un ser libre, hermoso. Si leéis el Evangelio de Marcos y de Mateo veréis que transcriben solo siete. Si estas cosas les fueran explicadas a miles de personas el mundo cambiaría.

P.: ¿Pero si los extraterrestres así lo quieren, te pueden allanar el camino?
G.: No, no pueden hacerlo. Pueden abrir caminos, pero no pueden imponer. Tiene que haber buena voluntad por parte de quien se vuelve disponible. Por ahora es así. Pero algún día no hará falta ir a ninguna televisión porque las televisiones irán hasta ellos. Estos seres están preparando a Antonio Urzi y a otros como él para el aterrizaje masivo. Se harán visibles a todos.

P.: ¿Qué significa “están preparando” a Antonio Urzi?
G.: Le están preparando para ser testigo de un eventual contacto público. Eligen a uno de nosotros, porque el hombre en general es ignorante y tiene miedo. Su presencia cambiará radicalmente en pocos minutos nuestra forma de vida y para la mayoría de la raza humana ésto implicará la muerte, por suicidio, por depresión, por ataque cardíaco, por enfermedad. Porque nadie está acostumbrado a vivir en paz, donde no existe el dinero, donde todo es de todos, donde no existe la propiedad, donde no hay guerras, donde no existe la ambición de pasar por encima del otro, donde ya no hay enfermedades, donde no se usará más el petróleo, donde la política será completamente eliminada. Para realizar este cambio sin causar traumas serían necesarios al menos docientos años.

P.: ¿Dios se manifiesta como el átomo de hidrógeno?
G.: No. El Espíritu Santo, es el alma del átomo de hidrógeno, la fuerza pulsante. La energía nuclear es la energía del Espíritu Santo, pero la tienes que saber usar. Tienes que usar la energía nuclear positiva, no la radiactiva. Y nosotros usamos la negativa, la otra cara de la moneda. El Sol es una fuente de energía inagotable, es una continua explosión nuclear. Y si usas la energía no contaminante, no destruyes la vida. La adoras.

P.: ¿La fusión fría es la parte positiva?
G.: Si, absolutamente.

P.: Uno de los mandamientos dice “honrar al padre y a la madre”. ¿Se refiere a los padres o bien al Padre y a la Madre Celeste?
G.: Se refiere a tus padres. Ellos te han dado la vida física y les tienes que honrar porque te han permitido renacer. A pesar de que estén en contra de tus elecciones. Tenemos el derecho a tomar decisiones diferentes de las de nuestros padres porque la vida es nuestra, pero siempre tenemos que honrarles. Pero Jesús también dijo que Él quiere ser amado más “quien no odia a su padre y a su madre, no podrá hacerse mi discípulo”. Y por odiar quiere decir separarse de los afectos. El Cristo quiere que primero le sirvas a Él y luego a tus padres. De hecho no dice que sirvais a vuestros padres, Él dice “tenéis que honrarles pero me tenéis que servir a Mí”. Entonces yo sirvo a Cristo y honro a mis padres.

P.: ¿Dios reside en el centro de la galaxia?
G.: El Espíritu Santo es Dios. Pero no reside en el centro de la galaxia, sino en todos lados. La filosofía de Giordano Bruno, a quien conozco bien, sostiene que en cada punto del universo está el centro del universo. Entonces no hay un centro del universo. Cada punto del infinito es el centro del infinito, porque el universo no tiene ni principio ni fin.

P.: Hace algunos días tuve un sueño. Me encontraba en Pordenone, en mi ciudad y se advertía una conciencia anómala que empujaba a la gente a dirigir su atención al cielo, en dirección a las montañas. En cierto momento aparecieron dos esferas de luz a una altura muy elevada y de un momento a otro se formó una línea de luz. Y de esa línea de luz se desplegó una pantalla donde apareció un mapa de lugares de Italia, en el que estaban indicados los lugares en los que aparecerían señales. Y me nombraron la zona de Maniago, Longarone y Vajont.
G.: Otro tipo de preparación realizada por los extraterrestres para prepararnos al contacto, ocurre a través de sueños y de experiencias astrales. En este caso la preparación es interior. Porque estos seres no están interesados en todos nosotros. Están interesados en ese tipo de personas que tienen una vibración positiva, que tienen un aura positiva, que ponen en práctica acciones positivas en la vida cotidiana y en la sociedad. Y están catalogados. Si llegara a ocurrir algo se los llevarían. Entonces pueden ser budistas, islamitas, cristianos, ateos. Y tienen que tener determinadas cualidades. No es suficiente con ser honestos, o buenos padres de familia. Son todas aquellas personas que de alguna manera, a pesar de ser desconocidas, tienen vibraciones positivas y que participan de algún modo en hacer el bien en pos de la sociedad.

P.: Una noche me despierto y veo a dos seres grises que apuntaban el dedo hacia arriba de la oreja de mi marido que estaba durmiendo. Y percibo que telepáticamente uno le dice al otro que yo no me tendría que haber despertado. Entonces le imploro que no me haga adormecer nuevamente, pero ellos dicen que no es el momento. Y de golpe siento como que me resbalo y no recuerdo nada más. He tenido este tipo de encuentro otras veces.
G.: Evidentemente estaban ayudándole con alguna cosa que podía perjudicarle y la removieron antes de que nazca. Yo sé quienes son estos seres. Tengo una fotografía que jamás he publicado. Que me tomaron durante una conferencia junto a Jaime Maussan en el Teatro Metropolitan de la Ciudad de México, frente a 3.500 personas. Yo tenía 40 grados de fiebre y estaba hablando al público, pero como me estaba por caer del escenario porque estaba destruido por el cansancio y hacía muy poco que había sangrado, un ser de los grises me tomó con sus brazos por la cintura y me sostuvo. Está materializado a medias, pero la cámara fotográfica logró captarlo. De todos modos tenéis que saber que nos siguen constantemente. Ellos nos observan, no nos gobiernan. Pero estos seres nos aman tanto, que si llegáramos a estar en peligro nos sacarían de los problemas. Siempre con la condición de que nuestro corazón esté guiado por el deseo de cumplir con la obra, por hacer el bien. Y a pesar de que a veces cometamos estupideces, nos lo permiten y nos lo perdonan porque somos humanos. Si en cambio ven que estamos arrastrados por el maligno hacia la traición y el odio, hacen el trabajo opuesto y nos llevan hasta la muerte. Porque somos un arma de doble filo. Nos ayudan, nos aman, pero si nosotros no escuchamos la obra del Señor nos eliminan. Ésto es lo que hacen los seres grises.

P.: ¿Entonces el Ángel de la Guarda es un gris?
G.: No. El Ángel de la Guarda en esencia es tu espíritu guía, el ser espiritual que se acerca a ti si eres una iniciada. Pero sólo en ese caso. Y todos vosotros que estáis en el camino espiritual tenéis a alguien que os ayuda. Jesús no hace todo, Él también tiene a sus servidores, a sus ángeles.

P.:  ¿Con qué antelación Antonio Urzi advierte las manifestaciones que él tiene que filmar?
G.: Él lo siente en su interior. Desde niño siente una voz que le llama. Y puede sentirla unos minutos antes, o incluso algunos días antes. Y como no logra comprender si se trata de un minuto o de días, ante la duda se queda allí esperando el momento. Él filma casi siempre en su casa, desde el balcón, desde la ventana, o en el jardín de su casa. Y son visibles a todos, no sólo él ve los objetos. En muchos videos también están los testigos.

P.: ¿Algunas astronaves que filma Urzi son las mismas que filmaba Carlos Díaz?
G.: Si, son los mismos seres. Sólo que Carlos Díaz se dejó condicionar. No es fácil mantener la coherencia y la integridad y no dejarse tomar por el fanatismo y por el éxito.

Se hizo tarde... Como cierre de esta reunión, Massimo, nuestro hermano periodista nos presenta a todos nosotros a Jyn, una joven nacida en Corea del Sur. Soprano de profesión, procedente de la Escuela de Mario del Monaco, hace poco que conoce la experiencia de Giorgio. Es la primera vez que lo encuentra, pero ya desde esta noche siente muy fuerte el deseo de dedicar y honrar esas señales sagradas con un Ave María. Jyn, con una simple sonrisa se pone de pie y nos saluda a todos con una refinada discreción. En pocos instantes una voz divina levanta su vuelo y la atmósfera se vuelve mágica. Es el Ave María de Caccini, una extraordinaria exhibición que concluye la velada en un cúmulo de emociones, reforzando en todos nosotros el deseo de la Santa Madre de amor, de paz y de hermandad. Un homenaje al Maestro, y a nuestros hermanos extraterrestres que nos asisten y nos guían con infinito amor. Porque la música, la más alta e íntima expresión del alma humana, sirve de anillo de unión entre materia y espíritu, entre visible e invisible. Crea armonía, unión, y nos pone en sintonía con el universo. Despierta pasiones y emociones adormecidas, hace nacer nuevas, y nos devuelve a la esencia de la vida. Porque a través de las notas Dios habla al alma del hombre.
 

Sandra De Marco
San Giovanni di Polcenigo (PN)
09 de Julio de 2011

 

DVD - Boletines

mensajes_secretos_es

unalagrima2
 boletineslink

Sitios amigos

220X130_mystery
ban3milenio
ILSICOMOROA
bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo_box

logogranfuniminternational

lavida_box

revelaciones_box

crop_box

 
 
 
 

 

Libros

elretorno

ricagni

derrerum

humanidadtapa

books2
TAPA100
_______________________ASOCIACION CULTURAL UN PUNTO EN EL INFINITO  -  Tel./Fax - (00598) 25071361  -  Montevideo - Uruguay_____________________