Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

martincardosoPor Martín Cardoso

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”
Bertolt Brecht

Dedicado a Giorgio en su 26to Aniversario de portar los Estigmas, y en el Aniversario de su Cumpleaños (2 y 5 de Septiembre de 2015).

La Señal

Desde que era pequeño miraba incansablemente el cielo siempre en busca de alguna señal. Intuitiva e inconscientemente esa búsqueda me acompañó en mi niñez, adolescencia y se intensificó en cada amanecer y atardecer de los albores de mi juventud. Cuando finalmente me recibí y comencé a trabajar a bordo de los buques mercantes, no hubo día que no buscara en el cielo, en el horizonte, en la lejana costa, en el azul eléctrico del océano o en la oscuridad de la noche, en sus estrellas, o en vaya saber donde, en fin, esperaba alguna señal de algo que yo no sabía bien qué.

A veces sí se veían cosas concretas, como en aquel lejano año 1988 en las playas de Santa Cruz y en el estrecho de Magallanes que vi ballenas muertas varadas en la playa, una triste señal que denunciaba ya en ese entonces todas las miserias de una humanidad casi perdida. También recuerdo otra lejana noche en el medio del Atlántico Norte (Agosto de 1989)  cuando al ver el tinte rosado de la Luna producto de un eclipse, se estremeció mi alma al recordar una señal de las profecías… “y la luna se teñirá de sangre”. Días antes había visto una película “La Séptima Señal” donde lo más sorprendente era que pasaban todos los hechos del Apocalipsis de Juan, pero la sociedad seguía sin ver ninguna Señal. Esa noche quedó profundamente grabada en mí.

¿Sería verdad que el Apocalipsis pudiera estar pasando… sin reconocer las señales?, esa pregunta me desvelaba.

Y pensar que, sin saberlo, a los pocos días, más precisamente el 2 de Septiembre de 1989, se produjo en Fátima una Señal y un Milagro que en aquellos años no hubiera podido comprender, como tampoco hubiera podido entender esta Obra tan revolucionaria. Pero al menos muy dormido, soñaba.

Lejos de poder entender, al contrario, en aquellos años vivía una intensa soledad que llevaba a aislarme aun más de una sociedad que en mi fuero íntimo no quería, que no sentía propia pero de la cual no me rebelaba porque “era la fe de mis mayores”, porque “había estudiado y trabajado para ser una pieza de este sistema” que yo no creía ni hipócrita ni mentiroso como es en realidad. Tal vez porque “nunca nada me había faltado” (lo cual agradezco infinitamente al Padre), pero fundamentalmente lo que no me permitía revelarme era el gran engaño que sufría por un lado y la ignorancia por el otro, ya que no conocía la Verdad, esa verdad que sabemos es el camino a la tan soñada y ansiada Libertad.

Mi vida continuaba externamente por un lado, y por otro inmerso en esa búsqueda interior sin entender bien de que se trataba. En ese devenir el Cielo me bendijo con Ana, mi esposa y luego con nuestros hijos Emilia y Ramiro. Fueron cambios tan profundos durante los cuales pude dejar de navegar para empezar así una nueva vida junto a mi familia. Lograr y conseguir trabajo en tierra firme no fue nada fácil ni sencillo pero con la Fe puesta en Dios pude lograrlo con bastante sacrificio de por medio para ser sinceros. Sin embargo, y a pesar de todos los cambios y los años transcurridos, internamente seguía sintiendo la misma soledad de siempre, algo que nadie podía entenderme ya que yo “lo tenía todo” para esta sociedad, nadie pudo comprenderme. Doy fe que una esposa e hijos son verdadera compañía, pero yo no me refería a eso.

Los años transcurrían, mis hijos crecían y también mi esperanza que ellos iban a vivir una vida mejor que la mía, porque a mí “eso que me faltaba” no me dejaba vivir tranquilo.  No obstante esta gran bendición, yo desahuciado desde algún rincón de mi alma continuaba en la búsqueda de una Señal.

Un día del año 2007 intuí que una Señal Viviente llegó a mi vida. Una Señal tan intensa, que confieso, al día de hoy no he logrado iniciarme en su Verdad. Pero la Señal esperada se presentó y con Giorgio llegó él Águila Dorada, La Tribu de los Dos Juanes. Entonces en mi universo todo comenzó a cambiar profunda y definitivamente una vez más.

Confieso también que más de 40 años de resistencia interna no eran suficiente preparación para La Verdad. La cantidad, calidad, volumen, y marcada aceleración de tantos cambios que nos impone el compromiso de intentar acompañar a Giorgio, a todas sus Arcas, a todos y a cada uno de nuestros hermanos, dejaron su huella en mí. Nada fue lineal ni mágico, sino más bien trabado y luchado, sacrificado como la Obra. Y a pesar de haber conocido La Verdad, al empezar a despojarme de cosas propias que ya no pueden acompañarme en este camino, con el correr de los años fui sufriendo una crisis cada vez más difícil de superar al sentir la distancia entre los Valores Crísticos y el “mundo” que yo me había creado para sobrevivir. Y por increíble que parezca todo este relato forma parte de esta crónica. Porque este viaje profundo, hermoso, espiritual y fraterno a Italia comenzó muchos, varios, años atrás. Sin separar todo lo vivido y aprendido aquí en el Arca de Rosario, que valoro y agradezco al Cielo profundamente, este viaje ha sido una nueva invitación al crecimiento, ya que encontrar la Señal que uno sueña es una cosa, pero aprender a caminar a su lado es otra.  

Así me encontró este AD 2015 cuando la Señal en persona me hizo esta hermosa invitación. No podía creerlo, de repente todas las puertas se abrieron y las barreras se derribaron para que pudiera viajar a Sant’Elpidio a Mare con Ani, mi esposa. Y claro, ahora que volví a mi vida usual lo puedo decir, los viajes tienen un valor mágico de experiencias si se las sabe apreciar. Continuar conociendo personas donde sus vidas, sus acciones y su voz son un reflejo del camino buscado, te llevan al menos a intentar imitarlos en algunas cosas.

Ansioso por viajar, con alegría pudimos conseguir que el día de llegada a Italia, al Arca 3, fuera el 27 de Agosto de 2015, una fecha más del aniversario de Eugenio, que a su vez coincidiría con la fecha del cumpleaños de mi Padre, fallecido ya un año atrás. Un día significativo.

La llegada a Roma y el encuentro y abrazo con Oscar que nos fue a buscar para acompañarnos, fue el comienzo de unos días donde la Obra comenzó a desplegar su magia sobre nosotros. El bus que tomamos hizo una parada en el camino que cuando le pregunté a Oscar dónde estábamos, cerca de qué localidad, con sorpresa escuché: cerca de L’Aquila. Y pensé que de alguna manera el Águila siempre está cerca de nuestras vidas. Ya se había cruzado un ave muy parecida de las Pampas en el camino de Rosario -nuestra ciudad- hacia el Aeropuerto de Ezeiza-Buenos Aires, luego de una fuerte tormenta que casi hizo suspender nuestro vuelo. Verla me tranquilizó en su momento.

Más tarde viajando a La Verna y a Gubbio tuvimos otra señal con Marco y con Tino, que contaré más adelante. Me gustan las Águilas, las amo.

Mara nos esperaba en la parada del Bus de Sant’Elpidio para llevarnos al Arca, que lindo abrazo al encontrarnos, para mí era como abrazarme con todos los hermanos de todas las Arcas del mundo, ese es el respeto que siento por Mara, es una cuestión de honor.

Llegar al Arca 3 fue un sueño hecho realidad, tanta historia, la encina… Carmén, María José, Vanesa, Eleonora, Stefano, Lara, Pier Giorgio, Susy, María Eugenia y Georgina fueron quienes nos recibieron primero, perdón si me olvido de alguien. Luego de compartir unos instantes nos fuimos a la casa de las Mellis y Carmen en ese casco medieval de sueño que es Sant’Elpidio a Mare, donde por supuesto fuimos atendidos cálidamente tanto por ellas como por María Eugenia, quien está viviendo ahí.

A partir de allí comenzamos a vivir una sucesión increíble de hechos y acontecimientos que humildemente quiero agradecer tanto a Giorgio como a cada una de las personas con quienes hemos compartido momentos tan intensos, por enseñarnos un profundo y sincero amor a Ani y a mí.    

El sábado 29 de agosto era un día muy especial, Giorgio y todos los hermanos que fueron con él tendrían esa enorme experiencia en Piazza Armerina-Sicilia. Una vez llegados al Arca 3 y antes de escucharlo a Giorgio que hablaría con todas las Arcas, me puse a ayudar a armar las carpas que serían usadas tanto para los días 5 y 6 de Septiembre. Conocí a muchos hermanos y realmente fue divertido por la buena disposición que tenían todos, recuerdo especialmente la picardía de Flavio Ciucani quien con sus observaciones y comentarios nos hacía reír a todos.

La experiencia vivida en Piazza Armerina, que Giorgio nos contó esa misma tarde es ampliamente conocida por todos, creo que otra Señal trascendental sacudió a la Obra y a nuestras vidas, una Señal fuertísima. Que Giorgio haya sentido el Llamado de Nuestra Madre del Cielo para visitarla en la casa de una vidente y su hermano donde Ella se manifiesta a través de las Lágrimas de Sangre, justo en el Corazón de Sicilia donde nació también el padre de Giorgio, y haber recibido personalmente esas Gotas de Sangre en su chaleco, seguro que es un Signo manifestado por Nuestra Madre para Antimafia, la Obra, algo que algún día conmoverá a Sicilia y al Mundo, si no nos hemos dado cuenta ya de todo lo que pasa y sucede. Además de los signos recibidos por Sonia Alea, Sonia Tabita y Antonella que seguro guardarán un profundo significado para ellas y para nosotros también.

No puedo pasar por alto el regalo que recibimos Ani y yo, entre muchos, cuando Eleonora, Stefano, Vanesa, Georgina, Carmen y Maria Eugenia nos llevaron ese Domingo a la playa del Monte Conero, un lugar hermoso, pleno de Sol y con aguas tranquilas y transparentes. Un hermoso domingo de Sol, que pareció no apagarse ya que esa noche cenamos en la casa de Mara juntos con Juan Alberto, Alejandra, Jorge y Pili recién llegados a Sant’Elpidio, donde crecía nuestra alegría al encontrarnos con Sonia Alea, Sonia Tabita, Aaron, Barbara y Giovanni. Lo conocimos a Mauro que nos sorprendió con su calidez, y por supuesto Oscar estaba como siempre al servicio de todos, no dejándonos ayudarlo nunca. Una cena alegre y fraterna que se extendió hasta la madrugada.

El lunes 31 y el martes 1º de Sep. nos encontraron en el Arca 3 en el medio de una febril actividad por los días venideros y con los hermanos de toda Italia que recién comenzaban a llegar a Sant’Elpidio para compartir lo que serían unos días inolvidables. No quiero dejar de mencionar a mis amigos Karim y Jamil con quienes compartimos la hospitalidad de las Mellis y Carmen en su casa, jóvenes de la edad de mis hijos que me agradaron por su fuerza ante la injusticia, su inteligencia y educación. Emocionan los Jóvenes en las Arcas. Sentí una gran alegría e identificación también.

 Miércoles 2 de Septiembre AD 2015 - ¡Gracias por Existir!

Yo no sabía que el 2 de Septiembre es considerado el comienzo de un nuevo ciclo en Europa. Aquí en Sudamérica es muy distinto, casi todo es distinto. Conocer este pequeño detalle me dio algunas respuestas internas, esas que en realidad llevan mucho tiempo madurar y comprender, pero saber la razón del hecho fue muy significativo para mí. Tan significativo como creer que el Cristo hace nuevas todas las cosas.

Ahora que escribo y quiero contarles, siento que no encuentro palabras para expresar la importancia del momento vivido, solo un detalle y un reconocimiento: recuerdo que ese día me detuve en el ejemplo que nos da Lorella con su vida, su cariño, sencillez, alegría y sacrificio por el prójimo. No era la primera vez que lo pensaba, pero siendo un aniversario del día 2 de Septiembre cobraba otra dimensión.

Como cobró una significación especial la Comunión de esa noche y el Mensaje de Giorgio donde nombró a cada uno de los hermanos de la Obra en el 26º Aniversario de portar los Estigmas de Nuestro Señor Jesús-Cristo tras la Pasión Real del Gólgota.

Personalmente creo que Giorgio estaba contento esa noche, podía ver atrás en su camino de sacrificio y esfuerzos todos los hermanos que lo acompañaron durante tantos años, en las buenas y en las malas. Creo que por unos instantes pudo saborear todo lo ganado, a pesar de todo lo que quedó en el camino, y todo lo duro que tiene que venir. Disculpen mi ignorancia, son simples pensamientos.

Igual creo que fueron unos instantes que nuestra Madre Celeste regaló a Giorgio. Y un regalo hermoso para quienes tuvimos el Honor de estar presentes esa noche. Otro ciclo se renovó en la Obra y tal vez en cada uno de nosotros, el tiempo será testigo.

Pensando en lo que es transcendente, creo que la Comunión de ese día lleva en nosotros una llama encendida y renovada en el Cáliz Viviente de la Comunión Crística. Una llama que se alimenta y responde solo cuando actuamos con convicción y vocación de servicio por el prójimo.

Jueves 3 de Septiembre AD 2015 - ¡Aylan Amor Mío!

Difícil y triste de explicar el lacerante dolor sufrido por Giorgio este día donde el Padre nos mostró una vez más el rostro del anti-Cristo y sus secuaces, tal vez el silencio de muchas almas. El mensaje escrito por Giorgio “Han matado a Dios” es claro, demasiado claro, escrito desde el dolor del Universo. Yo recuerdo también las palabras de Erika. Creo que ella representó el sentir de todos los hermanos de las Arcas. Gracias Giorgio por resistir lo que nosotros no podríamos ni empezar, sé que a pesar del horror que viviste -porque ese día pude estar a tu lado-, no dejaste nunca de ofrecernos a todos nosotros tu mejor amistad, respeto y cariño, como solo los grandes saben hacerlo en los momentos difíciles. Valores que son un tesoro para todos los Aylan que sufren y han sufrido la injusticia en carne propia.    

Viernes 4 de Septiembre AD 2015 – Viaje a Monasterio Cistercience/ La Santa Casa de Loreto,  y cumpleaños de las Mellis Varini.

El viernes 4 de septiembre fue otro día donde todos los hermanos desplegaron su usual energía, buen humor, autos y medios para que pudiéramos viajar y conocer.  Con Flavio como guía partimos Alejandra, Juan Alberto, Pili, Jorge, Ornella, Fermín, Diego, Maria Eugenia, Antonella, Ani y yo rumbo a la Abadía de Chiaravalle de Fiastra. Sobria y con un pasado rico en historia y fe, es un honor haber encontrado el Espíritu Benedictino presente allí, que nos regaló la alegría de un cálido almuerzo en tan bonito lugar. De allí partimos a la mágica Loreto, donde la expectativa de encontrarnos con “La Santa Casa di Loreto” y la Virgen de esta advocación, Patrona de los Aviadores del mundo, nos daba la certeza que nunca nada fue casual y que como luego escuché decir a Giorgio, la presencia de La Virgen y la Casa en Loreto eran otra Señal más del Cielo para nuestra Obra. El Cielo habla en Loreto a quien quiera escuchar sobre la Realidad Extraterrestre en una forma tan clara como tan explícita en las pinturas de la Capilla construida alrededor de La Casa Santa, donde se pueden ver claramente pintadas las naves de los Ángeles de ayer, Extraterrestres de hoy. Agradezco profundamente a Flavio habernos relatado la historia con la pasión que lo hace cuando la Madre Celeste es la Protagonista de nuestra Reunión y Unión.

La vuelta fue tan alegre como la ida, con el “condimento” que a los viajeros nos estaban esperando las Mellis Varini en su casa para festejar su cumpleaños esa noche. Rodeados de amigos y hermanos de la Obra pasamos una cálida y fraterna reunión donde no faltaron las tradicionales e inmejorables pizzas “Da Lino”.  

Sábado 5 de Septiembre AD 2015 – Conferencia en Hotel Royal-Fermo y Cumpleaños de Giorgio.

Recuerdo que ese día amaneció con una lluvia torrencial, lo sentí como una señal.

Al mediodía se materializó la llegada de casi todos los hermanos de Italia en el Arca 3. Almorzamos allí rápidamente para luego movilizarnos al Hotel Royal de Fermo, donde se llevaría a cabo una nueva conferencia para anunciar y preparar el Camino del Retorno de Nuestro Señor Jesús-Cristo.

Una vez comenzada, recuerdo las palabras de Mara en defensa de los Niños y la vida, el hermoso testimonio de Sonia de Marco de su muy reciente viaje a Paraguay y Salta-Argentina donde representando a Funima International derramó todo su amor y consolación a los niños que tanto Omar e Hilda en Paraguay como Ramón en Salta-Argentina, junto a tantos hermanos y hermanas, tratan de darles un futuro entre la desolación de un sistema que los discrimina, otra clara señal de un tiempo áspero y heroico a la vez.

Recuerdo también la hermosa exposición de Flavio Chiucani enseñándonos el camino de nuestra amada Virgen María como anunciadora del Retorno de su Hijo y como Ella delegó en Giorgio esta delicada Misión desde el 2 de Septiembre de 1989 acompañándolo fiel y denodadamente, hecho que en sí mismo no deja de maravillarme.

Luego Pier Giorgio nos mostró el mismo camino Celeste de la Dama Vestida de Sol que nos enseño Flavio desde las Escrituras, Arte e Iconografía Cristiana, pero desde los Códices dejados por las antiguas civilizaciones Sumeria, Asiria, Egipcia y su sincretismo Cristiano, que aliado a las actuales Señales Celestes a través de los Círculos del Trigo, manifiestan ya la presencia invisible y el próximo retorno visible de Nuestro Maestro y Señor Jesús-Cristo junto a su Madre y sus Ángeles.

A continuación fue como si La Madre, una vez más, le dio la palabra a Giorgio quien, portando la Sangre de Cristo nos habló en representación de Él intentando sintonizar a las almas presentes con sus enseñanzas y con la acción a favor de la vida, y ganarnos así la oportunidad de esperar a Nuestro Señor con las manos firmes en el arado. Las preguntas del numeroso público asistente al finalizar la Reunión pusieron en evidencia que las Almas que acuden a Giorgio son hermanos que intentan acercarse a la Verdad, hermanos que se esfuerzan en despertar a la Verdad.

De vuelta en el Arca 3, se sentía muy fuerte la Alegría que teníamos más de doscientos hermanos y hermanas por estar y festejar con Giorgio su cumpleaños. Creo que el Cielo nos hizo un regalo a todos, no sé cómo expresarlo pero las carpas y mesas armadas fueron testigos de otro momento mágico de la Obra. Con Ani nos sentamos y compartimos la mesa juntos con Paola y Gilberto de Buia con quienes enseguida sentimos una fuerte afinidad y amistad como si nos hubiésemos conocido desde siempre, un poco más allá Valter (a quién tuve el honor de conocer en Paraguay) y prácticamente toda el Arca de Pordenone era un canto a la vida al igual que en todas las mesas y personas presentes, todos muy vitales y divertidos.

Giorgio volvió a nombrarnos a todos porque creo que era la manera de abrazarnos a cada una de las Almas que él cuida personalmente. Las canciones de Tino no solo me gustaron sino que me emocionaron, como me emocionó la presencia de cada uno de los allí presentes, yo debería nombrarlos a todos quienes estuvieron presentes, porque todos forman parte de este recuerdo y sentimiento, perdón por no hacerlo.

Hay algo que es personal, como es personal este relato, y que quiero rescatar: el culto a la amistad que se han brindado Giorgio, Manu, Enzo y Tino, quienes se conocieron de niños o casi adolescentes, inclusive antes de entrar a la Obra, y la forma en que mantienen inalterable ese vínculo más allá de las distancias, dificultades, venciendo todos los obstáculos y respetándola siempre. Es un hermoso ejemplo de vida. Yo lo pude ver en todos esos días y quiero honrar a la Amistad con estas palabras.

Domingo 6 Sep. AD 2015 – Esfera de Luz en forma de Corazón y Reunión Espiritual con Giorgio y Hermanos de toda Italia.

Otro día muy especial. Apenas llegados al Arca con Ani, y ni siquiera habiendo terminado de saludar a todos los hermanos, escuchamos que Antonio y Marco estaban filmando una nave cerca de la Encina. Ani se quedó ayudando en la cocina como siempre lo hacía, yo con menos compromiso en cambio me fui hasta la Encina donde pude ser testigo a simple vista de la Esfera de Luz suspendida en el Cielo para que Antonio y Marco la filmaran. La hermosa sorpresa (y mensaje pienso) fue que Antonio nos mostró con su cámara la imagen ampliada de la Nave y lo que a simple vista parecía una esfera era en realidad un Corazón de Luz que nos regalaban los Seres Angélicos, otra clara Señal del Cielo a la Tierra. Una experiencia maravillosa que nos envolvió a todos de una hermosa energía.

Al almuerzo siguió la Reunión Espiritual que fue matizada con las actuaciones de los Niños de la Obra que desplegaron toda su picardía, espontaneidad, amor a la vida y gracia, de manera de reforzar el clima fraterno presente. Sonia Tabita y las niñas de Our Voice también nos regalaron sus canciones y actuación. Testimonios de Antonio y Simona, palabras y testimonios de Enzo Ranieri. La figura de Eugenio Siragusa siempre presente y las palabras de Giorgio transmitidas por skype a todas las Arcas de todo el mundo enseñándonos qué nos pide el Cristo en estos momentos, hicieron que cada uno de los presentes compartiera un día Crístico en la Tierra. Creo que en su momento no tomé plena consciencia de la gran Bendición repartida por el Cielo a través de Giorgio para nosotros en ese día.

Lunes 7 Sep. Viaje al Monte La Verna y Arca de Gubbio. El camino de los Estigmas (I)     

Un día que comenzó con un heroico Sol alumbrándonos y bendiciéndonos para otra jornada tan intensa como las ya vividas. Desde la casa de Giorgio partimos 4 autos conducidos por Tino, Flavio, Enzo y Marco con destino a Gubbio. Con Ani compartimos el Auto de Tino y Nena junto a su hijo Simeone quien nos sorprendió por su madurez y caballerosidad a pesar de su corta edad. Conocerlos en mayor detalle a través de nuestras charlas ha sido otra experiencia inolvidable. Una breve parada en Gubbio para coordinar con los hermanos de esa hermosa Arca nuestra recepción más tarde fue increíblemente otro momento de espontánea alegría. Rápidamente partimos de allí para el Santuario Franciscano del monte La Verna, lugar donde San Francisco recibió sus Estigmas. Un fresco aire nos recibió a los 15 hermanos y hermanas que a partir de ese momento comenzamos a sentir una experiencia tanto personal como colectiva a la vez, una sintonía de menor a mayor, de gran sensibilidad, al menos para quién escribe.

Algo que yo definiría como “el Espíritu de la Obra” nos acompañó en cada paso, cada palabra, en cada piedra recorrida, en cada recuerdo de San Francisco. Como por ejemplo en la piedra-gruta donde solía dormir, en la gruta donde recibió sus Estigmas, como en la ladera de la montaña donde el demonio lo tentó a tirarse, teniéndose que ir con las manos vacías ante la resistencia del Santo Hermano. La imponente naturaleza por un lado y la Señal de los Estigmas, que permanece inalterable para quién pueda mirar con el corazón, estuvieron presente entre nosotros.       

Con una caricia en el alma nos subimos a los autos para emprender el retorno a Gubbio. Pasando una pequeña localidad muy bella que se encuentra cerca del monte, donde la ruta que circulábamos atraviesa un bosque, pude ver claramente un Águila volando que cruzó nuestro camino a sólo un par de metros por encima del suelo! exclamé con sorpresa y Tino que venía concentrado en el camino pudo verla como desaparecía entre los árboles. El lugar donde se cruzó y su tamaño me llamaron la atención, igual que su fuerte color marrón-rojizo. No salía de mi asombro y a pesar de haber hablado con Tino, a la primera parada en una estación de servicio aproveché la oportunidad para comentar lo sucedido. Recuerdo que Marco nos dijo que él creía que era una Señal, que los hermanos del Espacio se manifiestan con señales para decir que están siempre presente, y también coincidimos con Marco que cuando íbamos para Gubbio desde Sant’Elpidio, un Halcón cruzó la caravana de autos en la autopista, los dos vimos el hermoso y rápido andar de esta ave que ya de por sí sola había sido un regalo a la vista.

Una vez en la hermosa ciudad de Gubbio, fuimos primero a la parte más alta de la montaña donde se encuentra la Basílica de San Ubaldo, la alegría reinante nos permitió pasar otro momento de fraternidad y a la vez aprender la historia de una ciudad y su santo Patrono que a través de sus milagros dejó viva una tradición iniciática para quien pueda ver y escuchar.

Saliendo de la Basílica vivimos otro fuerte momento con el Sello de los Dos Juanes. Marco nos mostró el lugar exacto donde él primero, y luego con Francesca tuvieron un contacto directo con una nave de luz a modo de respuesta y Señal ante un pedido de él. Perdón Marco si no cuento exactamente lo sucedido, no lo anoté en su momento, pero sí quiero reflejar el Espíritu de tus experiencias. Hablando de espíritu, el que estaba presente era el de Eugenio Sigarusa. Ya que Marco y Francesca conocieron e ingresaron a la Obra a través de Eugenio, de sus enseñanzas, de su espíritu. Cuanta emoción al recordarlo.

En seguida bajamos a la ciudad y fuimos directamente a la estatua de San Francisco y el Lobo.  Tino nos contó que el rostro de Francesco le fue bajado en una visión al artista, o sea que estábamos apreciando el verdadero rostro del hermano Francesco. En frente en una plaza Marco nos mostró el lugar exacto donde Francesco se encontró con el lobo y lo domesticó, llegando a un acuerdo con él si se arrepentía de su conducta y aceptaba amigablemente el alimento que los habitantes de la ciudad le iban a dar a cambio de no matar más ninguna mascota o animal de granja de nadie, hecho que venía haciendo con un instinto zagas y asesino. El lobo le pidió perdón y vivió en libertad pero sin atacar a nadie más, alimentándose de lo que le ofrecían. Una bella historia.

Visitamos una pequeña y hermosa capilla ubicada a metros de ese lugar y nos fuimos a la hermosa y joven, como sus integrantes, Arca de Gubbio. La calidez y fraternidad allí presente era increíble. Un pequeño hecho, no pudiendo con mi genio acompañe a Marco a darle de comer a su lobo que ha criado de pequeño. Qué hermoso ejemplar. Estar en Gubbio y haber conocido y poder tocar un lobo de verdad es otra experiencia más que no puedo dejar de contar. De vuelta la exquisita cena y hermosa energía reinante tuvo como corolario las palabras de Enzo, Tino y Flavio sobre Eugenio y su legado en la Obra. Para quienes hemos entrado en una etapa casi final si se le puede llamar así y muy operativa, es un regalo muy grande haber escuchado las experiencias vividas por quienes interpretaron tanto a Eugenio en su momento como a Giorgio en su etapa posterior y actual a la vez. Los testimonios escuchados no fueron ninguna casualidad, sino al contrario grandes enseñanzas. Era tan lindo el momento que a pesar de la hora y el pendiente viaje de regreso, nadie se quería volver. Como dije al principio: un día pleno de Sol.

La emotiva despedida con cada uno de los integrantes del Arca fue un sello de amistad, la vuelta a Sant’Elpidio a Mare tranquila y segura.

Martes 8 Sep. Viaje a San Giovanni Rotondo y Santo Padre Pío. El camino de los Estigmas (II)     

Otro día de sol radiante nos recibe, y al igual que la jornada anterior, nos reunimos debajo de la casa de Giorgio a tomar un rápido expreso previo a la partida. Nos encontrábamos Enzo y su familia quienes junto con Oxana seguirían viaje directo a Sicilia luego de recorrer San Giovanni Rotondo, y en otro auto Tino nos llevaría a Alejandra, Juan Alberto Ani y a mí. Sonia y Mara nos despidieron con mucha alegría deseándonos buen viaje, cosa que efectivamente el Cielo nos regalaría.

Conseguir estacionamiento en la ciudad que albergó al Padre Pío durante tantos años no fue tarea sencilla, San Giovanni Rotondo atrae muchas personas por razones obvias, de las cuales me llevé la impresión que algunas almas llegan con ideas que pueden diferir largamente con la naturaleza de un guerrero de Dios que ha recibido los Estigmas de Cristo. De todas maneras mi apreciación no quiere ser un juicio, no tengo derecho a hacerlo, no soy quién para hacerlo.  Sólo quiero contar el impacto sufrido al ver la Fe mercantilizada, que es la impresión primaria que sentí.  Pero por otro lado sentí lo verdadero, lo importante: estar en un hermoso viaje acompañado de hermanos de la Obra que me hacían sentir muy bien y que me permitieron así sentir la verdadera naturaleza rodea al Padre Pío. Ellos nos condujeron y nos mostraron a Ani y a mí todos los lugares donde vivió, confesó, atendió a quienes acudían a su Fe y donde también realizó milagros el Padre Pio. Hubo dos momentos muy especiales de ese recorrido: cuando nos encontramos al pié del crucifijo donde el Santo Padre Pio recibió los Estigmas, y cuando nos encontramos al pié de otro crucifijo donde años atrás otros hermanos de la Obra vivieron una experiencia mística en ese mismo lugar, son momentos que se comparten y sienten con el corazón.

Al despedirnos de Enzo, su hermosa esposa, su hijo y Oxana quienes se volvían a Sicilia, en medio de la gran alegría reinante por todos los momentos que habíamos vivido junto a Giorgio, amigos y hermanos en el Arca todos los días previos, que sumados a estos dos días de viajes nos habían hermanado aún más, recuerdo que Enzo dijo una frase que no olvidaré nunca en mi vida y trataré de llevar como un estandarte interior cuando necesite sacar fuerzas para seguir adelante. Al despedirse Enzo nos dijo: El Proyecto del Padre para nuestras Vidas es viajar, estar juntos, conocer, compartir, aprender, crecer, vivir en comunión. Cosas que doy fe que viví. Enzo continuó y dijo que en el mundo vivimos así por las malas elecciones cometidas como humanidad, por no haber elegido al Cristo, pero que a nosotros nos habían mostrado lo que realmente quiere El Padre para nuestras vidas. Fueron palabras muy profundas llenas de Sol. Gracias, muchas gracias.   

Nos volvimos luego con Tino, Juan Alberto, Alejandra y Ani tan contentos en nuestro interior, que la alegre cena que compartimos antes de llegar a Sant’Elpidio a Mare fue seguro consecuencia de la magia de esta Obra.

Los días siguientes no fueron otra cosa que acrecentar todas las experiencias que he contado, compartir las magistrales charlas de Pier Giorgio Caria, quien con extrema paciencia se ha dedicado todas las veces que lo hemos buscado a enseñarnos las verdades que los hermanos del espacio le han enseñado a él, es otra experiencia que agradezco profundamente.

El que busca encuentra y este ha sido un verdadero viaje de búsqueda y encuentro. Emotivo, muy emotivo por cierto.  

Un viaje que me deja una reflexión, una enseñanza tantas veces escuchada pero pocas veces practicada: que se pasa de la búsqueda individual de una Señal a un camino transitado con hermanos sólo cuando se comprende que se aprende con el prójimo y por el prójimo.

Un viaje donde encontré los Estigmas y todas las obras que han producido por el sacrificio de su sangre, demasiado para mí.

Al igual que Ani yo les envío un abrazo fraterno y les doy las gracias a Giorgio, a todos los hermanos de las Arcas de Italia y de todas las Arcas en este mundo.

Martín Cardoso
Arca Lily Mariposa
Rosario, Santa Fe, Argentina.

15 de Diciembre de 2015

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139